Seis reglas para salir de la neurosis

Comentario: El reconocido psicólogo Mikhail Labkovsky dio seis reglas para salir de la neurosis, dejar de preocuparse y vivir bien. Primero: haz sólo lo que quieras hacer. “Sólo escúchate a ti mismo, a tus sensaciones y haz lo que quieras”. Esta es la primera regla para una vida normal, saludable. 

Mi respuesta: No está mal. Es difícil estar en desacuerdo. Cualquiera estará de acuerdo con esto porque finalmente somos egoístas.

Pregunta: Qué está detrás de esta regla: ¿Hacer lo que quiero? No vivimos así. Fui al trabajo porque tenía que hacerlo. 

Respuesta: Depende de lo que quiero. Si mis deseos están en contra de los de otros, de los que me rodean, ¡ por supuesto habrá problemas en lo que obtendré en respuesta a la satisfacción de mis deseos. 

Comentario: La segunda regla: no hagas lo que no quieres hacer. continúa: “Las concesiones y compromisos son un camino directo hacia el cardiólogo o el oncólogo. No debes hacer lo que no quieres hacer ¡Nunca!” 

Mi respuesta: Es verdad que la contradicción interna causa todo tipo de enfermedades y problemas. Tiene razón Pero ¿qué puede hacerse? Vivimos en un mundo en el cual no soy hijo de la realeza que puede hacer lo que quiera. Por cierto, yo sufrí mucho porque mis padres me permitieron hacer demasiado, pienso que es una actitud equivocada. 

Pregunta: Hay un problema aquí, no hacer lo que quieres hacer. Supongamos que fui al trabajo al que no quiero ir y desde la niñez fuimos forzados a hacer lo que no queremos hacer. Realmente no quiero ir a la escuela ¿piensa que hay un problema? 

Respuesta: De acuerdo al psicólogo, si. 

Comentario: La tercera regla es hablar inmediatamente acerca de lo que no te gusta. Es decir, decir de inmediato: “no puedes hacerlo, es desagradable para mí”. Esta es una manera sana de responder. Y sólo tienes que decirlo una vez. Si no eres escuchado, alejate de la relación. 

Mi respuesta: Lo entiendo. Sí, es posible. 

Pregunta: ¿Añade esta etiqueta todo el tiempo? 

Respuesta: ¡Por supuesto! No puede ser diferente. No iría a un trabajo no   agradable para mí, no me comunicaría con personas que no son placenteras para mí en absoluto, sólo haría lo que es bueno y conveniente para mí. No diría lo que no me gusta decir y diría lo que me gusta ¿qué sucedería? 

Comentario: Cuatro: No responder si no se te pregunta. Comentarios como “¡Cuán cansado estoy! Estoy cansado de todo, ya no tengo fuerzas”, “ya no tengo fortaleza”, no son preguntas. Y no debes responder a ellas con “¿Qué te sucedió? ¿Por qué te estás quejando?” No respondas si no te preguntan. 

Mi respuesta: Esto es bueno. Es real y es razonable. 

Comentario: Cinco: responder sólo a la pregunta. “Cuando se te hace una pregunta y respondes sólo esa respuesta, eres una persona confiable”. 

Mi respuesta: Podría ser bueno. Pero no tendrás ningún tema de conversación. Y la gente pensará que estás encerrado en ti mismo, eres egoísta y eso es todo. 

Comentario: Más aún: “Cuando aclaras la relación, hablas sólo de ti mismo. Esta regla no implica ningún conflicto en absoluto. No resuelves la relación con tu pareja, no discutes, sólo hablas de ti mismo, sólo acerca de ti mismo”. 

Mi respuesta: Okay, habla. 

Comentario: Todas sus respuestas justo ahora testifican por el hecho de que esas reglas son más adecuadas para una persona que vive en un espacio vacío. 

Mi respuesta: Por supuesto. 

Pregunta: ¿Si estás rodeado por otros, en general no podrás observar esas reglas? 

Respuesta: No.

Comentario: Otra cosa que dice es que sólo una persona estable, psicológicamente sana y egoísta puede observar esas reglas y así debes vivir en el mundo. 

Mi respuesta: No pienso que sea posible. 

Comentario: Sigue respondiendo que el entorno no te dará la oportunidad de vivir de acuerdo a esas reglas. 

Mi respuesta: No. Te presionará, te cambiará y te dará otra forma. No es correcto cuando digo sólo lo que yo quiero, cuando lo necesito y lo que necesito. 

Pregunta: Entonces, denos sus reglas o una regla de cómo vivir una vida sana en el entorno de nuestro mundo y que sientas que estás viviendo ¿Qué piensa? 

Respuesta: No tenemos otra opción sino elevar nuestros ojos por encima de nosotros mismos y pensar en lo que el mundo circundante y la naturaleza requieren de nosotros, incluso sin tomarnos en cuenta ¿hacia dónde va? ¿qué desea? 

La naturaleza circundante quiere estar en reposo absoluto y movimiento rectilíneo uniforme, como aprendimos en la escuela acerca de las leyes de la Física. Es decir, hay una meta en la que la naturaleza estará interconectada de forma armónica y mutua, en todos sus niveles, en todas las acciones y en la que las reacciones de la naturaleza serán absolutas, correctamente asociadas con acciones. En este estado, el mundo estará en absoluta armonía. 

Cuando estamos en el estado que él habla, puede haber satisfacción parcial. Porque estamos conectados de forma interna con antelación, no necesito hablar ni discutir nada con nadie. Los que están a mi alrededor entienden lo que siento y lo sienten también. 

Pregunta: ¿Es decir, así no habrá violencia? 

Respuesta: Sí. 

Pregunta: Está diciendo, observen a la naturaleza. Aférrense a  ella y vivan así. Lo principal es: ¿Cuál debe ser mi comportamiento, el de un hombre? 

Respuesta: Me anulo, a pesar de que él dice  que debes sólo escucharte a ti mismo y todo lo demás. Pero en realidad resultará en algo más, como en lo opuesto a uno mismo, cuando me anulo, cuando añado, combino, me uno con otros en un todo común y no me relaciono conmigo ni con otros, sino que es un todo común, con nuestra conexión interna y con toda la naturaleza en esta unión. 

Así, entras en un estado totalmente cómodo. No hay necesidad de preguntar ni de recibir respuesta. No hay necesidad de tormento ni de esforzarse; sólo necesitas mantener tu equilibrio interno, absoluto y completo. Y sentirás perfección, eternidad, entendimiento mutuo, alcance y conciencia de la creación en la que vives. 

Pregunta: ¿En qué se convierte la  primera regla “haz sólo lo que quieras”, con base en lo que ha dicho? 

Respuesta: Tus deseos no serán diferentes, sólo haz lo que necesites, lo que cada uno a tu alrededor quiere. 

Pregunta: “¿No hagas lo que no quieres hacer?” 

Respuesta: Corregirás tus deseos, intenciones, aspiraciones y metas para que sean tan verdaderas que sólo su implementación será correcta y absoluta. 

Pregunta:  “¿Di lo que no te gusta de inmediato?” 

Respuesta: Sentirás hasta la inconsistencia más ligera, discordancias con el plan general de la naturaleza e inmediatamente lo corregirás. 

Pregunta: “¿No respondas cuando no se te pregunta?”

Respuesta: Sentirás a aquellos a tu alrededor y de modo muy agudo si hay una oportunidad de complementarlos. Pero en principio, este trabajo en completar a otros es el más importante. 

Pregunta: “¿Responder sólo a la pregunta?” 

Respuesta: Sí, sentirás los deseos de otros y sólo ellos determinarán tus acciones. 

Pregunta: “¿Cuando estás resolviendo la relación, habla sólo de ti mismo?” 

Respuesta: Sí, porque todo depende sólo de ti y todo será determinado por ti y sentirás que estás en el centro del mundo, gobiernas, determinas y más importante, cuidas de este mundo. Y sólo este cuidado por cada ser creado es tu vida.
[283397]
De Kabtv “Noticias con Dr. Michael Laitman” 19/abr/21

Material relacionado:
Sufriendo debido a una vida sin sentido
Nueve reglas importantes en la vida
Reglas generales para una unificación exitosa

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: