La naturaleza nos da la oportunidad de ascender

La persona en el camino espiritual pasa por grandes descensos y si no se siente conectada con el grupo, puede dejar el camino. Reclama al maestro, a sus amigos, al mundo y al Creador, cree que sólo ella tiene razón. Pero, de hecho, el ego la cubre.

Podría sacar la fuerza del grupo para superar este estado, pero no quiere, porque se siente más inteligente y más fuerte que el resto. El orgullo la descompone hasta tal punto, que queda enterrada bajo el espesor de su egoísmo y muere en lo espiritual.

Esto le pasa a mucha gente y termina por irse. Quizás ellos mismos no se dan cuenta de lo que les pasó, por el contrario, piensan que tienen razón y que por fin abrieron los ojos. Se arrepienten de haber entrado en una sociedad que hace cosas tan poco realistas.

Por el contrario, en las religiones y creencias, los estudiantes idolatran al maestro y al camino mismo. Pues, ahí no hay una línea izquierda, la crítica no está permitida, el ego no crece a cada paso. Mientras que en la ciencia de la Cabalá avanzamos en dos pies, en dos líneas, como se dice: «Y serán como dioses que conocen el bien y el mal».

Sólo en Cabalá sucede que el estudiante no está de acuerdo con el maestro, incluso lo odia y rechaza al Creador. Pues, se nos enseña a ascender y ser similar a la fuerza superior que necesitamos comprender y descifrar. Y no todos pueden hacerlo.

Sucede que la persona es incorporada al grupo cabalista como si hubiera sido soplada y no está preparada para tal trabajo. Por ahora, sólo está interesada en el misticismo, no en la ciencia de la Cabalá, que conduce a la comprensión real de la fuerza superior. O quiere que le enseñen a hacer algunas acciones materiales, a orar y limitarse a esto.

Entre nosotros hay gente “de toda” porque el estudio está abierto a todos. Por eso, a veces, después de un tiempo, descubre que no le conviene; él no nos conviene y nosotros no le convenimos.

Y se va. Además, no depende de la inteligencia, puede ser muy inteligente. Depende de la disponibilidad del corazón, la madurez del alma. Si está preparada para ir en contra de su ego y elevarse por encima de las dos fuerzas de la naturaleza, recibir y otorgar, para unir el bien y el mal en una sola fuente, en el Creador, puede avanzar en Cabalá.

Pero si no puede, si no tiene suficiente paciencia ni suficiente mente y corazón para unir el bien y el mal en una sola fuerza, se va y comienza a castigar al maestro y a la Cabalá.

No es una manera fácil, requiere auto anulación constante, ¿cómo puede un egoísta amar y estar de acuerdo con esto? Por eso, hasta hace poco, los cabalistas ocultaron este método, que no se adapta a las grandes masas. Sólo en los tiempos modernos Cabalá comenzó a extenderse ampliamente, pero muchos la iniciaron y la abandonaron. El resto, por el momento, son aquellos que están dispuestos a escuchar la verdad y lo más importante, a darse cuenta de ella en su propia vida.

Si alguien se va, le deseamos éxito en la vida corporal y nosotros seguimos en el camino. Este mundo nos muestra día a día que en él, no hay nada que buscar, ¿qué gana el que abandona el camino espiritual? Es poco probable que le esperen riqueza, fama, poder o una satisfacción especial en el mundo material. Simplemente no quiere hacer esfuerzos en lo que la naturaleza le indica, es decir, en la ciencia de la Cabalá.

La naturaleza quiere revelarle las opciones y posibilidades de realmente lograr la visión correcta de la naturaleza, para que pueda tomar las dos fuerzas de ella, más y menos y combinarlas en la línea media, de acuerdo con el método de Cabalá.

Tienes que hacer esta corrección dentro de ti mismo, reconfigurarte internamente de acuerdo con la naturaleza, en tres líneas: derecha, izquierda y media, es decir, la fuerza de recibir, la fuerza de otorgar y su conexión correcta. Y verás, comprenderás y sentirás el universo por encima del tiempo y el espacio, por encima de todas las limitaciones de la percepción egoísta unidimensional.

La percepción puramente altruista también es limitada porque no es accesible a ninguna dimensión: todo está abierto, todo está en otorgamiento. Aquí es necesario combinar dos líneas. Sólo con ayuda de ambas, te paras firmemente en el camino, en medio de las dos líneas y puedes dar y medir la cantidad de tu otorgamiento. Así, asciendes los escalones y comprendes cada vez más al Creador.
[287981]
De la clase diaria de Cabalá 30/sep/21, “Baal HaSulam. Shamati 10. ¿Qué es “Date prisa, amado mío” en el trabajo?”

Material relacionado:
¿Por qué no podemos conmover al Creador?
Aprender a caminar sobre dos piernas
Los beneficios del mal

 

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: