Dos lados de la pereza

Pregunta: En la naturaleza humana existe el fenómeno fisiológico de la pereza, cuya razón subyacente es nuestro ego, tener comodidad con el mínimo esfuerzo. 

La gente que sigue este camino acumula riqueza o algún tipo de conocimiento que no usa en la vida real. El que se esfuerza por la comodidad, como resultado, deja de ser físicamente activo y se vuelve perezoso. El bien por el que nos esforzamos, no hacer nada y tenerlo todo, se vuelve dañino. La naturaleza inmediatamente nos castiga a través del cuerpo, ¿cuál es su actitud hacia la actividad física en cualquier edad? ¿le simpatiza? 

Respuesta: Cuando era adolescente solía ser corredor. Hoy simpatizo con la actividad física en todas sus formas, lo que sea conveniente y cercano para cada uno. Al menos hacer caminatas largas. Es necesario. 

El punto es que la pereza es buena cuando nos advierte de algunos excesos en nuestro trabajo, para no estropear algo en el mundo. Pues, muchas de nuestras acciones, principalmente en la naturaleza, la dañan. Por eso, la pereza es una reacción defensiva de nuestra naturaleza que nos ayuda a no dañar demasiado al mundo. 

Con respecto a nosotros, no necesitamos involucrarnos demasiado en deportes ni en ningún asunto olímpico, sólo debemos hacerlo en aras de la salud, despejar nuestra mente y tener una larga vida.
[286156]
De Kabtv “Encuentros con Cabalá” 29/ jul/21

Material relacionado:
La pereza: una cualidad maravillosa
Pereza útil
¿Cómo se combate la pereza en el grupo?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: