El gran juego de la naturaleza

Comentario: Ahora en nuestra generación, simultáneamente con el vacío, existe una aspiración por algo de lo que aún no se está consciente. Como dijo Baal HaSulam, resulta que todo es un juego, como en la parábola del esclavo. 

Mi respuesta: Por supuesto, es un gran juego de la naturaleza o del Creador. La naturaleza y el Creador son uno y lo mismo. 

Como resultado, todos nos reiremos de lo que sucedió, de la misma manera en que nos reímos de nosotros mismos cuando éramos niños, crecimos, nos confundimos, jugamos, caímos, desensamblamos, y volvimos a ensamblar algo, sin saber qué ni cómo. Pero gracias a esa farsa, durante muchos años de desarrollo, nos volvimos adultos. Nunca sabemos lo que hacemos. 

Observa al niño pequeño ¿sabe algo? Pero todo el tiempo intenta algo. En principio, nuestro desarrollo es incomprensible. Así debe ser ¡Es lo interesante! 

¿Cómo puedo entender de antemano mi siguiente estado si es más desarrollado que el presente? En un día o en un minuto o en un año debo ser mejor, más alto, más fuerte que ahora; es decir, debo estar más desarrollado. 

¿Cómo puedo entenderlo ahora? Con mi mente, ¡no puedo! ¿Cómo puedo lograrlo? Justo con ese movimiento desordenado y difuso. 

A nosotros nos parece desordenado, porque con nuestro cerebro no nos damos cuenta que existe un orden magnífico, una armonía superior, una armonía de un nivel superior, pero aún no lo entendemos. Me parece totalmente falta de sentido. Observamos a los niños: “¡Esto es bizarro! ¡Mira lo que hacen!”

Recientemente observé a mi nieto. Por media ahora caminó y juntaba bellotas bajo los árboles, después las dispersaba, después las juntaba una vez más y las dispersaba una vez más. 

¡Bueno, reunelas una vez más y eso es todo! No. Su naturaleza lo dirige todo el tiempo, los impulsa hacia esas interesantes acciones.
[282043]
De Kabtv “El poder de El Libro del Zóhar” #13

Material relacionado:
Jugar en todos los niveles de la Naturaleza
Una nueva vida #413 – El juego de la vida: “Verás tu mundo durante tu existencia”
El hábito se convierte en segunda naturaleza

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: