Levántate del polvo

236.01Zóhar para todos, VaYikra, ítem 80: ¿Quién vio la gloria de la reina en ese momento y las peticiones del rey hacia ella? Finalmente, el rey la tomó en sus brazos, la levantó y la llevó a su palacio. Y le juró que nunca volvería a separarse de ella y que nunca estaría lejos de ella.

La reina es la reunión de las almas. Toma ambas manos, es decir, por las líneas derecha e izquierda, por las cualidades egoístas y altruistas, por todo lo que hay en nuestra alma.

Pregunta: Para hacerlo, ¿necesitamos ser llevados al estado de polvo?

Respuesta: ¡Es correcto! Hasta que podamos convertirnos en Sus socios, igualaremos la grandeza del Creador. Porque la diferencia en los estados de conexión total con Él y desconexión total de Él, es necesaria y debe permanecer en nosotros. Ahí sentiremos todas sus cualidades, todo su poder y se convertirán en nuestros.

Pregunta: ¿La gente debe aprender que es necesario alcanzar el estado de «en el polvo» para revelar la fuerza superior?

Respuesta: No depende de nosotros. Puede que lo sepa o no, pero llegaremos de todos modos.

Comentario: Suena pesimista.

Mi respuesta: No. Si sé de antemano que pronto surgirá en mí un estado de desconexión y me sentiré mal, pero ese estado es bueno y al sentirlo, me elevaré a lo mejor, la luz, al infinito, la eternidad, la perfección y armonía, será un placer para mí.

Pregunta: Cuando estoy en el polvo, ¿entiendo lo que me sucede?

Respuesta: Si te preparas, sí. Para hacerlo, necesitas leer libros cabalistas. Tienen todo lo necesario para la preparación.

El hecho es que no somos una sola persona la que está frente al Creador. Estamos deliberadamente separados y estamos en diferentes estados. Por eso, apoyándonos adecuadamente unos a otros, podemos conectar nuestra mente y sentimientos, de tal modo que, incluso antes de la caída física, al darnos cuenta de antemano, no la necesitaremos en absoluto.

No estamos obligados a estar físicamente en estado de total impotencia y descomposición. Basta con darnos cuenta y sentirlo internamente. Es decir, ahora, como persona normal en esta vida, puedo invocar la manifestación del Creador que me dé la máxima distancia de Él. Por eso, se crearon dos mundos: el espiritual y el material.

Existimos en un cuerpo, en un volumen físico que no cambia. No le pasa nada, para que en nuestra alma podamos sentir el estado más bajo posible, la distancia del Creador y llevar una vida ordinaria, no tumbados físicamente en el polvo y rebajándonos a un estado comatoso, sino mentalmente, con comprensión, sentirlo dentro de nosotros mismos. Y luego, normal y razonablemente, sintiendo, sabiendo y midiendo todo, comenzaremos a elevarnos de este estado.
[282544]
De Kabtv «El poder de El libro del Zóhar» #14

Material relacionado:
Cómo convertir el polvo en diamantes
No hay rompimiento, sino conocimiento de la Luz
La expansión está en el otorgamiento

 

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: