Invertir en lo eterno

Antes que nada, vivo dentro de la decena, mi pequeño grupo de amigos, como si creciera en una cápsula. Y hasta que sea mayor, podré salir al mundo abierto y conectarme libremente con él.

Mientras tanto, sólo puedo trabajar en el mundo para satisfacer las necesidades corporales y cuidar a mi familia, es decir, me comunico con ella a nivel físico. Pero además, tengo una parte del mundo superior, una parte de la eternidad y este es el grupo que determina mi estado espiritual eterno.

Tendré que despedirme de este mundo, porque todos moriremos algún día y perderemos toda conexión con él. Pero no perderé el contacto con el grupo porque estoy construyendo un ambiente en el que seguiré adelante. Esa es mi espiritualidad.

Por eso, no confundas uno con otro. Decidamos qué es más importante para nosotros.

La importancia de la meta, el camino espiritual, nos da fuerza, ¿qué podría ser más importante en la vida? ¿vale la pena centrarse en los lazos materiales que, tarde o temprano se romperán, cuando deje este mundo o en una carrera, en el dinero? El mundo está cambiando a tal estado que pronto todos nos quedaremos sin nada. Y luego, ¿de qué deberíamos preocuparnos excepto por la espiritualidad?

El Creador, gradualmente, nos lleva a comprender que no hay nada en qué pensar, excepto en la espiritualidad. En última instancia, no tenemos libre albedrío ni capacidad para cambiar nada. Incluso antes de morir, nos damos cuenta de que no hay nada significativo en este mundo, excepto las acciones de otorgamiento, conexión y revelación del Creador.

Nada más permanece, incluso en nuestra vida material, nada queda para el ego. Bajo los golpes de la naturaleza, poco a poco llegaremos a este despertar. Todas los placeres egoístas de este mundo desaparecen: no hay dinero ni honor ni poder. Se pierde todo, es una lección de arriba. Sólo queda el vacío.

Por lo tanto, debemos priorizar correctamente la vida, averiguar qué es importante y qué es secundario. Ser humano es sopesar qué es más importante, qué es menos importante y en qué no vale la pena gastar el tiempo.
[288240]
De la lección diaria de Cabalá 6/oct/21, Rabash, “Con respecto al entorno” Artículo 919

Material relacionado:
Hacia la Luz a través del centro de la decena
El invitado y el anfitrión se encuentran dentro de la decena
Una decena como herramienta para la adhesión

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta