El misterio de la unidad de lo masculino y lo femenino, parte 8

Entre más y menos

Pregunta: ¿Hasta qué punto podemos medir los elementos, masculino y femenino, de acuerdo con nuestro avance en el mundo espiritual? ¿se pueden eliminar un poco las diferencias?

Respuesta: No. Ninguna de las diferencias entre nosotros puede eliminarse. Serán cada vez más prominentes y cada vez más polarizadas. Pero en la medida en que se alejen más, podremos analizarlas, compararlas y examinarlas correctamente e integrar una mayor carga entre ellas. 

Imagina que hay un más y un menos y hay un motor entre ellos. Si hay 5 voltios, es un motor pequeño. Pero si hay 500 voltios, ya es un motor potente. Debemos entender que el voltaje entre la parte masculina y la parte femenina en la humanidad seguirá creciendo.

La mujer exigirá cada vez más lo que se merece y será justa, mientras que el hombre intentará escapar de la responsabilidad como niño y se equivocará. Pero eventualmente, la naturaleza  nos obligará a usarnos correctamente para que activemos una carga óptima entre nosotros y el motor de la creación comenzará a operar correctamente, sobre nosotros y sobre toda la humanidad.

Así que no creas que nos acercaremos más unos a otros. De hecho, avanzaremos hacia una estratificación y división aún mayores.

Hoy ya no vemos que la mujer se rebele y exija igualdad de derechos en el trabajo, aunque aún no se ha logrado y de momento hay poca representación de mujeres en reuniones, en el gobierno, etc., pronto no sólo cederemos ante ellas, les daremos igualdad de oportunidades.

Porque comprenderemos a la naturaleza, reconoceremos que no puede haber más sin menos ni menos sin más. Por eso, constantemente debemos aspirar al equilibrio entre la parte masculina y femenina, no solo físicamente en el lugar de trabajo, sino en todos los sentidos, en general.

Pronto verán mujeres en profesiones donde nunca ha habido mujeres. Se adaptarán a esas profesiones y se las arreglarán tan bien como los hombres. No debemos ver hacia atrás.

Simplemente necesitamos entender que esta es la dirección de nuestro avance. Así que preparémonos. Simplemente tenemos que ofrecer igualdad de oportunidades. Lo principal es tener cooperación mutua y adecuada, desde la perspectiva de la naturaleza: qué carga y qué motor podemos activar entre nosotros para que funcione correctamente, para que pueda estar en contacto con una mujer sin provocar un cortocircuito y no haya una explosión entre el más y el menos.

La cooperación mutua correcta deberá estar bajo una buena carga. Aún tenemos que aprenderlo. ¿Cómo? ¿qué carga puede haber aquí? Puede que sea demasiado, pero la única carga que puede haber es la revelación del Creador, Su alcance. Cuando hombre y mujer trabajan juntos y correctamente, comienzan a alcanzar al Creador entre ellos. A esto se reduce el principio de nuestro desarrollo, nuestra fuente y su causa.

La gente que entiende hacia dónde nos dirigimos, deben alegrarse por los grandes pasos que estamos dando y porque comenzamos a revelar la necesidad de la participación de las mujeres en todos los aspectos de la vida. Esto es realmente necesario sólo para comenzar a adaptarnos al espacio espiritual.

Así como el Creador nos creó en el descenso, con nuestra conexión, en el ascenso, lo construimos a Él, lo definimos entre nosotros. Será la única forma en la que Lo sentiremos.
[247492]
De Kabtv «Fundamentos de Cabalá» 3/mar/19

Material relacionado:
El misterio de la unificación de lo masculino y femenino, parte 7
El misterio de la unificación de lo masculino y femenino, parte 6
El misterio de la unificación de lo masculino y femenino, parte 5

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta