Píldora de la felicidad

Comentario: Natalia Volskaya le escribe: “¿Por qué fuimos hechos así? Si alguien llena su apartamento hasta el techo con periódicos, lo llamamos loco. Si una mujer vive en un tráiler lleno de gatos, la llamamos ridícula. Pero, cuando la gente, patológicamente acumula sumas de dinero que llevan a toda una nación a la pobreza, la ponemos en la portada de una revista y pretendemos que es un modelo a seguir”.

Mi respuesta: Porque así es. ¿Debería imitar a la dueña del gato? El hombre debe tener algún tipo de ejemplo frente a él. Pero ¿qué ejemplo puedo dar a la humanidad?

Pregunta: ¿Por eso doy ejemplos de esos multimillonarios y ricos?

Respuesta: Por supuesto, para dejarlo claro. Un libro titulado «Cómo gané mis primeros mil millones» debería estar en demanda. Estoy seguro de que existe en alguna parte.

Comentario: Hay muchos libros de este tipo, ¿es este el rostro de la humanidad?

Mi respuesta: Es un deseo. No podemos alejarnos de nuestro deseo, del deseo de placer, de satisfacer a nuestro amado ego. Pobrecito sufre todo el tiempo.

Pregunta: ¿Es la satisfacción más natural? Eres libre si tienes dinero, de hecho, eres feliz si tienes dinero y así, ¿verdad? ¿así funciona?

Respuesta: Así estamos organizados. Sí.

Pregunta: ¿Con qué se podría reemplazar? ¿o no necesita ser reemplazado por nada? ¿seguirá la humanidad avanzando hacia la búsqueda de esta satisfacción?

Respuesta: Si inventas una píldora de la felicidad, lo reemplazará.

Pregunta: ¿Cómo es la píldora de la felicidad?

Respuesta: Debe hacerme sentir feliz, ¿qué me importa el color o si es cuadrada o en gotas?

Comentario: O sea, es bueno no poner atención a nada, ser indiferente a las molestias.

Mi respuesta: ¡Es diferente para todos! No importa. Algunos, por el contrario, están en la búsqueda o envidian a todos o aspiran a algo, etc.

Pregunta: ¿Necesitamos una “píldora” individual, si fuera posible inventarla?

Respuesta: Sí. Para satisfacer este deseo de felicidad, de satisfacción, de conocimiento, de poder, de lo que mi ego quiere.

Pregunta: Si lo sumamos, ¿qué dará satisfacción a todos? ¿qué sucederá?

Respuesta: No se encontrará. ¡Nunca y de ninguna manera! El ego es una fuerza espiritual, no se puede satisfacer con ningún placer corporal.

Pregunta: Entonces, ¿qué puede satisfacerlo?

Respuesta: Amor. Es universal. No es necesario que busques nada más.

El hombre debe sentir que necesita amar a alguien y sentir que ese sentimiento lo llena, sentir que satisface a su amado: al Creador, a la humanidad, no importa qué ni cómo. No necesitamos nada más.

Pregunta: ¿Lo logrará la humanidad de un modo u otro?

Respuesta: Finalmente se acercará. Verá, por ensayo y error, que nada le da placer. Realmente, nada le satisface. ¡Se desplegará un enorme vacío! La conciencia aparecerá gradualmente en la humanidad: “¿Qué debemos hacer? ¿cuál es el propósito?»

Pregunta: ¿Llegará gradualmente este estado llamado amor?

Respuesta: Sí. Todo está escrito, todo está preparado. Lo único que nos falta es alcanzarlo.
[288675]
De Kabtv «Noticias con el doctor Michael Laitman» 23/sep/21

Material relacionado:
La aspiración a la felicidad como un denominador común
¿Qué es la felicidad?
La verdadera fuente de la felicidad

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: