Un mensajero del Creador

Hoy conmemoramos el día de mi maestro Rav Baruj Ashlag (Rabash). Hubo miles de cabalistas antes que él y millones de personas que soñaron con revelar la espiritualidad. 

Pero ahora, todo el trabajo está enfocado en nosotros y debemos intentar estar en la forma de la llamada última generación, para que lleguemos al nivel espiritual con fe por encima de la razón, la primera asociación con el mundo espiritual con sus fuerzas y posibilidades. 

Toda la humanidad está comenzando a sentir su dependencia mutua en un buen y en un mal sentido, tanto  dependencia de grupos terroristas hambrientos de guerra, como de personas que se esfuerzan por unirse. 

Somos parte de la humanidad y estamos cada vez más conscientes de nuestra conexión mutua. Hasta ahora, esta dependencia se expresa en forma poco placentera, la pandemia, por ejemplo. Por otra parte, estamos avanzando más y más porque vemos que nuestra conexión viene de arriba, como una condición necesaria para nuestro avance. 

Dos grandes cabalistas: Baal Hasulam y su hijo mayor, Rabash, crearon la metodología diseñada para la última generación, para nosotros. Y, estamos muy agradecidos con ellos y con el Creador por enviarlos a nosotros. Rabash escribe que un grupo unido por una meta común y dispuesto a anular sus intereses personales en aras de la conexión, puede lograr la meta sublime, incluso aquí en este mundo. 

Mientras más valoras al grupo, al maestro y al Creador, más te acercas a la fuerza de otorgamiento y a la fe por encima de la razón. Hay un principio que opera aquí: “La Torá, el Creador e Israel son uno”. Debes buscar unirte a la decena y organizarla de manera que se vuelva un lugar para la revelación del Creador. 

Debemos actuar en este mundo como mensajeros del Creador, cumplir el deseo de arriba y ayudar a que lo conozca la humanidad. Pues, no hay conexión entre el Creador y la humanidad que le permita sentir la intención del Creador. Necesitamos implementar esta conexión, elevarnos hasta el nivel espiritual por encima de la razón, y al mismo tiempo, estar dentro de la razón, es decir, servir de transición entre el Creador -la fuerza de Bina y Maljut- y la humanidad. 

De esta manera, podremos pasar nuestras fuerzas e intenciones a la humanidad, para que se una a nosotros y se eleve junto con nosotros, como una fuerza que nos sostiene, el AHAP del grado espiritual. 

Por supuesto, no hay nada nuevo bajo el sol, el concepto de fe por encima de la razón ya era conocido por los cabalistas, incluso antes de Rabash. Pero no fue aclarado y explicado con tanto detalle como lo hicieron Baal HaSulam y Rabash, que trajeron esa técnica para su implementación práctica entre las masas. 

En sus artículos, Rabash explicó en detalle el método de Baal HaSulam. En realidad, tomó todo el camino espiritual por el que el hombre debe pasar y lo explicó en detalle y extensión. Sus artículos son como una novela fascinante que explica el desarrollo espiritual del hombre y su ascenso del nivel animal al nivel humano. 

Ni siquiera entendemos la profundidad infinita que ocultan los artículos de Rabash. Hasta ascender la escalera espiritual hacia la corrección final, podremos evaluar que este hombre nos preparó el camino y los grados supremos que describe.
[287267]
De la 2a parte de la lección diaria de Cabalá 12/sep/21, “Día conmemorativo de Rabash”

Material relacionado:
¿Cuáles son los libros que Rabash escribió?
Cerrando la cadena de las grandes almas
En memoria de Rabash

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: