El misterio de la unidad de lo masculino y lo femenino, parte 6

Aprender a controlar el ego 

Pregunta: ¿Cómo recomienda Cabalá resolver nuestras contradicciones? 

Respuesta: La naturaleza no quiere resolver las contradicciones, sino en realidad, justo lo opuesto, quiere ponernos en tales conflictos y contradicciones que no podamos resolver y, o nos destruimos mutuamente o ascenderemos al siguiente nivel de la naturaleza. 

La naturaleza nos presiona de manera muy clara, sistemática y seria y nos muestra que no podremos seguir existiendo de forma egoístas. Nuestro ego nos maneja y no es en nuestro beneficio. Debemos aprender a manejarlo. 

El Creador, nos creó egoístas y maneja nuestro destino y aparentemente dice: “Es tiempo de que abandonen el nido. Quiero que se organicen ustedes mismos, que estén a cargo de su propia vida, su propio destino. Deben controlar su ego, les doy la oportunidad. Para hacerlo, deben restaurar la conexión conmigo porque Yo soy la conexión positiva y ustedes deben controlar el ego con ayuda de esta conexión”. 

¿Qué significa controlar el ego? Restringirlo, trabajar con él, no para que despierte deseos en nosotros, sino con un propósito. Es decir, que a partir de este momento, quiero avanzar de manera que pueda manejarme a mí mismo. No que el Creador me maneje, sino que yo debo manejarme. 

Cada uno puede imaginar lo que es dejar el hogar paterno. Llega un tiempo en que abandonamos a nuestros padres y gradualmente comenzamos nuestra vida. Toma tiempo. Por una parte queremos ser libres, pero por otra, es bueno cuando nuestros padres nos cuidan. 

Por eso, abandonar a los padres no es placentero: nos vamos y dejamos la ciudad, vamos a la universidad, nos unimos al ejército o algo más sucede en nuestra vida. Pero hablando en general, es un cambio radical. 

Por esta razón, el Creador aparentemente dice, “ya crecieron, se alejaron, ahora necesitan comenzar a trabajar en ustedes mismos de forma independiente”. Este trabajo es llamado el trabajo del Creador cuando podemos tomar del Creador las dos fuerzas que nos controlan, la fuerza egoísta y la fuerza altruista y manejarnos nosotros mismos con dos riendas. 

Pero ¿qué significa manejarnos nosotros mismos? Supongamos que me siento en un carruaje sosteniendo las riendas y está un caballo frente a mí (mi ego) y lo controlo. El ser humano en mí controla a la bestia en mí. Desafortunadamente, no tengo demasiado éxito. Lo olvido, en realidad no lo quiero. 

En principio, el Creador nos lleva ahí. Verás, el hombre es este concepto en que quiero ascender por encima de la bestia y asemejarme al Creador.
[247233]
De Kabtv “Fundamentos de Cabalá” 3/mar/19

Material relacionado:
El misterio de la unidad de lo masculino y femenino, parte 5
El misterio de la unidad de lo masculino y femenino, parte 4
El misterio de la unidad de lo masculino y lo femenino, parte 2

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta