Invertir en una cuenta de ahorros espiritual

Pregunta: La decena en la que nos involucramos en el trabajo espiritual interno y en la difusión avanza hacia el futuro, al siguiente estado.

Si de repente salgo de la decena y siento incomodidad y vergüenza, ¿puede este estado llamarse infierno, desde el que más tarde podré sentir el sabor del otorgamiento en el grupo o es sólo la preparación para emociones más serias?

Respuesta: Podemos decir que es un infierno hasta cierto punto. Por supuesto, más adelante hay lo que llamamos niveles más serios y aún no estás «muerto» de vergüenza. Pero es algo bueno.

Créeme, he estado en esta línea durante 40 años y sigue siendo una página maravillosa en mi vida, de hecho, toda mi vida y no me arrepiento en absoluto. Tengo más de 70 años y muchos de mis amigos con los que estudié en la universidad o con los que había estado en contacto ya fallecieron. Pero no creo que mi destino sea peor que el de ellos.

No rechaces la oportunidad de acercarte a las leyes superiores, al mundo superior. Pues, entiendes que es para bien. Cada día que te esfuerzas es una inversión en tu cuenta general de ahorros espirituales. Se guarda y entra específicamente en el alma de cada uno. Así que no subestimes ninguna clase ni actividad de grupo, sigue y avanza.
[251585]
De  Kabtv  «Fundamentos de Cabalá» 23/06/19

Material relacionado:
¡Ataque!
La decena – Ahí encuentro mi alma
Ascensor espiritual: la decena

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: