Elemento de la naturaleza que requiere corrección

Comentario: Muchos experimentos muestran hasta qué punto la persona que cuida las plantas influye en ellas con su pensamiento.

Mi respuesta: El hombre influye no sólo en plantas y animales con su pensamiento, también en las piedras. Sólo que aún no podemos verlo.

Hay interconexión e interacción tan absolutas entre todas las partes de la creación, que si viéramos la red de fuerzas, encontraríamos que sólo nosotros, los humanos, somos el elemento negativo y dañino en este sistema.

Ni las formas inanimadas, vegetales o animales de la materia tienen libre albedrío, no hay ego en ellas. Existen de acuerdo con las leyes que la naturaleza les inculcó. Los humanos, sin embargo, gracias a su libre albedrío y a su egoísmo, son la única parte dañina de la naturaleza.

Pregunta: ¿Dónde está el libre albedrío del hombre? Los animales actúan con base en los instintos y el hombre según el deseo de recibir, de usar a los demás.

Respuesta: El libre albedrío comienza cuando nos convencemos de que nuestro camino anterior era defectuoso. Al mismo tiempo, se revela en nosotros un deseo superior, el deseo de ir más allá de este mundo, de elevarse por encima de él. Ese «deseo superior» debería revelarse a nosotros.

Cabalá nos ayuda. Es la única forma en la que podemos corregirnos a nosotros mismos.
[288212]
De Kabtv «Close-up, punto de referencia»

Material relacionado:
El ocultamiento nos enseña cómo corregirnos
¿Para qué necesito este mundo?
El trabajo de la corrección del mundo, parte 1

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta