“¿El mundo espiritual es real?”( Quora)

Michael Laitman, en Quora: “¿El mundo espiritual es real?” 

En los pasados 3,500 años, han sido escritos unos cuantos cientos de libros, acerca del mundo espiritual por grandes cabalistas que lo investigaron y lo descubrieron. 

En esos libros, encontrarás que necesitas cambiar tú mismo para que puedas percibir y sentir el mundo espiritual, aprender a expandirlo y penetrar más profundo en él. 

La sabiduría de la Cabalá nos enseña a abrir nuestra mente y corazón para percibir el mundo espiritual. Es similar a ver un estereograma, donde necesitamos desenfocar nuestra visión para ver la imagen oculta. Cuando nos concentramos en la imagen, parece como si sólo hubieran líneas. Pero, en un instante, en el momento en que nos desenfocamos y dispersamos nuestra visión, aparece una imagen tridimensional. 

La sabiduría de la Cabalá nos enseña a desenfocarnos y dispersar nuestros cinco sentidos para enfocarnos en el nivel interior de la realidad. Entramos en contacto con una imagen del mundo, más allá de las fronteras que lo limitan en este momento y entramos en la percepción y sensación del mundo espiritual.  

El mundo espiritual que llegamos a percibir es inexplicable para el que aún está por alcanzarlo. Lo que, el que lo alcanza puede hacer es enseñar -de acuerdo a textos y método dejado por los cabalistas- cómo desenfocar el mundo corporal y enfocarnos en el mundo espiritual. Si nos aplicamos en ese método, entraremos a la percepción y sensación del mundo espiritual. 

El mundo espiritual se divide en cinco mundos espirituales, llamados Adam Kadmon, Atzilut, Beriá, Yetzirá y Assiyá. Nuestro mundo está debajo de los mundos espirituales y no se cuenta entre ellos. Los cinco mundos espirituales están compuestos de 125 niveles. Son omnipresentes, pero no podemos sentirlos ni verlos con los sentidos innatos. Podemos, sin embargo, buscar revelarlos y al hacerlo, recibir su influencia. 

La diferencia clave entre nuestro mundo corporal y el mundo espiritual es que, en nuestro mundo, percibimos de forma egoísta y el mundo espiritual funcionan leyes altruistas. En última instancia, nuestro propósito, estando en este mundo, es descubrir el mundo espiritual, para desenfocar nuestros enfoque egoísta de la vida y enfocarnos en las leyes altruistas, opuestas a nuestro mundo. Por eso, la esencia de la transformación por la que pasamos al descubrir el mundo espiritual es un cambio de egoísmo a altruismo, de recibir a dar, de división a unidad, preocupación por uno mismo a preocupación por otros y de odio a amor. 

En correspondencia, el mandamiento “Ama a tu prójimo como a ti mismo” (Levítico 19:18) no simplemente describe la necesidad de tener relaciones placenteras entre nosotros en este mundo. En su lugar, es la ley general del mundo espiritual. Si queremos sentirla, necesitamos intentar practicar esa actitud hacia el mundo y es más fácil decirlo que hacerlo. En realidad, sólo es posible si entramos en un entorno de apoyo con amigos con la misma mentalidad, que comparten el anhelo común de descubrir el mundo espiritual y que están dispuestos a aplicarse a esa ley. 

Por eso, la clave para desenfocar nuestra percepción y sensación en nuestro mundo corporal y enfocarla en el mundo espiritual omnipresente es reunirnos en un entorno de apoyo de personas con la misma mentalidad que tengan actitudes positivas mutuas para alcanzar el mundo espiritual. Con el tiempo, sentiremos que una niebla aparente se retira de nuestro alrededor y un nuevo mundo oculto aparece más y más.  

El método de Cabalá guía nuestra transformación, de vivir sólo en el mundo corporal a percibir y sentir el mundo espiritual. Al mismo tiempo, el cabalista no puede describir el mundo espiritual a alguien que no lo ha alcanzado, porque carece del modelo interno para percibir o incluso imaginar los objetos y fenómenos espirituales descritos. En nuestro mundo, nacemos con modelos que hacen posible sentir el mundo espiritual. Son, sin embargo, incompletos, pero podemos aplicarnos en su alcance. Por ejemplo, los bebés recién nacidos no ven al instante, pero gradualmente comienzan a ver. Esos modelos se formulan gradualmente en nosotros mientras nuestras sensaciones se desarrollan. Esta es la razón de la palabra “Cabalá” que se extiende de la palabra “Lekabel” (“recibir”), es decir, a través de aplicarnos en su metodología, gradualmente recibimos la percepción y sensación del mundo espiritual. 

Video disponible en inglés

Basado en la lección virtual de Cabalá el 20/mar/16

Escrito/editado por estudiantes del cabalista Dr. Michael Laitman

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta