entradas en '' categoría

¿Cómo ganar el corazón del otro?

Pregunta: ¿Cómo puedo ganar el corazón de la otra persona? 

Respuesta: Con amor. Al hacer cosas que al otro le gustan, si ella lo vale. 

Pregunta: Es decir, necesito evaluarla y después invertir tanto como sea posible en ella con la intención de amarla ¿cuáles son las características de este amor? ¿cómo se puede describir? 

Respuesta: Es otorgamiento. Amar es sentir los deseos y necesidades de otros y haces todo para satisfacerlas. 

Pregunta: ¿Se puede llamar fenómeno espiritual? 

Respuesta: No, no necesariamente. Pues, si lo haces para satisfacer los deseos egoístas del otro, es llamado amor corporal. 

Pregunta: ¿Puede existir un amor superior, espiritual entre el hombre y la mujer? 

Respuesta: En este caso, ya no existe la relación hombre/mujer entre ellos, sino una relación entre dador y receptor.
[281850]
De Kabtv “Cabalá exprés” 12/abr/21 

Material relacionado:
Cuando no hay satisfacción interna
Hombre y mujer – complementación mutua
«Hombre» y «mujer» en términos cabalísticos

Huye mirando hacia atrás

Baal HaSulam, Shamati 3: Que tengamos el mérito de recibir Su luz y seguir los caminos del Creador y servirle no para recibir recompensa sino para dar contento al Creador… ¿de quién debe ser el deseo: nuestro, del Creador o el deseo común o ambos juntos?

El deseo de la luz superior determina lo que queremos. Elevamos la plegaria desde abajo en nuestro propio deseo, para despertar del deseo desde arriba. Y nos conectamos a través de nuestros deseos, de manera que desde el estado de separación podemos, ambos regresar a la conexión, a la revelación. 

Así, cuando dice: “Qué se haga el deseo” significa no sólo que carecemos del deseo de aferrarnos al Creador, sino que necesitamos despertar el deseo de la fuerza superior para que actúe en nosotros. 

Se dice: “Haz tu deseo como Su deseo”. Es decir, necesitamos despertar un gran deseo entre nosotros para revelar al Creador, acercarnos y fusionarnos con Él. Y así, al dirigirnos a Él, despertamos el deseo desde arriba. 

Si el deseo de arriba es despertado. Quiere decir que nuestro deseo es correcto y está preparado para conectarse con el Creador. Si aún no puedo conectarme con el Creador porque no brilla una luz superior especial que contribuya a la conexión, quiere decir que mi deseo aún no despierta lo suficiente el deseo del Creador. 

El Creador despierta nuestro deseo un poco y quiere que nosotros lo despertemos a Él. Y decimos que Él se oculta y quiere que corramos detrás de Él. El Creador es como un ciervo que huye y constantemente mira hacia atrás, corroborando que el que le persigue no se retrase.  

Por eso, si el deseo de acercarse al Creador despierta en el hombre, es obvio que el Creador fue el primero en despertar. No fuimos nosotros los que despertamos al Creador, sino Él quien nos despertó. Si sufrimos porque aún  no nos reunimos con Él, quiere decir que Él sufrió antes que nosotros y muchas veces más, al grado que Su altura que lo abarca todo es más elevada que nuestro grado privado, roto. 

Por eso, debes siempre orar: “Que haya el deseo de que tengamos el honor de recibir Su luz, caminar en los caminos del Creador y elevar la Shejiná del polvo, es decir, despertar las almas y ser honrados con fusionarnos con el Creador, de manera que el Creador pueda revelarse a Sí mismo ante sus creaciones”. Queremos que el Creador sea revelado a todas las almas mientras se unen y le traen contento a Él.
[281936]
De la lección diaria de Cabalá 5/may/21, “Correr tras la Shejiná

Material relacionado:
La primera revelación del Creador
¿Cómo podemos despertar al Creador?
¿Dónde buscar al Creador?

Un representante de todos los seres creados

Debo sentir dolor porque no puedo dar al Creador el lugar para revelarse a los seres creados y darles placer. Tanto como considero a la fuerza superior más importante que a mí mismo, a mi ego y me preocupo más por ella que por mí mismo, esto determina la medida de mi dolor de que no hago mi trabajo. 

Debo sentir que soy representante de todos los seres creados y que cada uno lo es. Pues cada uno tiene una conexión especial con el Creador, por su raíz única en el alma y nada puede reemplazarla. Por eso, debo pensar en cómo dar contento al Creador, cómo puedo conectar al Creador con todos los seres creados a través de mí, primero con la decena y después de la decena con toda el alma común, con la Shejiná, para que el Creador se revele a Sí mismo en todas las almas y disfrute. 

Ese es el trabajo de cada uno, nadie más puede hacerlo. Si lamenta el sufrimiento que le está causando a la Shejiná, más tarde puede compartir su alegría.
[281940]
De la lección diaria de Cabalá 5/may/21, “Correr tras la Shejiná

Material relacionado:
La alegría es una señal de Otorgamiento
Ve a través de la decena
Entrar en la sensación del alma común

El exilio es un llamado a la redención

¿Cómo podemos avanzar desde nuestro estado en el que estamos desconectados del mundo superior espiritual, de la verdadera realidad? Pues, vivimos en una especie de cápsula, atrapados dentro de nuestro deseo egoísta, como el gusano que vive dentro de una manzana podrida. 

Pero cualquier estado que es menos que la revelación del Creador que llena toda la realidad nos es dado para elevarnos al estado de plena revelación de la fuerza superior dentro y alrededor de nosotros. 

Por eso, el exilio es un llamado a la redención. El Creador deliberadamente nos da esos estados, donde no sentimos nada bueno, todo lo sentimos oscuro, desagradable, incomprensible, confuso, es decir, negativo. Todo para hacernos avanzar o no lo haríamos. 

Estamos en el nivel animal y cuando la bestia se siente bien, no quiere nada más. La bestia no puede desear nada más allá de sus límites, porque este mundo gira en torno a comida, sexo, familia, dinero, honor y conocimiento. Esos deseos pertenecen al nivel animal, en el nivel humano el hombre sueña con llegar a ser como el Creador. 

Por eso, necesitamos reunir fuerza para elevarnos por encima del nivel animal. Si sientes el sabor del exilio en el trabajo, es decir, si te sientes separado del Creador, quieres alcanzarlo y conocerlo, quiere salir del exilio. Y debes creer que en cualquier lugar en el que estás, la Shejiná está contigo, es decir, el Creador está cerca. 

La Shejiná me da el sabor del exilio. Justo ahora cuando siento que caigo y estoy lejos del Creador, el Creador parece que me dice; “¡Mira dónde estás! Puedes acercarte a Mí”. El Creador da el sabor del exilio a quien quiere acercar a Él. 

Por eso, no debes tratar la sensación de exilio con desdén ni enojarte con el Creador por esos estados. Al contrario, debemos agradecerle por despertarnos y mostrarnos la distancia que nos separa de Él. 

Es necesario saborear el exilio antes de la liberación. Antes de que el Creador aparezca, debe existir la sensación de que Él hace falta. Cada momento de tu vida debe estar dirigido a la búsqueda de la fuerza superior: “¿Dónde está el Creador en el ocultamiento que ahora siento? ¿dónde puede Él revelarse en mi vida, en mi mundo? Pues, el Creador es cercano a mí, pero sólo el lado posterior está dirigido a mí. 

Resulta que no hay altos y bajos y todo es el juego del Creador. Esto es lo que hacemos con los bebés cuando les enseñamos a caminar, los ponemos en el suelo frente a nosotros y damos un paso atrás. Y el bebé llora de miedo hasta que da un paso hacia adelante. Luego retrocedemos una vez más y él llora incluso más. Le parece que está a punto de caer en nuestros brazos y una vez más nos alejamos. Y él piensa que somos crueles y que lo abandonamos. 

Así le enseñamos a dar sus primeros pasos, hasta que aprende a caminar y felizmente corre a reunirse con nosotros. Lo mismo nos sucede con el Creador, de acuerdo al mismo ejemplo.
[281843]
De la lección diaria de Cabalá 3/may/21, “Correr tras la Shejiná

Material relacionado:
Exilio y redención
Exilio del amor
Rendición, división, mitigación

¿Qué elegirás: vida o muerte?

Todos somos fragmentos de la ruptura del alma común. No observes los cuerpos; observa los deseos que están en el interior. Dentro de cada uno está una parte del deseo de Adam HaRishón, de la vasija única completa. Para restaurar esta vasija, necesitamos conectar nuestros deseos: el mío, el tuyo, de todos nosotros, de toda la humanidad. 

¿Lo queremos? Desde luego que no. Aunque, es importante entender que de otra forma, no saldremos de problemas. La pandemia no terminará, la humanidad enfrentará problemas muy grandes que no nos abandonarán hasta que entendamos que necesitamos corregir nuestra conexión

Los problemas nos golpearán en todas direcciones y entenderemos que sólo nuestra buena conexión puede corregir todo. Pero no vamos a querer la conexión y se desatará la guerra de Gog y Magog entre nuestro ego que no quiere conexión y el deber de conectarnos o no tendremos nada bueno, ningún éxito nada ni siquiera en sobrevivir. 

Así la gente entenderá que el abismo del ego se encuentran porque prefiere morir a conectarse con los demás. Odio a este hombre tanto que no puedo tomar de él la medicina que salvará mi vida. Él me da la medicina, pero él es mi enemigo. Entonces le doy la espalda sin tomar la cura y muero. 

Aun así, tengo una elección: sobreponerme a mi odio y acercarme a él con amor y reconocer que quiere ayudarme, tomo esta medicina y mejoro. Cuando estamos conectados, podemos ir juntos con una tercera persona, después una cuarta y así convencer a todos de recibir esta poción de vida. 

Pero, es extremadamente difícil. El orgullo que despierta en cada uno lo mata y no puede hacerlo. Hasta después de caer al suelo. Como Rabí Hiya alegó en El libro del Zóhar: “Polvo, polvo, qué obstinado eres” y anularte tu mismo hasta cero, puedes gradualmente salir de problemas. No hay otro camino ¡Necesitamos correcciones! 

Todo es opuesto a nuestra naturaleza, es imposible hacerlo solo, necesitas trabajar en la decena. Cada decena está bajo la influencia de los amigos, eso nos permite elevarnos por encima de nuestros cálculos personales y tener una actitud común. 

Será fácil elegir si constantemente llegas y no lo recuerdas sólo una vez a la semana. Si sigo pensando que debo hacerlo no importa lo desagradable y odioso que sea, me acostumbro a la idea, a esas conversaciones. El hábito se convierte en segunda naturaleza; todo depende de que intentemos regresar al pensamiento correcto. 

Incluso si el pensamiento es desagradable o indeseable, no hay elección, lo intento una y otra vez. De pronto noto que al regresar constantemente al estado en el que no quería escuchar, comienzo a percibirlo en manera opuesta ¿cómo puede ser? Solía odiarlo de forma terrible, lo rechazaba completamente y ahora no. 

El enemigo se vuelve parte de mi vida. Lo odiaba, lo alejaba de mí, no quería verlo ni escucharlo, simplemente me ponía furioso. De pronto se vuelve parte integral de la imagen. Aún está en mi contra, pero sin él, la imagen estaría incompleta. 

Luego descubro que realmente necesito esa parte. Eso me enseña a trabajar tanto con el odio como con el amor, con fuerzas opuestas y vemos que hay lugar para todo. 

Esto es opuesto a la forma de nuestro mundo, donde cada país intenta derrotar y destruir a su vecino. No entienden que nunca tendrán éxito, porque nuestro desarrollo no va en esta dirección, sino a asegurar que todo tenga un lugar.
[281755]
De la lección diaria de Cabalá 2/may/21 “Persiguiendo la Shejiná

Material relacionado:
Vida y muerte, parte 3
Vida y muerte, parte 4
Vida y muerte, parte 8

El misterio de la unidad de lo masculino y lo femenino, parte 2

Dos fuerzas de la naturaleza, masculina y femenina

Todo nuestro mundo, los niveles inanimado, vegetal, animal y principalmente el humano es un gran ego.

Todos los elementos de la naturaleza y su unidad en organismos vivos, en los niveles inanimado, vegetal o animal, operan de acuerdo con un solo principio: tomar la mayor cantidad de lo que les beneficia y separar la mayor cantidad de lo que no les es necesario, lo que no les conviene ni les gusta. Este es el ego puro, el plan de la creación, de la naturaleza, que está dentro de nosotros y nos maneja.

¿Podemos manejarlo nosotros? De hecho, no podemos. En nuestro estado somos marionetas atadas a una cuerda y nos manejan. En cada uno, el programa egoísta con el que actuamos, al parecer, está impreso. Pensamos que somos independientes, pero en realidad, la fuerza de la naturaleza nos maneja. Nos gira de izquierda a derecha y de derecha a izquierda, como quiere y cuando quiere, según sus vectores y seguimos el plan sin ni siquiera imaginar que estamos controlados. En realidad, existimos en esta naturaleza egoísta como elementos totalmente manejados por ella.

Cuando, en el hombre, surge la pregunta «para qué vivo» pareciera un error en el programa de la naturaleza, un mal funcionamiento. ¿Cómo puede ser que, de pronto, una persona totalmente manejada se pregunte: “¿Qué soy? ¿para qué y cómo vivo?

Pero es la misma naturaleza la que nos despierta y nos da esta pregunta y la que nos da un poco de libre albedrío para que nos preguntemos por nuestro destino.

No es un asunto sencillo. Esta pregunta surge en pocos, pero en el proceso de nuestro desarrollo egoísta, cada vez más gente se hace esa pregunta.

Básicamente, es la única pregunta que nos da la naturaleza, para que nos interese el plan de nuestras acciones y el desarrollo, de nuestra vida: “¿Para qué? ¿por qué? ¿qué estamos haciendo?

¿Lo hacemos instintivamente o de algún modo, podemos cambiar nuestras acciones o al menos, evaluar de manera crítica, de dónde provienen esos pensamientos? «

En ese momento, el hombre se convierte en ser humano. Más tarde, comprende que es manejado, que no lo quiere y que la guía que la naturaleza le designó es mala y dañina, que necesita hacer algo al respecto. En términos generales, el desarrollo espiritual del hombre, en realidad comienza con la pregunta: “¿Cuál es el significado de mi vida? ¿para qué vivo?

Parece una pregunta deprimente, pero de hecho es crucial, pues, en realidad a partir de ese estado comienza a explorar: “¿Qué me maneja? ¿con qué propósito? ¿estoy de acuerdo o no? Quiero comprender la fuente de mi control. No estoy de acuerdo y quiero actuar de forma diferente, vivir de otra manera. Quiero ascender por encima de la fuente de mi control, por encima de esa fuerza. No estoy de acuerdo en que me esclavice».

Cuando el hombre comienza a explorarse, llega a los libros adecuados. En términos generales, a la sabiduría de la Cabalá. A veces puede encontrar primero libros de psicología, pero si sigue investigando, ciertamente llegará a la sabiduría de la Cabalá.

Se vuelve claro que está controlado por una fuerza superior, la naturaleza, el Creador, que en realidad es lo mismo. Quiere saber a dónde lo lleva el Creador, para qué vive y cómo lo maneja esta fuerza.

Comienza a comprender que, aparentemente, es manejada por dos fuerzas, la fuerza positiva y la fuerza negativa, él, en realidad es neutral. Incluso su egoísmo típico, el deseo de disfrutar, no es suyo, sino de la guía de arriba.

Es decir, es un cuerpo totalmente neutral, que recibe influencia de una fuerza egoísta, por un lado, que lo obliga a actuar de cierta manera y por otro lado, también puede existir una fuerza altruista que está en constante contraste con él.

En general, comienza a explorarse a sí mismo.

La fuerza egoísta negativa que existe en cada objeto de la naturaleza, incluido el hombre, la fuerza que absorbe, succiona todo para sí, consume y recibe, la llamamos fuerza femenina. La fuerza positiva que otorga, da y satisface se llama fuerza masculina, Creador. Resulta que la naturaleza nos divide en dos partes.

Pero esto no tiene nada que ver con hombres y mujeres de nuestro mundo. Aquí somos totalmente idénticos en el sentido egoísta. De hecho, sólo la fuerza negativa opera en nosotros, la fuerza positiva es necesaria sólo para desarrollar aún más la fuerza negativa en nosotros.

Pregunta: ¿La pregunta sobre el sentido de la vida a la que llegamos, es pregunta femenina en nosotros?

Respuesta: No, cuando sientes vacío llegas a cierto punto y comprende que toda tu vida es totalmente inútil, que no tiene valor, son meras acciones mecánicas y empiezas a preguntarte: “¿Por qué y para qué? » Aunque esta acción viene de la fuerza negativa, ya pertenece a la fuerza positiva.

Una partícula del Creador comienza a hablar en ti, una partícula del atributo de otorgamiento y en ella, ya existe la resistencia entre las dos fuerzas.
[247105]
De Kabtv «Fundamentos de Cabalá» 3/mar/19

Material relacionado:
Hombre y mujer, unidad de los opuestos
La naturaleza del hombre y la mujer
«Hombre» y «mujer» en términos cabalísticos

¿Qué corregir dentro de ti mismo?

Pregunta: ¿Qué debe corregir el hombre dentro de sí mismo? 

Respuesta: Su actitud hacia los otros, nada más. 

Comentario: Pero si le dices a cualquiera, justo ahora, “eres egoísta”, dirá, “Bueno, está bien, hay peores”. 

Mi respuesta: Naturalmente. 

Pregunta: O sea, ¿aún tiene que revelar su naturaleza? 

Respuesta: Para esto es la sabiduría de la Cabalá. De otro modo siempre te justificarás. 

No tenemos a dónde ir. Existimos en un estado muy desagradable, Estoy muy feliz por eso, porque es un trampolín para elevar a la humanidad a lo espiritual, desde cualquier tipo de lo material. 

Vivimos en un tiempo muy interesante. Si pudiéramos dejar que todos sepan, lo más rápido posible, que hay un método para nuestra corrección, veremos un mundo completamente diferente.
[281635]
De Kabtv “Close-up” 19/ago/09

Material relacionado:
Una vida nueva #312 – Actitudes y cambio de actitud
Por qué el alma requiere de corrección
Mitzvot (mandamientos) – La corrección de los deseos

Beneficios del método de corrección

Pregunta: ¿Qué tiene de especial el método cabalista de corrección? 

Respuesta: Nos revela nuestra naturaleza, lo que ella requiere de nosotros y cómo podemos ser felices si la enfrentamos y aprendemos sus leyes reales

No pondremos nuestra mano en el fuego, no tropezaremos en terreno parejo, no actuaremos de tal modo que en una par de años recibiremos otro golpe de ella y nos quedaremos sin agua, comida o aire respirable, nos mostrará sus leyes

La ciencia de la Cabalá es el método para revelar al Creador. Y el Creador es la naturaleza. En Gematria (valor numérico) la palabra “Elokim” (Creador) es igual a “Teva” (naturaleza). El Creador y la naturaleza son uno y lo mismo. 

Cabalá nos revela todas las leyes generales que operan en nuestro mundo y por encima de él. Si las reconocemos, inevitablemente haremos lo correcto. Necesitamos conocer con claridad las leyes de la naturaleza y no nos equivocaremos. Cabalá nos da esta oportunidad.
[281695]
De Kabtv “Close-up” 19/ago/19

Material relacionado:
Método de corrección, parte 3
Señal de que debemos compartir el método de corrección
Método de corrección, parte 7

Formación de la conciencia

Pregunta: Cuando rompo con mi «yo» y me integro en el grupo, ¿es el «nosotros» mi nueva identidad o aún permanece un «yo» expandido?

Respuesta: «Nosotros» es «yo», sólo en el siguiente grado. Cuando asciendes al siguiente nivel, el «nosotros» que se convierte en «yo», se vuelve un «nosotros» aún mayor. Así es todo el tiempo.

Pregunta: Es decir, Cabalá es la ciencia de la expansión. En este caso, ¿podemos identificar las etapas de planificación y creación de la conciencia, en el libro de texto principal, digamos, en Estudio de las diez Sefirot? ¿podría nombrarlos?

Respuesta: En primer lugar, estudiamos cómo se creó el entorno, cómo, de ese entorno, se separó la estructura interna de la que emergió la conciencia.

El entorno son los cinco mundos, los cinco filtros. En el centro de este entorno hay una manifestación de conciencia, que nace por sí misma. La llamamos Adam. Esta conciencia absorbe todo el entorno, se conecta con él a través de la cualidad de otorgamiento, de forma natural e instintiva. Esto se llama «Adam antes de la destrucción».

Luego vino la ruptura de la estructura de Adam. Al mismo tiempo, todas las cualidades de la naturaleza superior que se hizo añicos, las cualidades de otorgamiento, entran en cada partícula del deseo general en su forma opuesta, egoísta. Esta es la base para el desarrollo del deseo egoísta y su transformación en su opuesto, deseo altruista.
[281592]
De Kabtv «Encuentros con Cabalá» 29/mar/19

Material relacionado:
«Ven y ve» tu nuevo yo
Elevándose por encima de la conciencia
La responsabilidad del hombre de reconstruir la sociedad

Lección diaria de Cabalá – 9/may/21

Preparación para la lección
Video: Reproducir ahora   Audio: Reproducir ahora

Lección sobre  «Intención antes de estudiar Talmud Eser Sefirot»
Video: Reproducir ahora   Audio: Reproducir ahora

Destacados seleccionados
Video: Reproducir ahora   Audio: Reproducir ahora