¿Cómo puedes aprender a ser feliz?

Comentario: Vemos que a la gente no le está yendo muy bien en el mundo de hoy. Sufre, este mundo la ahoga. Hay una carta de un espectador del programa sobre ese estado.

Querido Michael Laitman, usted dice que todo lo que sucede debe traer alegría. ¡Enséñenos qué es alegría, se lo ruego! ¡Hay caos total por todas partes y todo lo que me pasa a mí, a mi familia, a mis seres queridos, al mundo es una pesadilla! Hace sólo un año, era imposible imaginar que fuera así.

Mi respuesta: Todo el problema de los estados buenos o malos, es cómo los percibimos. Es una percepción puramente subjetiva. Si supiéramos con certeza que este estado es bueno, para nuestro bien, para nuestro buen futuro, lo soportaríamos de modo diferente.

Si al curar a un perro u otro animal lo lastimas, él entiende que estás haciendo algo bueno y bien por él y soporta tu trato con calma.

De la misma forma, debemos entender que así debemos relacionarnos con lo que nos está pasando. ¡Debemos elevarnos un poco, ser conscientes de nuestro objetivo común y considerar que estos cambios son por lo que debemos pasar para aprender! Aprender a comprender a la naturaleza o al Creador, es lo mismo. Es la misma naturaleza la que nos guía, nos conduce y gradualmente, nos enseña.

Pregunta: ¿Debe ser doloroso?

Respuesta: Duele porque no estás de acuerdo. Tan pronto como lo aceptes, no habrá dolor, por el contrario, habrá alegría.

Comentario: Entonces, la meta debe ser muy alta.

Mi respuesta: Tratamos de explicarlo a la gente. Los que puedan encontrar satisfacción en este objetivo, se relacionan con la vida de manera completamente diferente.

Comentario: Si el objetivo era, como se decía antes, construir una casa y formar una familia, ahora hay toneladas de obstáculos en el camino. Vemos que realmente estamos siendo golpeados.

Mi respuesta: Puedes hacerlo. Sólo se te recuerda que también debes cuidar el lugar de tu sepultura.

Por eso, cuando construyes una casa, comienzas una familia y das a luz hijos, hay este lugar frente a ti, que también debes preparar para ti. Y ves que es inútil, la nulidad mata a la gente.

Cada vez estamos más desarrollados y ya no podemos cerrar los ojos ni tomar una actitud filosófica como se hizo antes y decir: “No se puede hacer nada. Así es la vida.»

No, hoy ya no aplica. Si “así es la vida”, ¿por qué debería tener hijos, por qué debería aprender un oficio? ¿para qué todo esto? Y luego resulta que nunca me sirvo a mí mismo, sino a otros y los niños no hacen nada y no sienten gratitud. Toda nuestra vida enfatiza nuestra inutilidad. La falta de propósito es tal que ya no hay nada y aparece la apatía.

Llegó el momento de darnos cuenta de que nuestra vida no tiene sentido, ¿dónde está?

Sentido de la vida es que hay esta naturaleza enorme y hay un pensamiento que la controla, la emana, la crea.

Este pensamiento, este diseño, el gran diseño de la naturaleza, es lo que debemos revelar. Y así conoceremos el sentido de la vida, porque la vida lo es todo. ¿Qué entendemos por «todo»? Sigue siendo naturaleza: vegetal, animal y humana. Todo tiene un significado y está por encima de esta vida. Y este significado, lo retuerce, lo organiza, lo gira todo. Necesitamos elevarnos por encima de nuestra vida.

Solo tenemos que abrir los ojos y entender por qué la naturaleza lo creó todo. A eso nos impulsa la naturaleza. Eso es lo que debemos revelar.

Y la idea es elevarse por encima de nuestro mundo, porque en realidad es el peor de los mundos y esta no es una expresión poética. Elevarse es revelar este plan, esta fuerza, este pensamiento, esta idea. Y cuando lo entendamos, veremos más allá del tiempo, más allá del espacio, más allá de todo. Así, el hombre puede sentirse al nivel del Creador.

Pregunta: Pero, ¿qué es este pensamiento?

Respuesta: ¡Armonía! ¡Armonía absoluta de todas las partes de la creación! Algo que no está en nosotros. Por eso, con su actuación hacia nosotros, la naturaleza nos empuja a comprender esa armonía.

Debemos revelarlo. ¡No estamos yendo a ningún lado! No podemos simplemente destruirnos a nosotros mismos, no podemos rechazarlo, olvidarnos de nosotros mismos. Debemos descubrir y alcanzar esta armonía.
[279463]
De Kabtv «Noticias con el Dr. Michael Laitman» 11/feb/21

Material relacionado:
«Infelicidad en números»
Cambia tu actitud hacia el mundo
No hay alegría sin sufrimiento

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: