Endurece los corazones de los reyes

Profetas, Yehoshua 11:18- 11:20: Yehoshua hizo la guerra por mucho tiempo con todos esos reyes. No había ciudad que hiciera la paz con los hijos de Israel, salvo los Hivitas, los habitantes de Gabaón; entraron en batalla con todos. 

Porque el Señor endureció sus corazones, (que ellos debieron entrar) contra Israel en batalla y que ellos pudieron destruirlos completamente y que ellos podrían no haber tenido ningún favor, que ellos podían destruirlos como el Señor le ordenó a Moisés. 

Comentario: El Creador endurece el corazón de los reyes -es decir, los deseos egoístas- para la guerra y dice a Israel; “Los debilité, ve y tómalos”. 

Mi respuesta: Esos son nuestros deseos internos, que debemos cubrir con la intención “a favor del Creador” y transformarlos de recepción a otorgamiento. Aunque no con nuestras acciones sino con nuestras intenciones. Ese es todo el problema. Con las intenciones, no sabes cuánto trabajo aún tienes que hacer y si lo estás haciendo de forma correcta porque debes actuar completamente por tu cuenta. Y cuando el Creador indica en contra de quién actuar no hay elección. 

Pregunta: Pero al mismo tiempo, el Creador también apunta hacia los deseos egoístas: “¡Pónganse de pie, peleen contra Israel!” él me confronta con mis deseos ¿esto es llamado ayuda? 

Respuesta: La ayuda del Creador está en que ya estás vencido. En el estado de descenso descubres tu debilidad, total falta de poder y puedes pedir ¡No debes vencer a nadie excepto a tu ego! Todo el trabajo es para debilitar tu ego. 

Tu “yo” es la intención: ¡Lo que quieres lograr! Y tu naturaleza es el deseo egoísta. Por eso, esa dualidad despierta en ti todo el tiempo. 

Pregunta: ¿Y qué sucede con lo que no es mío en mí? 

Respuesta: La intención de dar, de amar, de conectarse con otros. Algo que algunas veces despierta en ti y subconscientemente no te da paz. Esto no es tuyo; es la ayuda del Creador desde arriba. 

Pregunta: ¿Y pido que llegue? 

Respuesta: Sí, aunque no lo pides para ti. El Creador despierta esta petición en ti y te da toda la asistencia posible. La ayuda puede ser “a favor” y “en contra”. 

En este caso, la ayuda “en contra” es cuando los deseos egoístas son provocados y dicen:”¡Vayan a Israel!” Es como cuando el Creador le dijo a Moisés: “Ven al Faraón, porque endurecí su corazón”. Es decir, “Lo  provoqué contra ustedes. O sea, está preparado. Pero Yo estoy con ustedes, no se preocupen, ¡ve!”
[286403]
De Kabtv “Secretos del Libro Eterno” 2/ago/21

Material relacionado:
Gran ayuda del Creador
¿Qué ayuda a poner al descubierto a la sesgada serpiente?
Desde el egoísmo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta