«¿Cuáles son los límites de la IA?» (Quora)

Dr. Michael LaitmanMichael Laitman, en Quora: «¿Cuáles son los límites  de la IA?»

La IA podrá hacer mucho, pero su límite final es que nunca podrá ser como el ser humano en desarrollo. Es imposible, porque hay una fuerza mayor de la naturaleza que está por encima de nosotros los humanos, esa fuerza nos creó y no se puede programar. La IA nunca podría darse cuenta del nivel de esa fuerza superior, porque requeriría cierta conexión con ella de la que carece la IA. La conexión con la fuerza superior es un punto que existe en el hombre y viene de esa fuente. Este punto se llama «parte de la Divinidad desde arriba».

 

Este punto es un pequeño deseo, entre todos nuestros deseos, conectado a la naturaleza altruista superior, de amor y otorgamiento. No podemos programar la tecnología para desarrollar estas cualidades, del mismo modo que no podemos programar los deseos. Lo único que podemos programar son acciones que se derivan de esos deseos, pero no los deseos en sí.

Los programadores que trabajan con IA explican que podemos construir sistemas inteligentes que aprenden y se desarrollan con el tiempo, volviéndose mucho más inteligentes de lo que los construimos inicialmente. Sin embargo, existe una limitación que la IA nunca podrá cruzar: nunca se volverá verdaderamente sensible y sentimental. Podría hacer acciones que aparentemente la harían volverse sensible y sentimental, pero nunca podrá sentir realmente, porque el sentimiento pertenece al deseo.

La tecnología no puede sentir ni hacerse sentir. Podría simular sentimientos, pero los verdaderos sentimientos la esquivarían. Por eso, la IA seguirá siendo robótica. Su cerebro y sus reacciones tienen el potencial de ser un billón de veces más inteligente y más útil que el hombre. La gente, sin embargo, acabará en la cima, siempre y cuando no programemos la IA para acabar con nosotros.

Para asegurar un futuro mejor para nosotros, tendremos que entender que la inteligencia artificial y otras nuevas tecnologías no importan. Lo que importa es el desarrollo del alma. Al desarrollar el punto dentro de nosotros que tiene el potencial de parecerse a la fuerza superior de amor, otorgamiento y conexión, desarrollamos algo que es verdaderamente único y que tiene el poder de mejorar, exaltar e incluso mejorar nuestra vida.

La naturaleza siempre será más grande que cualquier IA u otra tecnología que podamos crear. Cuando aprendemos que la naturaleza, la fuerza de amor, otorgamiento y conexión, no tiene interés en que nos aficionemos a la IA, sólo tiene una demanda para nosotros: que nos volvamos similares a ella y que entendamos la armonía total, la felicidad, paz, confianza y amor que proviene de nuestro logro, al ser parecidos a ella.

Escrito/editado por estudiantes del cabalista, doctor Michael Laitman.

Foto de Andrea De Santis en Unsplash.

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: