¿Cuándo llegará el Mesías?

Comentario: De nuestro público, Galina Azaria escribe: “Michael Laitman, estoy muy agradecida por sus programas informativos, que instruyen. Me interesa una cuestión y nadie más, excepto usted, me dará respuesta. ¿Quién es el Mesías? ¿llegará pronto? Si llega, ¿habrá cambios en nuestro planeta?  ¿por qué tanta gente está esperándolo? ¿quién es él? 

Mi respuesta: El Mesías no es una persona. Es una fuerza especial de la naturaleza que nos saca. Por eso, es llamado “Mesías”, de la palabra “Moshej” (sacar). Nos saca de nuestro egoísmo y así nos lleva a acercarnos más unos a otros y nos ayuda a crear una mejor atmósfera, una mejor sociedad, mejores familias, etc. 

Esta fuerza positiva actúa incluso ahora, pero a una capacidad muy pequeña. Sin embargo, nos estamos acercando cada vez más al estado en el que todos pensaremos y esperaremos que esta fuerza se manifieste cada vez más.

Pregunta: ¿A pesar de que somos egoístas? Es un poco contradictorio. Él nos saca del egoísmo y de pronto los egoístas piensan  “Que venga el Mesías”,  ¿por qué habrían de pensar así?

Respuesta: En principio, teóricamente estamos de acuerdo en salir del egoísmo y nadie quiere admitir que es egoísta. Por eso, si el Mesías nos saca, será como la pandemia actual. Algún tipo de virus llega al mundo y nos fastidia hasta que queramos librarnos del egoísmo. 

Debe mostrarnos que es necesario. Nadie en el mundo siente que eso es lo que le obstaculiza.

Pregunta: Debe demostrarnos que este es el mal. O sea, ¿nos sacará de acuerdo a nuestra petición? 

Respuesta: Gradualmente, según nuestro consentimiento, nos sacará. 

Pregunta: ¿Qué está por arriba de esta línea?

Respuesta: Existe la misma vida, sólo que no es egoísta; a cambio, vives para el otro y todos viven para los demás. Es un sistema de relaciones, conexiones y valores completamente diferente. Y todo está bien.

Pregunta: ¿Qué clase de sistema de valores? ¿existe ahí el concepto de “amor”?

Respuesta: No hay nada más que estar al servicio a los demás. El hombre siente su libertad, su destino.  

Pregunta: ¿Significa que ni siquiera se piensa en acaparar todo para sí mismo? 

Respuesta: El pensamiento está ahí. Pero, te sobrepones, tienes gran placer. Si no hay pensamiento de apego, ¿cuál será el placer de otorgar y amar? Por eso, “el apego”, permanece. 

Pregunta: ¿Trae gran placer el sobreponerse a la propia naturaleza? ¿es a lo que se desea llegar? 

Respuesta: Sí.
[285874]
De Kabtv “Noticias con el Dr. Michael Laitman” 8/jul/21

Material relacionado:
¿Quién es el Mesías?
La oscuridad previa a la venida del Mesías
Esperando al Mesías

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta