Diferencia entre el grado humano y el resto

Pregunta: La gente ha estado interesada durante mucho tiempo en el establecimiento de países. Hay nueve teorías ampliamente aceptadas sobre el tema. Cabalá considera que este proceso es el desarrollo del deseo de recibir ¿qué es este proceso?

Respuesta: No soy ni politólogo ni experto en formación de Estados. Pero cuando escucho a los científicos, veo lo abstrusos que son: cada uno tiene sus propias teorías y hay muchas de estas teorías, los científicos están llenos de ellas.

Cabalá explica todo de manera mucho más simple. La cuestión de la creación es el deseo de disfrutar, es decir, el deseo egoísta.

En el mundo inanimado, vegetal y animal, este deseo se manifiesta en forma primitiva, en la preservación de su existencia. Los cristales, minerales y metales se esfuerzan por preservar su estructura, como la red cristalina o la estructura de átomos o moléculas.

Una planta, naturalmente, se esfuerza por sobrevivir para existir de acuerdo con el principio de lo mejor para su deseo de disfrutar, de llenarse de vida. Y los organismos animales también tienen la capacidad de moverse, de reproducirse de una manera específica, porque su egoísmo requiere tal realización.

En cuanto al hombre, esto se manifiesta en envidia, celos, sufrimiento al compararse con los demás a medida que adquiere nuevos deseos; los absorbe viendo a los demás. Es decir, tiene una capacidad infinita para desarrollarse debido a una afluencia de deseos extraños. Debido a los celos y la envidia, siempre encuentra nuevas metas para sí mismo.

Por eso, el nivel humano es muy diferente a los demás. Por ejemplo, la naturaleza inanimada, que se formó después del Big Bang y la posterior expansión del universo, se desarrolla de acuerdo con ciertas leyes y no hay problemas con eso.

La naturaleza vegetal existe, muere, renace y por eso ha ido cambiando durante millones de años. En la naturaleza animal tampoco ocurre nada especial; conocemos los hábitos y carácter de los animales. Es cierto que los diferentes animales e incluso sus diversos tipos tienen caracteres relativamente diferentes, pero no se parece en nada al hombre que pasa por cambios significativos a lo largo de su vida.

La gente construye, no de forma natural, sino algunas combinaciones incomprensibles entre ellos. Esto no es solo una familia, como en el mundo animal, donde una pareja da a luz cachorros, los cría y ese es el propósito de su existencia.

Los animales viven de acuerdo con la ley instintiva de la naturaleza, que se expresa sin falta, en formar agrupaciones específicas o rebaños más grandes. Pero todo esto, regido por el instinto, nunca cambia. Los líderes cambian, pero el estilo de vida en sí se establece para cada tipo de animal.

No es así para el hombre. A medida que cambia su egoísmo, también cambia lo que crea a su alrededor. Una vez la gente vivió como animales en grupos. Quizá tuvieron hijos comunes, esposas comunes y maridos comunes.

Con la manifestación de un mayor egoísmo, se empezó a compartir. Pero cuando desapareció la necesidad de apoyarse, protegerse de los animales salvajes o ir a cazar juntos, la gente comenzó a separarse y crear su propio hogar. Así fue como, paulatinamente, se fueron consolidando las especialidades: se es zapatero, herrero, etc.

Es decir, se formaron varios grupos y clanes, se estableció un sistema muy complejo de relaciones entre personas, se necesitaban abogados, economistas y otros especialistas.

El cuerpo humano, que se desarrolla constantemente debido a su egoísmo interno, requiere de nosotros una organización nueva, cada vez más compleja y confusa que es incomprensible para la persona común.
[287790]
De Kabtv «Close-up»

Material relacionado:
“¿Hay cura para el cáncer?” (Quora)
Llevar una vida humana
La diferencia entre el deseo animado y el deseo humano

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta