El largo camino a Jerusalén

Cabalá afirma que cada objeto aquí abajo en este mundo corresponde a la raíz superior en el mundo espiritual. La Jerusalén espiritual es el punto de conexión entre el deseo egoísta del hombre en necesidad de corrección y el deseo de otorgar de la fuerza superior, el Creador. Por lo tanto, es llamada la ciudad perfecta, la ciudad de la paz. 

Justo como una persona que va a Jerusalén no se puede considerar que está en esta ciudad, incluso si ya viajó el 80% del camino, así si quiere lograr la corrección, la revelación del Creador, una sensación del mundo espiritual, pasa por muchos diferentes estados, hasta que finalmente llega al último estado, el estado de entrar a Jerusalén, a un lugar cercano al Monte del Templo. Así puede decir que está en el corazón de Jerusalén. 

Esto nos muestra que necesitamos aplicar mucho esfuerzo en nuestra vida para lograr la revelación de la Shejiná, el Creador, la fuerza espiritual superior y sólo en el último estado finalmente llegamos. Esto simboliza el camino a Jerusalén, que puede ser muy largo, miles de años, muchos kilómetros, pero al final llegaremos a la meta. 

A Baal HaSulam le desagradaba la Jerusalén moderna y la llamaba lugar de Klipot. Pero en el futuro, Jerusalén debe convertirse en una ciudad sagrada. 

Rabash también era crítico de Jerusalén, como un lugar donde todas las religiones del mundo, todas las corrientes, disturbios y odio mutuo colisionaban. Esperemos que este rostro temporal de Jerusalén pronto cambie. 

Por lo tanto, la actitud hacia Jerusalén depende de, de cuál ciudad hablamos: la Jerusalén material o la espiritual, la de hoy o la que debe elevarse en el futuro. 

Yo nací muy lejos de Jerusalén. Mi abuelo, que era un hombre muy religioso, me contaba muchas cosas acerca de esta ciudad con gran emoción. Yo sólo tenía seis o siete años, pero sentía entusiasmo por llegar ahí y conectarse con este lugar. Incluso sólo hablar, era un placer enorme para él. Pero él nació en el exilio y murió en el exilio, sin haber visto nunca Jerusalén. 

Cuando inmigré a Israel y fui por primera vez a Jerusalén, entré por la puerta de la ciudad antigua, sentí que él me acompañaba y estaba realizando el sueño de mi abuelo. Fue muy emocionante. 

Esperemos que Jerusalén recupere su título como “Ciudad Perfecta” y revelaremos al Creador a las criaturas en ella, de maneras que “todos lo conozcan a Él desde los pequeños hasta los viejos” dado que “Mi casa será llamada la casa de oración para todas las naciones”. Pienso que el tiempo se acerca. 

El Libro del Zóhar nos dice que Jerusalén es como un corazón en el organismo común, por lo tanto, el mundo no puede existir sin ella, justo como es imposible vivir sin el corazón, Jerusalén es el centro de la toda la realidad material y espiritual, la base de toda la creación. 

Espero mucho que veamos cómo las diez cualidades espirituales serán combinadas con el deseo material en este lugar. Cuando esta conexión tenga lugar, es decir, lleguen a la equivalencia en el punto de conexión, nuestro mundo recibirá nutrición, alimento con fuerzas y satisfacción desde el mundo superior. Esto afectará todas las religiones y creencias y todos llegarán al estado del cual está dicho: “Mi casa será llamada la casa de oración para todas las naciones”.
[282117]
De Kabtv “La Paz” 27/abr/21

Material relacionado:
Jerusalén – El corazón del mundo
Jerusalén—La capital de la humanidad unida
Ynet: «¿Cómo construir Jerusalén si hay una ruina en nuestro corazón?»

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta