La esperanza cura

Los médicos están seguros de que la esperanza prolonga la vida. Por eso, aconsejan a los pacientes que sean optimistas y esperen lo mejor. La esperanza despierta mecanismos psicológicos en el hombre que ayudan al cuerpo a recuperarse y a apreciar la vida. La esperanza comienza en la cabeza, luego se convierte en un sentimiento y fortalece todos los sistemas de protección del cuerpo.

¿Cómo podemos desarrollar esa esperanza en el hombre? En primer lugar, por influencia externa: películas, conversaciones y libros que pueden animarla, apoyar sus esperanzas para el futuro y darle fuerza vital.

Para superar la desesperación, debe tratar de elevarse a un nivel por encima de ella, al siguiente grado y comprobar desde allí, de dónde vino la desesperación y por qué. Puede ser que la lleve a cambios positivos. Superar la desesperación no significa destruirla. Quizás, por el contrario, el desarrollo humano se deba a las decepciones cuando nos desesperamos de lo que tenemos y queremos que las cosas mejoren.

Necesitas ver la desesperación como medio para avanzar. Pero se requiere un buen ambiente y apoyo de amigos. Los amigos deben tirar una cuerda al amigo que se está ahogando y sacarlo del mar tormentoso.

La esperanza es una iluminación del futuro que te atrae y te saca de la corriente maligna de la vida, como un salvavidas arrojado a alguien que se está ahogando en un río.

La esperanza se transmite de uno a otro como virus. Necesitamos un programa nacional o incluso mundial que brinde una gran esperanza a la gente y así, avanzaremos hacia un buen futuro.

En primer lugar, se debe entender que todo lo que pasa es bueno y que no hay nada malo en el mundo. Todo el mal que vemos es causado por la falta de una buena conexión entre nosotros. Resulta que sólo necesitamos entender cómo conectarnos con buenas conexiones, para hacer que nuestra vida sea buena.

El hombre debe ser educado en esto, de la misma manera que se cría a un niño en todo lo demás. Inicialmente, el niño tiene sólo un instinto innato: agarrar todo y llevárselo a la boca. Pero la educación lo convierte en una persona. La educación debe ser tal que eleve a la persona a un nuevo nivel. El hombre debe desesperarse a cada momento, pero aún así aprovechar el momento siguiente y poner todas sus esperanzas en eso.
[286264]
De Kabtv «Una conversación con periodistas», 1/dic/20

Material relacionado:
Babilonia del siglo 21
Nueva Vida # 77 – Salud y enfermedad
¿Se le puede llamar a la decena, cueva?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta