Y fue la séptima vez que los sacerdotes tocaron las trompetas”

Profetas, Josué, 6:16: Y fue la séptima vez, los sacerdotes tocaron las trompetas y Josué dijo al pueblo: Griten, porque el Señor les dio la ciudad. “Tocar la trompeta” significa usar la cualidad de misericordia para corregir, para otorgar. Por lo general, tocar el cuerno se usa sólo en ocasiones especiales, en días festivos especiales: por ejemplo, en Yom Kippur (Día del Juicio Final). Todos estos casos se describen en la Torá.

El sonido del cuerno simboliza la necesidad de invocar a Biná, la cualidad de otorgar, que conquista y destruye por completo los remanentes del egoísmo que existen en nosotros. Pues, los hijos de Israel ya rodearon y atravesaron el muro. Está claro que ahora habrá una victoria final sobre las siete etapas del egoísmo.

Cuando se toca un cuerno, se expulsa aire y pasa a través del cuerno de un animal kosher, así se manifiesta la cualidad especial de misericordia, que corrige los deseos egoístas y las paredes se derrumban.

Pregunta: ¿Qué es este grito de la gente que derriba el muro? ¿deberían gritar todas las personas y sólo así caerá el muro? 

Respuesta:  Es el grito del alma, una súplica a la propiedad que quieren alcanzar. Un grito no es una palabra, no es una canción, sino la apoteosis de la oración.
[285263]
De Kabtv «Secretos del libro eterno» 12/ago/21

Material relacionado:
Un adaptador entre el mundo material y el mundo espiritual
Todo es para bien si solo nos elevamos un poco
Escucha la invitación del Creador

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: