Más unidos con cada lección

Baal HaSulam, La cualidad de la sabiduría de lo oculto en general: “Su guía sobre la existencia del mundo es por no más de dos fuerzas iguales donde quien desea su trabajo los atrae al disfrutar durante el trabajo. Ese placer los obliga y quien no quiere que trabajen los repele por el sufrimiento, cuando la criatura sufre durante el trabajo y por tanto lo abandona”.

Cuando la luz desciende influye en nosotros y tenemos que responder desde abajo.

Estamos constantemente entre dos fuerzas: nuestra reacción y la influencia de arriba. Así somos. El objetivo de nuestro desarrollo se reduce a ser similares a la luz de nuestro mundo. Podemos lograrlo en la medida en que nos unimos (∑).

Cuando anhelamos ser iguales y estar conectados, atraemos la luz superior en la medida en que nos asemejamos a ella en nuestra correcta conexión mutua. Desciende hasta nosotros en la medida en que elevamos nuestros deseos para que se le parezcan.

Todos los mundos están entre nosotros, pero la luz los oculta. La palabra mundo Olam en hebreo significa ocultación Alama. Esta ocultación nos aísla totalmente del Creador para que podamos asemejarnos a todos los atributos de la luz en nuestro mundo. Él es uno, único y especial y debemos intentar conectarnos de la misma forma.

Tratamos de hacerlo y elevamos a la luz nuestras aspiraciones, preguntas y deseos.

Se llaman MAN, Mei Nukvin y la luz desciende hacia nosotros y comienza a corregirnos.

Lo único que necesitamos en nuestro mundo es el deseo de conectarnos, pero de conectarnos correctamente.

Esto es exactamente lo que hacemos en cada clase matinal. Así elevamos nuestros deseos a la luz superior, nos da su fuerza y ​​nos unimos cada vez más. Asiste a las clases de la mañana o ve las grabaciones y verás que influyen fuertemente en ti.
[246685]
De Kabtv «Fundamentos de Cabalá» 10/feb/19

Material relacionado:
MAN: La plegaria que lo contiene todo
Entre dos fuerzas
¿El ocultamiento se esconde dentro de mí?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta