El estado de la ruina del Templo

Pregunta: ¿Una sola persona de toda la nación pasa por el estado de ruina en el camino espiritual? 

Respuesta: Puede ser una persona o puede ser una nación. Como regla, un grupo de personas pasa por la sensación de ruina y después al estado de la tierra de Israel. Esos son los estados espirituales construidos sólo con base en la conexión mutua, por encima del egoísmo.  

El estado de la tierra de Israel es el deseo de conectarse de acuerdo a serios parámetros de integración mutua, por encima del ego. Si pueden hacerlo, la conexión que logran al integrarse como un todo único es llamada, Templo

Al formar ese grupo o puedes decir, la conexión nacional mutua, los seguidores de Abraham, por decirlo así, crearon un Templo, por algún tiempo existieron en ese estado. Sin embargo, para avanzar, tenían que revelar, incluso problemas más grandes dentro de sí mismos: dónde más pueden conectarse, en qué pueden acercarse más unos a otros. 

Cuando se alcanza el estado de “¡Aquí está – el Templo!”, al principio en el grupo que se había conectado todo parecía bien. Pero no es así, no es lo suficientemente bueno; debe haber conexión en el siguiente nivel. Para llegar, deben revelar en el estado actual, toda la separación, desconexión, odio y rechazo mutuo que existe en ellos, pero no es visible para ellos. 

Al mismo tiempo, sucede la aclaración de su siguiente estado. Se manifiesta como ruptura, es decir, ven su intento de conectarse, como un intento sin éxito. 

Aun cuando tuvo mucho éxito, ahora que avanzan, es decir más luz, más conexión, más deseo de estar integrados mutuamente, comienzan a ver que su deseo egoísta es muy grande y no les permiten conectarse más. 

Al contrario, se sienten en una ruptura mayor. Esta es la ruina. La destrucción del Templo. Una vez más se encuentran en un gran deseo de disfrutar, en rechazo mutuo, en el así llamado exilio Babilonio. 

A partir del estado de revelación del odio, una vez más comienzan a aspirar tener conexión y amor, eso es llamado construcción del Segundo Templo. Lo construyen, es decir, se conectan en un grupo de manera que adquieren un estado fuerte, monolítico de mutualismo y unidad. 

Cuando llegan a este estado, una vez más descubren que es insuficiente, que existen muchos defectos diferentes y separación mutua. Resulta que ahí, en el interior, hay egoísmo que los separa a unos de otros. 

Sin embargo, ellos lo ven porque se elevaron al siguiente nivel de mutualismo y amor. Es decir, cada vez llegan a un nivel más elevado de la cualidad espiritual, precisamente gracias a eso se encuentran incluso más desconectados y distanciados el uno del otro.
[284809]
De Kabtv “Estados espirituales”

Material relacionado:
Camino angosto «entre los estrechos»
Ynet: «¿Cómo construir Jerusalén si hay una ruina en nuestro corazón?»
Jerusalén, construida en nuestro corazón

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: