El dinero no puede comprar amor

No podemos conquistar a la naturaleza. La naturaleza nos trajo a una fase especial de desarrollo y debemos cumplir su demanda y acercarnos unos a otros, estar más unidos como nación y terminar todas las disputas. Si no lo hacemos, será peor que ahora. Advertí al principio de la pandemia, que no acabará pronto, tres años, cinco años, durará años. 

Hasta que cumplamos con la ley de la naturaleza, que nos exige conectarnos verdaderamente como un hombre con un corazón, no podremos estar sanos y libres. Las restricciones que ahora sentimos de la naturaleza, nos muestran que no tenemos permiso de acercarnos unos a otros, debido a nuestra mala actitud mutua.

La distancia no puede ser menor de dos metros, es un reflejo de mi actitud hacia los demás. No quiero sentirlos cerca y ahora esta sensación se transmite en distancia. 

¿Quieres vivir sin restricciones físicas? Cancela las restricciones internas. Intenta estar más cerca a los demás, eliminar todos los reclamos y disputas en el pueblo de Israel e inmediatamente verás que la pandemia cede. Parecería que no hay conexión entre nuestras relaciones y el virus. Pero así funciona. 

Si no lo hacemos, gastaremos más millones en medicina y vacunas, pero los problemas crecerán cada vez más y no podremos salir de ellos. Queremos ser rescatados con dinero, para no cambiar nuestro corazón. Pero no funcionará. El dinero no puede comprar amor. Y es gran cercanía y amor, lo que se nos pide.  

Seguro que el amor no se da en forma gratuita. Se debe anhelar. Pero, es una adquisición eterna, la acción más confiable que nos garantiza salud, fuerza, paz, serenidad y nos coloca por encima de la vida y de la muerte. No hay nada más fuerte que el amor, es la fuerza superior. 

No estamos dispuestos a perturbar nuestro corazón con amor y en su lugar, intentamos cubrirlo con la esperanza de encontrar paz. Pero no hay forma de salir. Solo prolongamos nuestro sufrimiento unos cuantos años más, hasta que seamos inteligentes. El Creador no abandonará sus planes. De forma persistente e incansable nos obligará a amar a los demás como a nosotros mismos. 

No es suficiente con volvernos un poco amables entre nosotros, es necesario que realmente lleguemos al amor universal, para que solo el amor gobierne en el mundo.
[286306]
De Kabtv “Charla con escritores”, 29/nov/20

Material relacionado:
COVID-19, luz al final del túnel
Detector de odio
Una madre amorosa para una humanidad mejor

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: