Registra el programa espiritual

El libro del Zóhar, Va Yetsé, Ítem 13: El rey Salomón basó su libro en siete Havalim [Hevel significa “vapor del aliento”, también “vanidad”, “futilidad”] que sostiene el mundo. Esos son los pilares y repisas que forman la existencia del mundo, por eso son llamados Havalim

Las siete Sefirot, las siete partes, los siete deseos del alma, al convertirlos de egoístas a altruistas, son los pilares sobre los cuales se sostiene el mundo. 

Como el cuerpo no puede existir sin Hevel, el mundo existe sólo en base a Havalim [plural de Hevel]. Hay siete, como está escrito, “Hevel Havalim [vanidad de vanidades] dice el Kohelet; Hevel Havalim, todo es Hevel [vanidad]”, por eso son siete Havalim. 

Comentario: Pero la palabra Hevel es repetida sólo cinco y no siete veces. 

Mi respuesta: No. La palabra “Havalim” es plural. Cada una es dos. Es lo que dice El libro del Zóhar. Está escrito Hevel Havalim (vanidad de vanidades). “Havalim” quiere decir dos. 

Pregunta: Es como un acertijo matemático ¿por qué todo está tan oculto? 

Respuesta: No, no está oculto; es sólo que existen partes dobles que necesitan ser tratadas de esta manera. Todo lo que está originalmente escrito en El libro del Zóhar o en la Torá es un registro puramente mecánico y preciso de todos nuestros estados consecutivos de causa y consecuencia, un movimiento paso a paso por el que debemos pasar uno tras otros. Así es usualmente como se escribe un programa. 

Recuerdo cuando comencé a estudiar cibernética, la primera vez estaba muy sorprendido por como se escribían los programas. Registras un movimiento después de otro como debe suceder en la computadora. 

Por lo tanto, es un registro del trabajo de nuestra alma, es decir, nuestro centro computacional interno, que entiende sólo una cosa: placer o sufrimiento, más o menos y la diferencia entre ellos en relación con su saturación completa, el estado perfecto por alcanzar. 

La Torá, de la palabra “Hora’á” (instrucción) es un programa de acuerdo al cual trabajamos en cada grado, línea por línea, letra por letra. Por eso, no puedes cambiar las letras ni las palabras. Es un texto consistente porque nos habla de cómo ir a partir de nuestro mundo a través de los 125 grados, hasta nuestro estado pleno, final, perfecto. 

Por eso, cuando comienzas a leer,  las palabras, su significado, su forma singular o plural, su forma masculina y femenina. Las combinaciones de letras y en adelante, se convierten en importantes para ti. 

Todo tiene significado en el programa. Hay todo tipo de elementos en la letra. El orden de las letras indica la transición que debes hacer desde tu estado actual. Cada letra es un símbolo, un bloque, una matrix de tu estado particular. 

Digamos que en un momento puedo explicar mi condición con una letra y en el siguiente con otra. Si construyo una palabra a partir de esas letras, me dice qué tipo de cambios finales internos puedo lograr con cierto número de cambios. Y avanzo al siguiente y así sigo.
[281683]
De Kabtv “El poder de El libro del Zóhar” #12

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta