Yo, el grupo, el creador

Pregunta: ¿Pedirle al Creador es igual a pedir a los amigos?

Respuesta: No. Pedir al Creador y pedir a los amigos no es lo mismo. El Creador no es un amigo. Decimos: «Yo, el grupo, el Creador», es decir, debo conectar estos tres parámetros y tratar de ver que son interdependientes.

Imagina que de la misma forma en que estableces relaciones con los amigos, también estableces una relación con el Creador. Necesitas la fuerza del otorgamiento para establecer las relaciones correctas con los amigos y le pido al Creador esta fuerza.

Primero, debo conectarme con el Creador, pero no tengo poder para hacerlo, así que recurro al Creador (1) para recibir de Él el poder de conectarme (2).

No importa cómo me dirijo al Creador, pero necesito esta fuerza para conectarme con los amigos, porque sin ella, no podré tener conexión con ellos. Soy individualista y no quiero ninguna conexión con nadie. Todos los que alcanzan la sabiduría de la Cabalá son individualistas absolutos.

Mi petición al Creador es recibir de Él el poder de unirme con el grupo (3). Con este poder me dirijo al grupo, recibo su influencia y así, encuentro al Creador. Así funciona (línea verde en el dibujo).

Primero uso al Creador para tener el poder de conectarme, luego, ya lo descubro como el Creador.
[253186]
De Kabtv «Fundamentos de Cabalá» 13/feb/19

Material relacionado:
El camino es a través del grupo
Triángulo: Yo – Grupo – Creador
Ve a través de la decena

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta