Pido cambiar yo, no el Creador

¿Cómo se puede alcanzar una plegaria que salga del fondo del corazón y llegue al Creador? Es necesario imaginar que estamos dentro del Creador, la única fuerza, aparte de la cual no hay nada más. 

Y por consiguiente, todo lo que recibimos y sentimos, todo lo que sucede en nuestros pensamientos y deseos, nos llega de la fuerza superior, del bueno que hace el bien. Y si no lo percibo como bueno y amoroso, sufro y tengo que pedir al Creador que cambie mi percepción.   

No tengo a quien más dirigirme. No puedo cambiarme porque yo no me creé. Sólo puedo pedir al Creador que me ayude a cambiar. Además, no pido cambiar mi deseo de recibir, sino que se agregue al deseo que me dio el Creador, la intención de otorgar. En todas mis cualidades, deseos y aspiraciones, quiero trabajar en favor del otorgamiento.

No pido que cambien mis deseos, sino mis intenciones. Y al grado en que mis intenciones sean como las del Creador, Lo revelaré y Su deseo de otorgarme. Nos encontraremos con Él dentro de nuestras intenciones y ahí revelaré mi fusión con el Creador. 

No hay cálculos personales por parte del Creador, todo depende sólo de nosotros. El Creador es la bondad absoluta para todo el mundo. Él está siempre en otorgamiento absoluto, sin ningún retraso. Por eso, si estamos preparados, obtendremos su respuesta. Si no lo estamos, no tendremos dónde recibir y sentir su actitud hacia nosotros; a cada momento Él intenta hacernos avanzar hacia la fusión con Él.
[288707]
De la 1a parte de la lección diaria de Cabalá 17/oct/21, Baal HaSulam, Shamati 24 «Los librará del poder de malvados»

Material relacionado:
¿Es posible pedir por los demás?
Una oportunidad para pedir ayuda al Creador
¿Qué es más fácil para el mundo; cambiar o perecer?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta