“Y Josué no retiró su mano”

Profetas, Josué, 8:26-28: Y Josué no retiró su mano con la que había apuntado la lanza, hasta que hubo destruido completamente a todos los habitantes de Hai. Y Josué quemó Hai y la redujo a un montón de escombros, quedó desolada para siempre, hasta hoy. 

Pregunta: ¿Qué significa que mientras sucede la batalla, Josué no retira su mano? 

Respuesta: La mano elevada simboliza la dirección de la persona, su intención: destruir estos deseos para que no quede ninguno que pudiera ser utilizado de alguna forma.  

Está escrito: Y Josué quemó Hai y la redujo a un montón de escombros, quedó desolada para siempre, hasta hoy. Hasta hoy significa nunca utilizar de nuevo el egoísmo. Es decir, estamos hablando de la parte del egoísmo que está corregida, precisamente por su destrucción.
[286901]
De Kabtv “Secretos del Libro eterno” 19/jul/21

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta