Cuando el bien y el mal se fusionan

Pregunta: ¿Qué es el mandamiento de beber vino en Purim hasta un estado en el que no distingues a Hamán el ladrón  de la cualidad pura de Mordejai? 

Respuesta: Al final de la corrección obtenemos tanta luz (simbolizada por el vino) que no podemos determinar dónde está el mal y dónde está el bien, porque ya no hay diferencia entre ellos. Están combinados en un solo alcance de la raíz superior, desde la que emanan tanto el más como el menos. Prácticamente no queda nada, sólo una actitud amable hacia nosotros. 

Se adquiere la habilidad de ver todos los eventos, malos y buenos como uno. Incluso hoy, Cabalá nos aconseja tratarlo todo de la misma manera: sólo existe “El bien que hace el bien” y “No hay nada más que Él”. 

Cuando pensamos que todo es bueno y que viene del Creador, avanzamos y nos acercamos a Él todo el tiempo

Pregunta: ¿El hombre que llega al estado de corrección, internamente puede justificar cualquier cosa, incluso los incidentes más terribles?

Respuesta: Debe justificarlos porque todo viene del Creador, no hay nada que no venga de Él. Y Él es bondad absoluta. 

Si no lo entendemos y no podemos justificarlo, sólo indica nuestra falta de corrección.
[283040]
De Kabtv “Estados espirituales”

Material relacionado:
Elige el camino de la corrección
Justificar al Creador en realidad
Entre el bien y el mal

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: