Busca el punto de referencia

Comentario: Un político fuerte dirá que siempre está a favor de los débiles, de los menos afortunados. Todas las campañas de elección están basadas en esto. Pero cuando llega al poder, muy rápido lo olvidan. 

Mi respuesta: Es natural ¿dónde han visto políticos que se preocupan por las masas? El político es también un egoísta, pero más grande. Para llegar a la cima de la pirámide del poder, debe destruir y pasar sobre cientos de personas y solo así se convierte en presidente o dirigente de gobierno. 

Por eso, es imposible exigirles algún tipo de compasión por las masas. No tienen ni un solo pensamiento de eso. Piensan en términos de fortaleza en su gobierno, poder y dinero. Así son; de otra manera, no estarían en la cima. Es ingenuo esperar ningún beneficio de ellos. 

Por supuesto, harán algo por las masas, pero como método polpulista, nada más. Usan esas técnicas para mejorar sus niveles de aprobación. Los políticos renuncian a todo por poder. Gastan dinero para no perder su reputación. Lo principal es alcanzar el poder. Alguien quiere lograr algún descubrimiento científico y solo eso es importante para él. Para alguien más ni la política ni una buena opinión de sí mismo le importa, solo dinero. Cada uno tiene su meta. Y cada uno logra lo que quiere tanto como puede.  

Pero nuestro ego, en constante desarrollo, nos dirige a un estado donde no recibimos satisfacción ni de deseos ni de logros. Me esfuerzo por tener dinero ¿por qué? Para sentirme seguro, satisfecho ¡Eso no sucede! Me esfuerzo por conocimiento ¿para qué lo necesito? Lo adquiero y sigo vacío. Logro poder y de pronto encuentro que no me da nada sino vacío. Es obvio que no importa qué deseos satisfago, permanezco vacío ¿qué podemos hacer? 

He aquí el problema en la pirámide social: la cima desaparece. La gente solía esforzarse por llegar a la cima, pero ahora este esfuerzo está desapareciendo. Hoy, la élite siente que no tiene nada. Hoy, no ves gobernantes que pueden decir: “Yo sé cómo dirigir el futuro y debo mostrarlo, debo hacerlo”. No existe tal cosa. No hay personas o partidos que digan: “¡Está este partido! ¡Vamos!” 

Se perdió cierto punto clave. Antes, el ego se desarrollaba de pequeño a grande, de grande a incluso más y más grande, había cierta línea, un punto de referencia. Hoy, el ego llegó a un callejón sin salida; ya no nos muestra nada. Al contrario, encontramos que no hay a donde ir. Y no encontramos deseos más grandes que los que tenemos hoy ¿deseo para qué? ¿consumir qué? ¿y si consumo el mundo entero? 

Descubres lo limitado de tu egoísmo y comienza a hacer aspavientos: “¿Qué sigue?” No queda nada, solo antidepresivos y drogas.  

Es la última etapa. En esta sensación de vacío, surge el deseo por el siguiente nivel de desarrollo, uno más elevado, la esfera en la que aún no existimos. Debemos llegar a ese siguiente nivel. Este es un nuevo deseo, no el anterior y egoísta, sino una nueva propiedad con la que viviremos en una dimensión, por encima del ego. 

Comienza a manifestarse en la gente y llega a la ciencia de la Cabalá que la ayuda a revelar esa parte del mundo que existe a nuestro alrededor, pero que está oculta. 

Pregunta: ¿El sufrimiento es bueno? 

Respuesta: No es que el sufrimiento sea bueno, sino que nos da la oportunidad de elevarnos por encima del ego, que es la causa del sufrimiento. Esto nos permite salir de los problemas. Si veo que algo me hace sufrir, lo odiaré e intentaré alejarme. 

Estamos en una etapa de desarrollo, en la que, gradualmente, percibiremos que nuestro egoísmo es malvado. Otro estado llegará en el que entendamos que: “Si no nos unimos, nos destruimos entre nosotros”.
[286615]
De Kabtv “Close-up. Esperanza para la paz”

Material relacionado:
Dinero, poder y percepción de la realidad
¿Por qué sufrimos? parte 1
«El sol sale y el sol se pone»

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta