Juntos abriremos los cielos

El congreso es una oportunidad especial para la conexión. El Creador nos obliga a conectarnos virtualmente y esta conexión es incluso más poderosa que los congresos físicos que organizamos en el pasado. 

El congreso virtual es más fuerte que el físico y espiritualmente está más conectado. Antes íbamos a congresos físicos para cantar, bailar, saltar juntos, hablar con los amigos y estar en un enorme salón rodeados por varios miles de personas. 

Pero ¿esta ilusión de conexión provocada por la conexión física, está más cerca de la espiritualidad que cuando nos sentamos cada uno frente a la pantalla y somos forzados a una conexión de corazón a corazón? Finalmente, no tenemos otra opción. El mundo material está terminando, estamos abandonando el mundo corporal y no sabemos si regresaremos alguna vez a las reuniones físicas. 

El Creador nos lleva más adelante porque somos la nueva generación, la última generación, la primera generación espiritual y, debemos elevarnos por encima de la corporalidad lo queramos o no. Pueden ver los ejercicios que se nos dan desde arriba. 

Por eso, el congreso debe convertirse en una oportunidad para nosotros, para lograr conexión espiritual y no material como fue en congresos previos. 

Necesitamos convencernos uno al otro para unirnos incluso más en una forma espiritual, en sensaciones internas y enviar desde nuestro corazón al corazón de los amigos, el mensaje de nuestro deseo de unirnos con ellos. Sólo conectando los corazones podemos restaurar la estructura del hombre, Adam, el alma común única, dentro de la que será revelada la luz eterna. Este estado será el fin de la corrección (Gmar Tikkun). 

Por eso, para nosotros, congreso virtual es estar en un congreso espiritual, un congreso interno. El Creador, para hacernos avanzar, se llevó la oportunidad de organizar congresos físicos como en años previos. No lamento ya no tener posibilidad de reunirnos en el gran salón y vernos cara a cara. Los rostros no son importantes para mí -los corazones y los deseos son importantes. Avancemos hacia acciones más espirituales. 

Llegamos al congreso virtual para tener un ataque especial con base en la conexión y unirnos en un deseo llamado Adam, que quiere decir Creador. 

Cada lección diaria puede ser como un mini-congreso, pero aún así es diferente de esos eventos especiales que suceden cada cierto tiempo. 

Necesitamos entender que las condiciones son dadas desde arriba y estamos obligados a aceptarlas por encima de la razón, incluso si no las entendemos. Las condiciones de un congreso virtual son que debemos hacer cada esfuerzo para conectarnos, como escribe Rabash: Para que “la tierra que se extiende por muchas millas no se interponga entre nosotros”. 

Les advierto: es muy importante no perder esta oportunidad y hacer el esfuerzo juntos. Los esfuerzos individuales no son suficientes; necesitamos todos juntos buscar conexión global y a partir de ahí a una plegaria común hacia el Creador. Y los cielos se abrirán.
[287721]
De la lección diaria de Cabalá 23/sep/21, “Preparación para el ataque en el congreso”

Material relacionado:
El primer congreso de la nueva era
«Nos hemos reunido aquí»
El propósito de los congresos

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta