El Creador no cambiará el plan de la creación

La primera ola de coronavirus, en su mayor parte golpeó a personas mayores. Pero, las siguientes olas ya afectan a personas más y más jóvenes. Es como las plagas egipcias que comenzaron desde lejos y después llegaron a ser golpes más y más significativos para la corrección. 

El Creador no cambia Su plan de creación. Pero si un ángel no hace su trabajo, el Creador pone otro ángel en su lugar. Por eso, cuando pasen varias olas de la pandemia: la segunda, tercera y cuarta, los niños e incluso los bebés podrían estar bajo ataque. Debemos entender que el Creador no cederá ante nosotros. No debemos esperar que el virus desaparezca por sí mismo ni que podamos encontrar una cura milagrosa. 

Tendremos que revelar que nuestras buenas conexiones son la única medicina que destruye el coronavirus. No es un virus ordinario, sino la consecuencia de nuestra falta de corrección espiritual, es decir, del ego. Donde hay ego, habrá más y más virus, hasta que el faraón mismo diga que es la mano del Creador, como en el tiempo del éxodo de Egipto. 

Desde el principio de la creación se repite el mismo escenario, sólo que en diferentes formas y con otros personajes. En esencia nada cambia. Las fuerzas espirituales actúan de acuerdo al mismo esquema y nos llevan a todos hacia la unidad. Sólo el escenario material cambia, la esencia espiritual permanece sin cambios. 

Nuestro ego es el faraón; el Creador es siempre el mismo. Moisés es todos los cabalistas y el método cabalista que nos jala a la corrección. Necesitamos seguirlo tanto como sea posible. Podemos salir de Egipto, fuera de la pandemia, sólo al unirnos. 

Está dicho que “al médico se le dio permiso para sanar” y a cada especialista (financiero, economista, abogado, etc.), líder o individuo se le da la oportunidad de corregir el mundo en su esfera: Pero como nuestra sociedad es corrupta, los especialistas son corruptos, se le da derecho de corregirse ellos mismo y a la sociedad. 

Es así para todos. Este es el significado de la regla: “se concluye que al médico se le ha dado permiso para sanar”. Después de todo, está el Creador detrás de cada uno. Y si quieres verlo así, me afectará en mi esfera privada de manera que seré curado. 

El economista, el abogado, el financiero corregidos son doctores que curan defectos de la sociedad humana. Están estableciendo un sistema para mí, no un sistema físico como el médico, sino un sistema universal social, para llevarlo al estado llamado Adam, un hombre con un corazón. 

Y veremos que cada uno actúa en aras de sanar y que el Creador le dio a cada uno el derecho a sanar. No sólo el cuerpo físico, sino nuestro cuerpo común, el sistema social humano. 

Lo más importante es la actitud del paciente hacia el sanador, es decir, el paciente hacia el doctor. Cada especialista en su campo puede ser considerado “doctor” y todo el que necesita ayuda es considerado “paciente». 

Con respecto al coronavirus, hay muchas quejas de la medicina y los doctores, pero durante miles de años de la historia humana, nosotros mismos construimos el sistema corrupto y egoísta. Ahora finalmente hemos visto la luz y estamos comenzando a ver sus deficiencias. Esto es llamado revelación del mal, y también “siete años de hambruna”, en los cuales comenzamos a sentir y cosechar los resultados del sistema egoísta que hemos construido durante toda nuestra historia. 

Todo lo que nos queda es pedir corrección al Creador. La historia del éxodo de Egipto se repite: los golpes nos muestran que estamos a merced de la naturaleza, en otras palabras, el Creador y debemos, de alguna manera, corregirnos, cambiar nuestra actitud hacia lo que está sucediendo. 

El primer golpe del coronavirus llegó justo hace un año y observa que ya ha cambiado al mundo. Aeropuertos vacíos, silencio alrededor, un avión por hoy y es todo. Poco a poco, la gente se acostumbra a esa vida, ve sus ventajas. Antes no deteníamos esa irrefrenable carrera de ir de lugar en lugar. Es tiempo de pensar: ¿para qué corremos? 

Gradualmente, la pandemia se acerca a los niños. Aún no sabemos cómo será que los niños sufran de una enfermedad tan seria y a tan gran escala. Es doloroso ver niños con cubrebocas y es más aterrador imaginar qué podría suceder si son puestos en respiración artificial. Pero si no empezamos a corregirnos, llegará inevitablemente, porque el Creador no cambiará el programa de la creación.
[284450]
De Kabtv “Conversación con los escritores” 24/jun/21

Material relacionado:
El infinito del Creador y Su creación
Un alma similar al sistema de la creación
El virus ablanda nuestro corazón

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: