Destrucción y restauración

Baal HaSulam, La Profecía: Toma esta espada en tu mano y guárdala con tu corazón y alma, porque es un símbolo entre Yo y tú, que todas esas cosas buenas sucederán a través de ti…

El Creador, de cierta manera, le da a Baal HaSulam un poder superior como promesa: “Siempre y cuando conserves la espada (es decir, lo que puede ser dañado con la espada, te corregirá con ayuda del mismo poder), sabes que estoy contigo y mi fortaleza está contigo”. 

La espada es el poder que corta, separa en pedazos. Puede separar cabezas, cortar partes innecesarias de ti y dejar sólo las partes sanas. La sanación espiritual se reduce a varios procesos. 

Lo mismo es cierto en nuestro mundo: en el tratamiento médico y quirúrgico. 

En ambos tratamientos, hay dos efectos sobre los humanos. Ya sea que la parte innecesaria o dañina sea separada o destruida por medios químicos con ayuda de medicamentos. O viceversa, cierta parte es cosida, se hacen derivaciones de conductos en el cuerpo o su funcionamiento es restaurado con ayuda de medicina. 

En principio, hay sólo un enfoque. Ambos son llamados tratamiento. Uno destruye, el otro restaura. Ambos son necesarios. 

Por lo tanto, no puede decirse que la espada hace daño cuando corta cabezas. Tiene que cortarlas porque son cabezas egoístas

Pero cuando el periodo de guerra queda atrás, es necesario un periodo de recuperación. Es decir, la gente necesita que se le de una metodología diferente, un paradigma diferente de la vida y así puede recuperarse.
[278241]
De Kabtv “El poder de El libro del Zóhar” #5

Material relacionado:    
El escudo y la espada: trabajo en el deseo
La propiedad de recortar el egoísmo
El Final De “La Profecía De Baal HaSulam”

 

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: