En guerra conmigo mismo

Moisés personifica la cualidad de misericordia en nosotros, la fuerza que surge en el hombre y le ayuda a lograr su elevación espiritual obligada. 

Y Joshua Ben Nun en nosotros, es la continuación de la lucha contra nuestro ego. Pero el que cruzó al otro lado y está más o menos acostumbrada a la cualidad de otorgamiento y amor,  ya lo acepta y entiende cómo estar conectado con los demás. 

Entra a la batalla, sabe cómo anular el ego y utilizarlo. Se llama, desarrollar la tierra de Israel. Tierra (Eretz) significa deseo. Israel (Yashar-El) significa, directo al Creador. Por lo tanto, Eretz Yisrael significa los deseos dirigidos hacia el Creador. 

Para todo lo que el pueblo de Moisés se preparó, Joshua el conquistador se lo enseña ahora prácticamente . 

Pregunta: ¿La construcción del alma como tal, tuvo lugar en la tierra de Israel? 

Respuesta: No, ya estaba en pañales, cuando dejó Egipto, en la recepción de la Torá, viajando (preparándose) durante cuarenta años en el desierto y ahora, al cruzar el Río Jordán. 

Pregunta: En principio, ¿estamos hablando del alma humana? 

Respuesta: Sí. Son cualidades egoístas por las que debemos pasar en esta forma, en guerras con nosotros mismos, cada quien y todos juntos.
[283642]
De Kabtv “Secretos del Libro eterno”, 11/jun/21 

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: