“¿Cuál puede ser la solución al conflicto palestino-israelí?” (Quora)

Dr.Michael LaitmanMichael Laitman, en Quora: “¿Cuál puede ser la solución a conflicto palestino-israelí?

La actual crisis Israel-Palestina es otro capítulo en el antiguo conflicto que data de nuestros primeros esfuerzos por reestablecer el Estado judío. 

En breve, nosotros tenemos la llave para terminar esta crisis. Nuestra unidad o división hace la diferencia en que nuestros enemigos disminuyan sus ataques o se levanten contra nosotros. También, nuestro grado de unidad o división se refleja en el grado en el que nuestros enemigos se calman o estallan.*

¿Por qué es nuestra unidad el factor definitivo en este conflicto? 

Porque la unidad y específicamente la unidad por encima de la división, marca nuestra cualidad única y lo que nos hizo, hace 4,000 años en la antigua Babilonia, el pueblo judío. Cuando Babilonia tuvo una crisis de división social, con conflictos y odio que desgarraron la antigua sociedad Babilonia, Abraham -sacerdote babilonio que descubrió el camino para unirnos por encima de las crecientes divisiones, es decir, llegar a la revelación de la fuerza única de amor y otorgamiento que existe en la realidad, por encima del creciente ego- comenzó a enseñar abiertamente este camino que descubrió al que quisiera aprender. 

Dado que la división en la sociedad se sintió como el problema principal, muchos se unieron alrededor de Abraham e implementaron el método que él enseñó. Siguieron hasta descubrir la fuerza única de unidad y amor, por encima de los impulsos de división, al hacerlo, fueron conocidos como “pueblo de Israel”. La palabra viene de “Yashar Kel”, que significa “directo a Dios”, es decir, directo a la fuerza única de amor que llena la realidad. Más tarde, este grupo llegó a ser conocido como judíos (del hebrero Yehudí “judío”, viene de “unido” [yihudí] [Yaarot Devash, parte 2, Drush 2]). 

Por eso, la nación judía fue fundada con razones ideológicas. Los habitantes de la antigua Babilonia que sintieron la presión de la división y el odio de la época, se reunieron bajo la guía de Abraham y eventualmente, se unieron por encima de sus impulsos de división. Al hacerlo, fueron conocidos como “luz para las naciones”. Es decir, su alcance de la fuerza de unidad de la naturaleza, por encima del ego humano, que causa toda la división y los problemas en la sociedad y afecta positivamente a todas “las naciones”, es decir, toda la humanidad. Una masa crítica uniéndose en amor por encima de las diferencias y divisiones propaga amor, unidad, cuidado mutuo, apoyo e impulso por todo la humanidad en general. Y cuando todos sienten esta fuerza de unidad que los conecta, se sienten más felices, llenos de confianza, fortaleza y calidez y veneran a la fuente que les trae esas sensaciones. 

Como sucedió entonces, así es hoy, pero en una escala global mucho más grande. 

El ego humano, la división, conflictos y odio están a la alza y provocan crisis en todos los niveles. Por ejemplo, la escalada en Israel y Palestina llega durante un periodo de tiroteos masivos en Estados Unidos, que se están volviendo casi tan comunes como el desayuno, a pesar de las cada vez mayores conexiones tecnológicas y económicas en el mundo, nos sentimos más aislados, estresados, deprimidos, vacíos y ansiosos que nunca. Mientras más tenemos estos sentimientos y fenómenos negativos en la vida, más sensaciones de descontento hacia el pueblo de Israel salen a la superficie. 

Si los judíos funcionan de acuerdo a la inclinación original que nos unió, más llevaremos esa fuerza de unidad positiva hacia el mundo y habrá una reacción positiva de parte del mundo. Si, sin embargo, como es el caso en este momento, fracasamos en ir hacia la unidad, obstruimos esa fuerza positiva, no llega a la humanidad y el odio natural se agita en contra de nosotros para urgirnos para que nos unamos. Mi esperanza es que despertemos y veamos nuestro destino de unirnos, antes de que sea tarde, al hacerlo nos ahorramos a nosotros y a la humanidad, mucho dolor y tragedias. 

No tenemos ni la menor idea de lo que resultaría al calibrar nuestra actitud de unidad. La actual crisis Israel-Palestina se calmaría y también las crisis que abarcan niveles personales, sociales, económicos y ecológicos en la humanidad, disminuirían. La explotación, manipulación, odio y abuso rampantes en la humanidad se invertirán hacia sus formas positivas de apoyo mutuo, consideración, aliento, amor y cuidado. 

Por eso, hago tanto esfuerzo en propagar el mensaje de la necesidad de la unidad judía, porque implementarla o ignorarla determinan si la humanidad seguirá el camino de desarrollo armónico y unidad o si seguirá en declive por el actual camino de división. 

Para más información sobre este tema ve mi libro, La elección judía: Unidad o antisemitismo, Hechos históricos sobre el antisemitismo como reflexión sobre la desunión social entre judíos

Escrito/editado por estudiantes del cabalista Dr. Michael Laitman

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: