Los judíos no pueden ser aniquilados

Pregunta: El Primer Ministro israelí y el Ministro de Defensa se reunieron en Israel, con diplomáticos extranjeros. Demostraron de forma muy lógica, precisa y visible, que los lanzacohetes palestinos se almacenan en áreas residenciales, en jardines de niños, dentro de casas y hospitales y que debajo de las áreas residenciales de Gaza hay una enorme ciudad subterránea, donde los militantes se esconden, detrás de los residentes y que nuestros ataques aéreos están dirigidos con precisión.

Si hay amenazas contra civiles, se les notifica que abandonen el área y se les da tiempo para evacuar. Se presentó evidencia de que una cuarta parte de los cohetes palestinos cayeron en su propio territorio, pero que no les importa. Bombardearon Lod y atacaron la ciudad de Tiro en el norte del país, que está poblada por árabes. Se demostró claramente que no hay ejército tan humano como el nuestro, ¿Cree que siempre tendremos que justificar ante el mundo lo buenos que somos?

Respuesta: No creo que tengamos que hacerlo, porque no podemos justificarnos y porque no somos tan buenos. De hecho, seguimos siendo los culpables. Siempre seremos culpables y siempre seremos responsables.

Mientras haya egoísmo en el mundo, que cause rechazo, odio y separación, seremos culpables porque somos la fuente.

No hay forma de evitarlo. Todos estarán cada vez más obsesionados con nosotros, nos acusarán y actuarán a nuestro alrededor y contra nosotros. Solíamos creer que a medida que nos desarrollamos, seríamos más inteligentes y entenderíamos que no somos nosotros.

¡Pero nada está más lejos de la verdad! ¡Mira el Holocausto! Pensamos que cuando la verdad del Holocausto saliera a la luz, la gente vería lo que fue y cambiaría su actitud hacia esta nación sufrida.

¡Pero no! Vemos que la humanidad dice: “¿Has sufrido? ¡Sufre mil veces más! Porque todos sufrimos por tu culpa”. La humanidad siente que está sufriendo por nuestra culpa, que somos la fuente del sufrimiento.

Pregunta: Bueno, tengo esta pregunta: ¿debemos responder cuando somos atacados y cómo debemos responder?

Respuesta: Debemos defendernos para vivir. Dice en la Torá: «El que venga a matarte, mátalo primero». Pero debes hacerlo con la conciencia de que debes corregir este estado de ataque. Debes investigar la razón por la que te odian y erradicar ese odio.

Pregunta: O sea, en cualquier caso, lo primero es contraatacar, ¿verdad?

Respuesta: De lo contrario, ¿quién justificará y corregirá el mundo, etc.? Sí.

Pero los judíos realmente no pueden ser aniquilados. Pues, son los que tienen que corregir el mundo. Ese es nuestro problema.

Pregunta: ¿Qué tiene que pasar para que todos sientan que esta es nuestra tierra, que estamos defendiendo nuestra tierra?

Respuesta: Las naciones del mundo no sólo lo sentirán, nos traerán a ese país, nos abrirán las fronteras y dirán: “¡Entra y vive aquí! Reina en gloria, te glorificaremos».

Pregunta: ¿Cuándo sucederá?

Respuesta: Cuando todos nos unamos y cuando con nuestra conexión correcta y amable, influyamos en la naturaleza para que logre su unidad, una buena relación y que las naciones, de repente, se vean unas a otras con amor. Puede ser un cambio sorprendente, si el pueblo judío actúa así.

Comentario: ¿No se preocupaba tu maestro Rabash por los soldados, como si fueran sus propios hijos? Recuerdo que dijo que incluso mientras oraba, escuchaba las noticias. Se le preguntó: «¿Cómo puedes escuchar las noticias durante tu oración?» Contestó: «Mis hijos están ahí».

Baal HaSulam reconoció a este país e incluso se reunió con el jefe de estado Ben-Gurión. Quería que este país existiera. Usted vino aquí y sirvió y trabajó en el ejército. Y en general, todos saben que usted no es una persona de izquierda.

Mi respuesta: No soy ni de izquierda ni de derecha. No me uno a esa ideología de izquierda o de derecha.

Pregunta: Tiene una visión cabalista de lo que este país debería ser y para eso fue creado, ¿con este propósito los judíos se reunieron aquí?

Respuesta: Sí, para convertirlo en el centro espiritual del mundo.

Pregunta: En ese momento, podremos decir que esta tierra es nuestra, ¿no?

Respuesta: Hasta entonces.

Pregunta: ¿Cómo se siente con las noticias falsas que surgen de sus videos, de lo que usted dice? Cortan la primera parte, un poco aquí, un poco allá y la parte que queda hace que parezca que está en contra de Israel, que apoyas al BDS y a la extrema izquierda. Es decir, recortan lo que dices sobre en qué debería convertirse Israel, sobre el amor a los demás y cómo implementarlo. Y lo señalan, ¿cómo se siente al respecto?

Respuesta: Ni siquiera estoy enojado con ellos; es su sustento. Viven de eso, se les paga por eso. Hamás colecta dinero, se lo pasa a esos escribas y ellos trabajan.

Pregunta: E inmediatamente la gente le mira de cierta manera y dice: “¡Vaya, mira lo que dijo! ¡Dice que este es un país de apartheid! » Y así. Pero fue un trabajo de edición astuto ¿cómo se siente?

Respuesta: Positivamente. Porque, no se puede difundir la verdad. ¡Pero las mentiras se esparcen muy rápido! Y, gracias a una mentira, gradualmente saldrá la verdad. «La verdad crecerá de la tierra». Así que, estoy contento.

Pregunta: ¿De verdad? ¿no le molesta?

Respuesta: Al contrario, me alegra que me den volteen al revés y en general, me corten en pedazos ¿por qué no?

En nuestro mundo estamos en un estado tal de desarrollo egoísta, que no puede aceptar la verdad. Intenta tomar una pastilla de la verdad, tu cuerpo la rechazará.

Pero si tomas un gramo de verdad con 20 gramos de mentiras y te tragas esos 20 gramos de mentiras, ¡estarás satisfecho con estos 20 gramos de mentiras! Pero el gramo de verdad también será absorbido. Eso es lo que hace la gente. Así que les estoy agradecido por tomar mis palabras de esta manera y cortarlas.

Pregunta: O sea, ¿cree que en las mentiras que esparcen, hay ese gramo de verdad que penetra?

Respuesta: Sí. Aunque es totalmente invisible. Todo lo contrario.

Pregunta: Tengo otra pregunta. ¿qué les diría ahora, en estos tiempos difíciles, a los ciudadanos de nuestro país?

Respuesta: No tengo nada que decir. No tengo absolutamente nada que decir, excepto una cosa. Deben interesarse en quiénes somos, qué somos y por qué existimos, por el bien de quién.

Pregunta: ¿El pueblo de Israel?

Respuesta: No solo Israel. Hoy, ya es el mundo entero.

Si te empieza a interesar, hablo y escribo sobre esto en todos mis libros. Descubrirás que tenemos una gran y maravillosa misión, que día a día se vuelve cada vez más singular en el mundo.

Todo lo demás es irrelevante, todo lo demás se vuelve nulo y sin efecto. Sólo nos queda nuestra idea, que debemos implementar. Todo lo que se relaciona con implementar la idea de amar a tu prójimo como a ti mismo, conexión de todos, esto permanece y se manifiesta cada vez con más claridad en nuestro mundo y será una necesidad.

Pregunta: ¿Se considera sionista? Y si es así, ¿cómo define este concepto?

Respuesta: Bueno, no puedo usar estas definiciones, porque se usan de forma totalmente diferente a como las veo.

Aspirar a Sión, por supuesto, era la aspiración de todos. Recuerdo a mi abuelo y su inquietud cuando lo mencionaba. Fue en la década de 1950. Era muy sagrado para él.

Pregunta: Y se lo pasó a usted, ¿verdad?

Respuesta: Lo recuerdo, sí. Cuando fui por primera vez a Jerusalén, estaba muy, muy ansioso, hacía algo que mi abuelo nunca pudo.

Comentario: Es decir, transmitió este sentimiento y aspiración a través de usted.

Mi respuesta: Sí. Me sentí conectado con mis antepasados. Pero luego se fue. Luego desarrollé una conexión muy diferente con la tierra de Israel, con Sion, sólo por el bien de una idea superior.

¡El verdadero sionismo es la conexión con la fuerza superior que atraviesa la tierra espiritual de Israel! Tierra, «Eretz» viene de la palabra «Ratzón«, deseo que busca amar y otorgar.

Pregunta: En este sentido ¿es usted sionista?

Respuesta: Sí.

Pregunta: Y también fueron Baal HaSulam y su maestro Rabash, ¿verdad?

Respuesta: Todos los cabalistas.

Pregunta: ¿Qué es la tierra de Israel para usted, para usted personalmente?

Respuesta: Es un lugar que en verdad nadie quiere, no en realidad. No fue necesario. Por eso se abandonó por siglos. Cuando llegaron los judíos, todos lo necesitaron.

Es un lugar que espero que sea olvidado por completo y todos voltearán al cielo. ¡Ahí es donde uno debe buscar el deseo de amor, otorgamiento y conexión! Esa es la tierra de Israel. Allí arriba.

Pregunta: ¿No es la tierra física de Israel?

Respuesta: No hay nada físico. ¡Ni en estas rocas ni en esta arena ni en nada de aquí! Todo está dentro, dentro del hombre que aprecia y lucha por este ideal de amor, conexión y ascenso al Creador, a la cualidad de amor y otorgamiento.
[283367]
De Kabtv «Noticias con el Dr. Michael Laitman» 20/may/21

Material relacionado:
¿Por qué venimos a la tierra de Israel?
Justificar al Creador
Cómo comprender al Creador

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: