Podemos prevenir cualquier desastre

Pregunta: Decenas de miles de personas en el mundo necesitan ser salvadas de catástrofes ecológicas, de desastres naturales y muchas se dedican a producir armas de destrucción masiva, pero no sienten que le traigan dolor, problemas, etc. a nadie.

Al mismo tiempo, cuando vemos a una persona sufrir, por ejemplo, un niño que es sacado de las ruinas después de un terremoto o alguien que es rescatado de un río embravecido, todos se lamentan, todos miran y se preocupan por esa persona y lo que le sucederá, ¿cuál es esta propiedad en el hombre de preocuparse tanto por individuos, pero no la toca el sufrimiento de muchos?

Respuesta: No nos imagina a nosotros mismo en forma de conjuntos, en forma de gran masa. Nos imaginamos en forma de un individuo y sentimos empatía puramente egoísta.

Pregunta: ¿Cómo podemos guiar a la gente para que se identifique con la situación global, con el mundo?

Respuesta: ¡No tenemos este sentimiento en absoluto! Digamos que los animales mueren porque hay inundaciones y bosques en llamas, se escapan por el río y se ahogan. Lo vemos como una catástrofe, es decir, sólo con la razón, filosóficamente, pero no sentimos empatía.

Y cuando algo le pasa a un perro pequeño o a un gato, es otro asunto, estamos dispuestos a matar, porque te pones en su lugar; te imaginas en el lugar de la víctima.

Pregunta: ¿Cómo podemos escapar de esta versión de eventos?

Respuesta: No podemos. Así está configurado nuestro.

Comentario: Bueno, así el futuro es claro, así se destruirán las naciones.

Mi respuesta: Ese es el curso de la historia.

Pregunta: Pero debe haber alguna forma de cambiar ¿nos falta algún órgano sensorial?

Respuesta: El colectivo: el órgano de percepción colectiva. No podemos sentir la integralidad de un gran grupo o una nación. A veces lo sentimos, pero sólo si estamos incluidos en él.

Pregunta: ¿Y qué hay de la compasión por el mundo de la que siempre habla?

Respuesta: Depende de la educación. Y no sólo de la educación, también de que con su ayuda inducimos el desarrollo de esta sensación en nosotros. Pues, una vez estuvimos ahí. Todos venimos de un grupo, una tribu, alrededor de una fogata, de una cueva, etc.

Pregunta: ¿Tenemos un registro genético de que alguna vez fuimos como uno?

Respuesta: Nuestro ego lo reprime.

Pregunta: ¿Pero se puede restaurar esta memoria, que estuvimos conectados y ahora estamos conectados?

Respuesta: Sólo con influencia especial de los elementos de la memoria que están en nosotros. Pero son muy profundos y literalmente hay que sacarlos a la luz por la fuerza.

Pregunta: Como cabalista, hablando de la unidad del mundo y de la humanidad, ¿intenta penetrar en esta profundidad en la que estamos conectados?

Respuesta: Sí.

Comentario: Y al mismo tiempo dice que es muy difícil, casi imposible.

Mi respuesta: Por supuesto.

Pregunta: ¿Pero sigues haciéndolo de todos modos?

Respuesta: ¿Qué más podemos hacer? En la práctica, el buen resultado de nuestra historia depende de esto.

Pregunta: ¿Es ese punto en la persona, apenas perceptible, llamado unidad del mundo: «Soy uno con el mundo» y aquí es donde tenemos que romper?

Respuesta: Sí. De lo contrario, simplemente hay oscuridad por delante.

Pregunta: ¿Tiene la sensación de que esta tarea es casi imposible?

Respuesta: Es absolutamente imposible. Pero debemos hacerlo de todos modos.

Pregunta: ¿Cómo podemos transmitir esto a la gente común de hoy?

Respuesta: Cuando no hay absolutamente ninguna salida a una situación, se hacen cosas increíbles. Y esto nos muestra lo que se debe hacer. Los cabalistas lo dicen. Pasas de tu lógica a la de otra persona. Aceptas su metodología, su ideología, sus consejos. Simplemente pones su cabeza en lugar de la tuya y así trabaje.

Pregunta: ¿Cuándo no hay otra salida?

Respuesta: Sí.  De lo contrario, el ego no permitirá hacerlo, siempre buscará una salida en el mismo plano. Pronto terminará, espero.

Comentario: Parece que no hay una salida específica.

Mi respuesta: Sí, ya se ha debatido con calma.

Comentario: Y se acepta con calma, lo cual es muy interesante. Y aquí vuelve a suceder lo mismo: “Quizás esto no me afecte a mí, sí afectará a otros”.

Mi respuesta: No, ¿qué significa «no afectará»? Es como si estuvieras diciendo que después de que llueva el jueves, un meteorito caerá sobre la Tierra y convertirá la Tierra en un panqué y al mismo tiempo dices: “Y podemos prevenirlo con nuestra intervención mental, razonable y correcta».

Pregunta: ¿Se acerca y sólo hay una forma de detenerlo?

Respuesta: Sí.  Así: “¡Hermanos, terrícolas! Se acerca un gran problema y nuestra única oportunidad es unirnos mentalmente”.

Si nos unimos mentalmente y con nuestro pensamiento común deseamos cambiar su trayectoria y seguir en nuestra buena posición, unidos para ahuyentarlo, comenzaremos a comprender que este apuro no es un problema. Es para llevarnos a un mejor estado, a la unidad. Y en este estado debemos seguir viviendo. No lo hagamos sólo por un momento, tratemos de que no desaparezca.

Pregunta: ¿Es una idea cabalista?

Respuesta: Es la idea del Creador. La guerra contra el ego debe llegar hasta el final, hasta la total corrección en otorgamiento y amor.

Por un lado, no se rendirá. Por otro lado, todo depende de nosotros. Necesitamos tomar la responsabilidad de nuestra corrección por encima de nuestra lógica.
[284269]
De Kabtv «Noticias con el Dr.Michael Laitman» 8/oct/20

Material relacionado:
Atacando la conexión
Ego que es exprimido como jugo de limón
Nimrod es la propiedad del egoísmo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: