entradas en '' categoría

Avanzar hacia el estado del Templo

Pregunta: ¿Qué es la destrucción del Templo? ¿dónde está su lugar en la cadena de los estados espirituales? ¿es un estado por el que el hombre o toda la humanidad pasa? 

Respuesta: La destrucción del Templo es un gran acto. Primero, es necesario llegar al estado del Templo, donde la humanidad ya está en una cierta elevación espiritual y necesita seguir. Un avance mayor es imposible sin destruir primero porque, en principio, avanzamos sólo cuando descubrimos faltas y desperfectos en nuestro estado actual. Sólo así comenzamos a investigar, medir y corregirlas. 

Por lo tanto, todo el camino comenzó hace mucho tiempo, desde cero, con la aparición de un pequeño ego en la antigua Babilonia y con la subsecuente salida de un grupo de babilonios liderado por Abraham. 

Este grupo aspiraba a la conexión mutua entre ellos, esa es la corrección de la humanidad. Pasó por ciertas etapas en el camino: entró en un gran desarrollo egoísta llamado el exilio egipcio y lo abandonó con el deseo de elevarse por encima del ego, pues lo reconoció como maldad. Después pasó por tremendas dificultades y correcciones en el ascenso de cuarenta años desde el egoísmo hasta la primera etapa altruista,la cual es llamada cuarenta pasos o cuarenta años de deambular en el desierto.
[284757]
De Kabtv “Estados espirituales” 

Mateiral relacionado:
JPost: «¿Quién es el soberano en el Monte del Templo?»
Camino angosto «entre los estrechos»
Avanzar hacia el estado del Templo

El Tercer Templo – La corrección final

Pregunta: ¿Es la destrucción del Templo un proceso inevitable, como inhalar y exhalar? Es imposible sólo inhalar. 

Respuesta: No es sólo inhalación y exhalación. El pueblo de Israel estuvo en el exilio egipcio, ascendió desde él, llegó al estado de conexión, construyó el Primer Templo y cayó de él después de encontrar defectos. 

El Segundo Templo fue construido y también colapsó. Pero ahora, después de la destrucción del Primer y Segundo Templos y de salir de todos los exilios, al estar en el tercer exilio, el último, llegan a los deseos egoístas más grandes. 

Pregunta: ¿Es ya la unidad de toda la humanidad? 

Respuesta: Aún no es unidad, sino la comprensión del egoísmo real que existe en la humanidad. Pues, es continuación de las conexiones previas, ahora pueden entender en qué estado egoísta y malicioso están, en su relación mutua. 

Pregunta: ¿El Tercer Templo será construido cuando toda la humanidad esté unida? ¿también colapsará de acuerdo al programa de desarrollo? 

Respuesta: No, en esta etapa se lleva a cabo la corrección final

De hecho, existimos en el desarrollo del Tercer Templo. Lo caracteriza que la humanidad comienza a entender su fracaso en el nivel terrenal y a sentir que lo único de lo que carece es de conexión. 

Además, la humanidad comienza a revelar la unidad, es decir, que la salvación del odio mutua y la falta de éxito en la vida, está en las manos de un grupo llamado Israel. Sólo él tiene la metodología de conexión y todos los registros de información de los estados pasados. Es un grupo experimental que ha pasado a través de todas esas condiciones históricas y por eso, hoy puede dar a la humanidad la metodología y práctica de la conexión. 

Si este grupo, que en el pasado estuvo una y otra vez en estado de división y unidad, hoy llegara a la unidad, la humanidad se apresurará a seguirlo, se sumará a esa unión y el mundo se elevará a un nivel más alto que el ego, es decir, total salvación  de su propia naturaleza egoísta.
[284757]
De Kabtv “Estados espirituales”

Material relacionado:
El Tercer Templo
Avanzar hacia el estado del Templo
Construyendo el tercer templo

Ser una parte del todo común

En Cabalá no hay ningún desarrollo individual. Ayuda a una persona a convertirse en una parte organizada del colectivo

El hecho es que nuestro ego deja de funcionar. Pasa por tales estados que nos impulsa a salir de sí mismo. 

Ya completamos el camino individual egoísta y vemos que la humanidad no sabe cómo seguir. Pero, Cabalá afirma que el siguiente nivel de desarrollo no es el nivel de complacencia ni de alcance individual ni de encontrar cierta especie de nicho para ti mismo, sino es el estado en que llegas a pensamientos y deseos colectivos. 

Todas las decisiones son tomadas en el grupo, en la decena. Diez personas se conectan en un deseo y aspiración especial del pensamiento y de pronto descubren una fuerza común integral de la naturaleza, llamada Creador. Se revela en su conexión correcta, en la que cada uno se eleva por encima de su egoísmo y se conecta con los demás como si fueran parte de él. 

Al elevarse por encima de la individualidad y construir un todo común único entre ellos, comienzan a sentir, como en un nuevo sensor, en una nueva sensación, esta fuerza común de acuerdo a la ley de equivalencia de forma.
[284838]
De Kabtv “Videoconferencia”

Material relacionado:
Desarrollo espiritual
El trabajo futuro de la humanidad
Un puente hacia el mundo espiritual

Podemos prevenir cualquier desastre

Pregunta: Decenas de miles de personas en el mundo necesitan ser salvadas de catástrofes ecológicas, de desastres naturales y muchas se dedican a producir armas de destrucción masiva, pero no sienten que le traigan dolor, problemas, etc. a nadie.

Al mismo tiempo, cuando vemos a una persona sufrir, por ejemplo, un niño que es sacado de las ruinas después de un terremoto o alguien que es rescatado de un río embravecido, todos se lamentan, todos miran y se preocupan por esa persona y lo que le sucederá, ¿cuál es esta propiedad en el hombre de preocuparse tanto por individuos, pero no la toca el sufrimiento de muchos?

Respuesta: No nos imagina a nosotros mismo en forma de conjuntos, en forma de gran masa. Nos imaginamos en forma de un individuo y sentimos empatía puramente egoísta.

Pregunta: ¿Cómo podemos guiar a la gente para que se identifique con la situación global, con el mundo?

Respuesta: ¡No tenemos este sentimiento en absoluto! Digamos que los animales mueren porque hay inundaciones y bosques en llamas, se escapan por el río y se ahogan. Lo vemos como una catástrofe, es decir, sólo con la razón, filosóficamente, pero no sentimos empatía.

Y cuando algo le pasa a un perro pequeño o a un gato, es otro asunto, estamos dispuestos a matar, porque te pones en su lugar; te imaginas en el lugar de la víctima.

Pregunta: ¿Cómo podemos escapar de esta versión de eventos?

Respuesta: No podemos. Así está configurado nuestro.

Comentario: Bueno, así el futuro es claro, así se destruirán las naciones.

Mi respuesta: Ese es el curso de la historia.

Pregunta: Pero debe haber alguna forma de cambiar ¿nos falta algún órgano sensorial?

Respuesta: El colectivo: el órgano de percepción colectiva. No podemos sentir la integralidad de un gran grupo o una nación. A veces lo sentimos, pero sólo si estamos incluidos en él.

Pregunta: ¿Y qué hay de la compasión por el mundo de la que siempre habla?

Respuesta: Depende de la educación. Y no sólo de la educación, también de que con su ayuda inducimos el desarrollo de esta sensación en nosotros. Pues, una vez estuvimos ahí. Todos venimos de un grupo, una tribu, alrededor de una fogata, de una cueva, etc.

Pregunta: ¿Tenemos un registro genético de que alguna vez fuimos como uno?

Respuesta: Nuestro ego lo reprime.

Pregunta: ¿Pero se puede restaurar esta memoria, que estuvimos conectados y ahora estamos conectados?

Respuesta: Sólo con influencia especial de los elementos de la memoria que están en nosotros. Pero son muy profundos y literalmente hay que sacarlos a la luz por la fuerza.

Pregunta: Como cabalista, hablando de la unidad del mundo y de la humanidad, ¿intenta penetrar en esta profundidad en la que estamos conectados?

Respuesta: Sí.

Comentario: Y al mismo tiempo dice que es muy difícil, casi imposible.

Mi respuesta: Por supuesto.

Pregunta: ¿Pero sigues haciéndolo de todos modos?

Respuesta: ¿Qué más podemos hacer? En la práctica, el buen resultado de nuestra historia depende de esto.

Pregunta: ¿Es ese punto en la persona, apenas perceptible, llamado unidad del mundo: «Soy uno con el mundo» y aquí es donde tenemos que romper?

Respuesta: Sí. De lo contrario, simplemente hay oscuridad por delante.

Pregunta: ¿Tiene la sensación de que esta tarea es casi imposible?

Respuesta: Es absolutamente imposible. Pero debemos hacerlo de todos modos.

Pregunta: ¿Cómo podemos transmitir esto a la gente común de hoy?

Respuesta: Cuando no hay absolutamente ninguna salida a una situación, se hacen cosas increíbles. Y esto nos muestra lo que se debe hacer. Los cabalistas lo dicen. Pasas de tu lógica a la de otra persona. Aceptas su metodología, su ideología, sus consejos. Simplemente pones su cabeza en lugar de la tuya y así trabaje.

Pregunta: ¿Cuándo no hay otra salida?

Respuesta: Sí.  De lo contrario, el ego no permitirá hacerlo, siempre buscará una salida en el mismo plano. Pronto terminará, espero.

Comentario: Parece que no hay una salida específica.

Mi respuesta: Sí, ya se ha debatido con calma.

Comentario: Y se acepta con calma, lo cual es muy interesante. Y aquí vuelve a suceder lo mismo: “Quizás esto no me afecte a mí, sí afectará a otros”.

Mi respuesta: No, ¿qué significa «no afectará»? Es como si estuvieras diciendo que después de que llueva el jueves, un meteorito caerá sobre la Tierra y convertirá la Tierra en un panqué y al mismo tiempo dices: “Y podemos prevenirlo con nuestra intervención mental, razonable y correcta».

Pregunta: ¿Se acerca y sólo hay una forma de detenerlo?

Respuesta: Sí.  Así: “¡Hermanos, terrícolas! Se acerca un gran problema y nuestra única oportunidad es unirnos mentalmente”.

Si nos unimos mentalmente y con nuestro pensamiento común deseamos cambiar su trayectoria y seguir en nuestra buena posición, unidos para ahuyentarlo, comenzaremos a comprender que este apuro no es un problema. Es para llevarnos a un mejor estado, a la unidad. Y en este estado debemos seguir viviendo. No lo hagamos sólo por un momento, tratemos de que no desaparezca.

Pregunta: ¿Es una idea cabalista?

Respuesta: Es la idea del Creador. La guerra contra el ego debe llegar hasta el final, hasta la total corrección en otorgamiento y amor.

Por un lado, no se rendirá. Por otro lado, todo depende de nosotros. Necesitamos tomar la responsabilidad de nuestra corrección por encima de nuestra lógica.
[284269]
De Kabtv «Noticias con el Dr.Michael Laitman» 8/oct/20

Material relacionado:
Atacando la conexión
Ego que es exprimido como jugo de limón
Nimrod es la propiedad del egoísmo

El estado de la ruina del Templo

Pregunta: ¿Una sola persona de toda la nación pasa por el estado de ruina en el camino espiritual? 

Respuesta: Puede ser una persona o puede ser una nación. Como regla, un grupo de personas pasa por la sensación de ruina y después al estado de la tierra de Israel. Esos son los estados espirituales construidos sólo con base en la conexión mutua, por encima del egoísmo.  

El estado de la tierra de Israel es el deseo de conectarse de acuerdo a serios parámetros de integración mutua, por encima del ego. Si pueden hacerlo, la conexión que logran al integrarse como un todo único es llamada, Templo

Al formar ese grupo o puedes decir, la conexión nacional mutua, los seguidores de Abraham, por decirlo así, crearon un Templo, por algún tiempo existieron en ese estado. Sin embargo, para avanzar, tenían que revelar, incluso problemas más grandes dentro de sí mismos: dónde más pueden conectarse, en qué pueden acercarse más unos a otros. 

Cuando se alcanza el estado de “¡Aquí está – el Templo!”, al principio en el grupo que se había conectado todo parecía bien. Pero no es así, no es lo suficientemente bueno; debe haber conexión en el siguiente nivel. Para llegar, deben revelar en el estado actual, toda la separación, desconexión, odio y rechazo mutuo que existe en ellos, pero no es visible para ellos. 

Al mismo tiempo, sucede la aclaración de su siguiente estado. Se manifiesta como ruptura, es decir, ven su intento de conectarse, como un intento sin éxito. 

Aun cuando tuvo mucho éxito, ahora que avanzan, es decir más luz, más conexión, más deseo de estar integrados mutuamente, comienzan a ver que su deseo egoísta es muy grande y no les permiten conectarse más. 

Al contrario, se sienten en una ruptura mayor. Esta es la ruina. La destrucción del Templo. Una vez más se encuentran en un gran deseo de disfrutar, en rechazo mutuo, en el así llamado exilio Babilonio. 

A partir del estado de revelación del odio, una vez más comienzan a aspirar tener conexión y amor, eso es llamado construcción del Segundo Templo. Lo construyen, es decir, se conectan en un grupo de manera que adquieren un estado fuerte, monolítico de mutualismo y unidad. 

Cuando llegan a este estado, una vez más descubren que es insuficiente, que existen muchos defectos diferentes y separación mutua. Resulta que ahí, en el interior, hay egoísmo que los separa a unos de otros. 

Sin embargo, ellos lo ven porque se elevaron al siguiente nivel de mutualismo y amor. Es decir, cada vez llegan a un nivel más elevado de la cualidad espiritual, precisamente gracias a eso se encuentran incluso más desconectados y distanciados el uno del otro.
[284809]
De Kabtv “Estados espirituales”

Material relacionado:
Camino angosto «entre los estrechos»
Ynet: «¿Cómo construir Jerusalén si hay una ruina en nuestro corazón?»
Jerusalén, construida en nuestro corazón

Conoce al Creador

Pregunta: En cualquier ciencia, los científicos, primero proponen alguna hipótesis y después, hacen algo y descubren algo ¿cómo es en Cabalá? ¿cómo puedo revelar que el Creador influye en mí? 

Respuesta: Estoy en cierto campo, bajo alguna influencia externa, lo tengo claro. Pero ¿cómo puedo entrar en contacto con esa influencia que no es clara para mí?  Esto es lo que quisiera saber.  

El hecho es que intentamos, desde nuestras cualidades y capacidades corporales, determinar qué fuerzas influyen en mí y las reacciones causan en nosotros. Sin embargo, lo hacemos con los medios corporales ordinarios.

Si nos desarrollamos de acuerdo a la metodología de Cabalá, intentamos influir en el campo de fuerza en el que existimos, lo entendemos, nos ponemos en contacto con él y determinamos qué influencia mía provoca ciertas reacciones adecuadas de él en mí. La reciprocidad que se crea con mi influencia en el campo externo, promueve el cambio en su influencia sobre mi, es el sujeto de estudio de la sabiduría de la Cabalá. 

Cabalá llama Creador a este campo externo que nos circunda, porque revela que es la fuerza única más elevada que crea y sostiene todo en sí mismo. Nos llama humanos (a excepción de la naturaleza inanimada, vegetal y animal), seres creados y nos invita a desarrollar el sentido de percepción del Creador, para salir de nosotros mismos, para empezar a sentir y a explorarlo. Esto es lo que implica la sabiduría de la Cabalá y es lo que podemos alcanzar.

Pregunta: ¿Con qué principio de las acciones del Creador en mí, desde la influencia del campo superior, Lo puedo reconocer? 

Respuesta: De acuerdo a la ley de equivalencia de forma. Si yo cambio, mis reacciones, mi influencia sobre el Creador, sentiré que Él influye en mí. En relación a esto, Cabalá es sólo una ciencia, no hay nada más aquí.

Por lo tanto, al cambiar yo mismo mi influencia sobre el campo externo, acumulo suficientes reacciones de él en mí; en el curso de la historia ya tengo alguna información, la colecto, la proceso y puedo sacar conclusiones sobre la naturaleza de este campo, de su comportamiento, de la forma en que me influye y la forma en que yo puedo influir. Esto es toda la sabiduría.
[284647]
De Kabtv “Estados espirituales”, 2/jul/21

Material relacionado:
En contacto directo con el Creador
La revelación del Creador es mediante sensaciones
Punto de contacto con la verdad

“¿Deberíamos tener la opción de elegir dónde vivir?” (Quora)

Michael Laitman, en Quora: ¿Deberíamos tener la opción de elegir dónde vivir?” 

De acuerdo a la forma en la que la naturaleza nos desarrolla, necesitamos llegar a un estado en el que funcionemos en beneficio máximo de la sociedad humana y con la mayor efectividad. De tal modo que si minuciosamente investigamos nuestras opciones y encontramos que podemos realizarnos con mayor provecho para la humanidad en un lugar específico, de seguro que tendríamos el derecho de ir ahí. 

Sin embargo, hay que aclarar que ese cambio debería ser hasta después de que descubramos el lugar objetivo en el que verdaderamente podamos ser de mayor beneficio para la humanidad. Es decir, no vamos simplemente porque lo sentimos ni porque nos “parece bien” en un momento dado. Nuestra decisión de ir debe ser de acuerdo a nuestra conciencia de la ley general de la naturaleza y la forma en que nos desarrolla la naturaleza. También, según lo explicado por el cabalista Yehuda Ashlag (Baal HaSulam), podría ser necesario que recibamos permiso especial de la gente que entiende dónde podemos funcionar mejor. Así, tendríamos la certeza de que, a donde vayamos, es donde necesitamos estar y actuar. 

Si cambiamos sólo porque estamos aburridos en un lugar y pensamos que podemos obtener más satisfacción egoísta en algún otro lugar, es decir, que mi objetivo de ir es absorber egoístamente lo que otros prepararon en otro lugar, al hacerlo, no seremos útiles para la sociedad y no creo que ese cambio se justifique. 

Basado en Preguntas  y Respuestas con el cabalista Dr. Michael Laitman del 9/sep/2006.  Escrito/editado por estudiantes del cabalista Dr. Michael Laitman.

Una pandemia viral multiplicada por la pandemia del egoísmo

Sólo las fuerzas del bien nos llegan de arriba, pero si no estamos preparados para recibirlas, las sentimos como golpes. Es el caso del coronavirus. Si hubiéramos estado preparados para aceptar, que eventualmente nos llegaría en forma de pandemia, si nos uniéramos y fuéramos internamente más cercanos ante el peligro, no se hubiera manifestado.

Observa cómo los animales se unen contra un desastre común. Cuando corren juntos, huyendo de una inundación o un incendio forestal, ya no se atacan. Sienten que deben salvar su vida y se suprime su instinto predatorio ante el instinto de autoconservación.  

Estamos en la misma situación. Los golpes que sentimos de la naturaleza o del Creador, la fuerza superior, deben impulsarnos a la conclusión correcta, para librarnos de ellos.  

Necesitamos ver cómo se portan los animales, cuando huyen del peligro sin atacar. Desaparece el instinto predador y sólo permanece el instinto de luchar por la vida. Si tomamos ejemplo del nivel animal, habríamos derrotado a la pandemia y salido de este estado en forma correcta y exitosa.

Pero el problema es que no estamos al nivel animal. Somos animales estropeados, porque tenemos el egoísmo humano que envenena todo. 

Por ende, ni siquiera podemos pensar en conexión ni en unidad ni en cercanía para escapar de la pandemia. Aún en el contexto de la pandemia global, los gobiernos y los individuos intentan sacar provecho y ganar dinero de los demás, porque creen que esto les traerá riqueza y éxito. 

Así que duplican el problema. En lugar de estar junto a los demás y suavizar la fuerza de Gevurá, multiplican la fuerza del mal. Por lo tanto, tendremos que aprender con sufrimiento

La pandemia no llega para hacer que la gente enferme o muera, sino para enseñarnos la forma de comportarnos con los demás. Pero por ahora, vemos que no estamos aprendiendo, sino que vamos en la dirección opuesta, es decir, el camino del sufrimiento. Cada país piensa que puede tener éxito y ganar a expensas de los demás países y naciones. Ese es el error. 

Sin embargo, gradualmente, bajo estos golpes, descenderemos a simplemente sobrevivir al nivel animal y empezaremos a ver que vale la pena ayudarnos unos a otros y no lastimar a los demás cuando huimos juntos de un desastre común.
[284891]
De la lección diaria de Cabalá del 16/jul/21, “La destrucción como oportunidad para la corrección”

Material relacionado:
Pandemia global
Hagamos de ésta, una epidemia de bondad
Aprendamos relaciones integrales

Convierte el corazón de piedra en un corazón vivo

Profetas, Yehoshua, capítulo 4:20: Y esas doce piedras, que sacaron del Jordán, Yehoshua las dejó en Gilgal. 

Pregunta: ¿Por qué debemos tomar nuestros corazones de piedra y ponerlos juntos como un monumento? 

Respuesta: Para marcar el lugar de transición del estado egoísta al altruista. 

Pregunta: ¿Pero al no estar corregidos, nosotros, de una manera u otra, entramos a la tierra de Israel con corazones de piedra? 

Respuesta: No, estamos separándonos del corazón de piedra. Seguirá acompañándonos aquí y allá pero, no estaremos dentro de él, trabajaremos en él y nos elevaremos. Es la llamada redención, la captura de la tierra de Israel. Con esos términos, nos trasladamos hacia ella. 

En otras palabras, nuestros deseos egoístas permanecen y se convierten en altruistas. Por eso, debemos desarrollarlos constantemente, revelar su ego, que se manifiesta tanto en guerras como lo que le espera al pueblo en la tierra de Israel. Necesitamos trabajar todo el tiempo, ese trabajo es elevar Maljut hacia Biná. 

Pregunta: ¿Resulta que los hijos de Israel salieron de Egipto con corazones de piedra, los llevaron por el desierto y aquí los depositan en la tierra y el trabajo comenzó? 

Respuesta: Si. Depositas tu corazón de piedra con los demás. Y más tarde de todas formas despertará en ti, pero con el fin de, gradualmente, convertirlo en un corazón viviente.
[284787]
De Kabtv “Secretos del Libro Eterno” 5/jul/21

Material relacionado:
Escribe la Torá en tu corazón
Corazón más duro que roca
Cómo pintar el color negro

Las religiones son consecuencia de la ocultación del mundo superior

Todas las religiones surgieron de la ocultación de Cabalá. 

En algún momento -desde el tiempo de Abraham, hasta la destrucción del Segundo Templo, el pueblo de Israel, es decir, un pequeño grupo que salió de la humanidad, vivió de acuerdo a los principios cabalistas, con el fin de dominar el método de asimilación de la ley más elevada y después, comprobarlo por ellos mismos y transmitirlo a toda la humanidad.  

Esta es la misión del pueblo de Israel que, en principio, no es nación, sino un pequeño grupo que llegó de Babilonia para dominar la metodología cabalista y transmitirla a los demás. 

Al principio, este grupo existió en estado espiritual: en otorgamiento mutuo y amor, en comprensión del mundo superior, la fuerza más elevada de una única ley -el Creador. Luego, hace 2,000 años, cayó de este nivel, el egoísmo tomó posesión del pueblo de Israel, después en lugar de la ciencia de la Cabalá, apareció la religión; el judaísmo, el cristianismo y luego el Islam se originaron a partir de ella. 

Es decir, estas tres religiones son resultado de la ocultación del mundo superior, no de su comprensión. Existirán hasta que la ley de la globalización, la integración de todos los pueblos, se manifieste completamente en la humanidad.  

Ahora que comienza a manifestarse, las religiones gradualmente tendrán que dejar el escenario del mundo y en lugar de ellas, Cabalá aparecerá de nuevo como el método de corrección del hombre y no para el apoyo moral general que necesitó durante los 2,000 años de ocultación del verdadero universo.
[284655]
De Kabtv “Close-up. Ley universal”, 11/jul/21

Material relacionado:
Orígen de las religiones y las prácticas espirituales
Transición de la sabiduría de la Cabalá a la filosofía primitiva
La sabiduría de la Cabalá y la religión