Solución a un conflicto irresoluble

La operación “Guardián de los muros” terminó y se convirtió en otra ronda en solo día. La operación ayudó a reducir la amenaza en cierto grado, pero no puede eliminar la confrontación. Por parte el lado opuesto, que inevitablemente crece una y otra vez, nos lleva a la confrontación militar. Nos hemos familiarizado tanto que, la gente está amargamente consciente de que sus hijos vivirán en esta tierra en guerras incesantes. 

¿Cómo salir de este círculo vicioso? Aparentemente, no es posible ni con operación militar ni con un acuerdo ni dividiendo la tierra: esto para ti y esto para nosotros, cada nación un pedazo de tierra. No hay solución visible. Y el conflicto se siente como un enredo de contradicciones que no puede ser desenredado. 

Finalmente, llegamos a este entendimiento y vemos que no hay solución. Este no es un conflicto de Estado ni un conflicto religioso, sino en la esencia. 

Por lo tanto, puede ser resuelto sólo con una nueva etapa de entendimiento del propósito de la creación, el propósito de la existencia humana en la tierra, diferente gente, estados y religiones. 

Este conflicto está en el punto central de la realidad, de todo el mundo, de toda la humanidad. Y tiene como propósito llevarnos a la pregunta: ¿cómo llegar al punto de equilibrio para todos, para el universo entero? 

Es posible lograr ese equilibrio, pero esa decisión no está en las manos del hombre. Para esto, la participación de dos partes en conflicto no es suficiente, una tercera fuerza es necesaria, la fuerza superior de la naturaleza. Si averiguamos qué quiere la naturaleza de nosotros, sabremos cómo resolver este problema. 

El equilibrio se basa en la conexión correcta y buena entre todas las partes de la creación, incluso las más opuestas y no sólo entre judíos y árabes, sino como está dicho en Profetas “el lobo vivirá en paz al lado del cordero”. 

Y antes que nada, es necesario explicarle a todos, tanto árabes como judíos, la paz en el mundo depende de cuántos estén dispuestas a sacrificarse, relacionarse y unirse con la fuerfza superior. No pienso que sea difícil comunicarlo a los árabes, porque en esencia, su fuerza superior y nuestra fuerza superior es la misma fuerza. 

Todos debemos saber una cosa: si avanzamos, debemos revelar la fuerza superior de la naturaleza y unir todo a su alrededor. Se le llama de forma diferente en cada nación, pero es siempre la fuerza superior de la naturaleza, sólo que cada nación la representa de acuerdo a su percepción. Sin embargo, debemos entender que estamos a merced de esa fuerza y debemos lograr equilibrio, conexión, alcanzarla. 

El Creador quiere ver a todos en esta tierra, que vivan de manera que no haya diferencia entre las naciones, sino una buena conexión mutua. El gobernante en tal país estará en paz, tranquilidad y unidad y estarán en el poder personas que crean que la paz, tranquilidad y unidad, deben gobernar. 

La única manera de salir de este conflicto es que todos entiendan que nadie tiene derecho egoísta a tener ninguna parte del globo. Toda la raza humana está en términos iguales, bajo el gobierno de una fuerza suprema, cuya naturaleza es la conexión y el amor y este es el único Dios que necesitamos adorar. 

Podemos aceptarlo, incluso si está en contra de nuestra naturaleza. Hoy, al niño palestino se le enseña a matar judíos, no a unirse con ellos ¿cómo puedes pasar de ese radicalismo a un lugar de concesiones, conexión y amor cuando parecen tan lejanos unos de otros, como el cielo de la tierra? 

Y está escrito acerca de esto: “el amor cubre todos los crímenes”. Donde hay crímenes más grandes, hay más oportunidad de revelar unidad y amor si la relación es corregida. En lugar de odio, es posible llegar al amor. El amor es revelado precisamente del odio, desde el estado polar. 

Veremos que es imposible vivir de esa forma. Estamos en oposición a la fuerza superior y a la naturaleza en general. Las fuerzas de la naturaleza requieren que nos retroalimentemos y unamos entre todas las fuerzas opuestas. 

Este conflicto está en el centro del universo, y si podemos resolverlo aquí y lograr satisfacción mutua, reinarán en todo el mundo, paz, tranquilidad, unidad, amor y abundancia plena. Debemos entender que es imposible lograr paz, con los métodos convencionales. 

El buen futuro del mundo depende de que todos entiendan la forma de conexión que debe existir en el mundo y que la misión del pueblo de Israel es llevar al mundo a la conexión. Y el papel del mundo es presionar al pueblo de Israel para que se una y lleve a las naciones del mundo con él. 

Es un trabajo mutuo, en el que las naciones del mundo y el pueblo de Israel deben ayudarse. Las naciones del mundo impulsan a Israel e Israel continúa y abre el camino para que todas las naciones vayan detrás de él. Como está escrito en Profetas, que el pueblo de Israel debe anhelar al Creador y las naciones del mundo los llevarán sobre sus hombros para que asciendan hacia la montaña del Creador y logren conexión con la fuerza superior.
[282785]
De Kabtv “Vistazo desde el interior” 24/may/21

Material relacionado:
Justifica las acciones del Creador
¿Desaparecerán las fronteras entre los países?
La solución está en el entorno correcto

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta