La única arma es la plegaria

Nuestra única arma es la plegaria. Sólo la petición al Creador puede ayudarnos -sólo eso funciona, ¿hay otra fuerza en el mundo que determina algo?  ¿realmente sabes qué añadir de ti a la ayuda del Creador? 

Lo único que existe es la petición al Creador, en la forma más pura cuando lo único que pido es recibir el poder de otorgamiento. Esta es mi única condición. Si añado algo a esta condición, es cómo si yo mismo decidiera y eso no es bueno. Es equivocado. Pues, no sé qué hay en esta desconocida propiedad de otorgamiento. 

Por eso, no hay nada excepto dirigirse al Creador y pedirle sólo por la fuerza de otorgamiento y sólo desde dentro de la decena. Esto es llamado “Israel, la Torá, y el Creador son uno”. Israel es la persona dentro de la decena. La Torá es su deseo de recibir el poder de otorgamiento que el Creador puede dar. Y queremos que los tres componentes se unan. 

Si realmente se unen, significa que llegamos al fin de la corrección, es decir, todos nuestros deseos se unen con la fuente, con la fuerza del Creador. En un todo único. 

Y debemos sentir impotencia, porque yo en mi ego pienso que controlo todo y que hago todo por mí mismo. Pero en esencia, debo llegar al estado opuesto en el que sólo el Creador determina todo y tengo que inclinarme ante Él. 

El Creador es muy celoso. Él no puede soportar que te dirijas a otra fuerza -como si en la realidad existiera algo más que Él. Él ni siquiera está celoso de que te dirijas a otra fuerza, sino de piensas que existe alguien más que Él a quien puedas dirigirte.
[283649]
De la 1a parte de la lección diaria de Cabalá 11/jun/21, “Cada día será nuevo a tus ojos”

Material relacionado:
Una vida en constante renovación
El infinito poder de la plegaria
¿Qué es la oración?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta