Formemos la red correcta de conexiones entre nosotros

De qué habla la sabiduría

Esta pregunta viene a la mente de toda persona de mente correcta. Para abordarlo adecuadamente, daré una definición confiable y duradera: esta sabiduría es nada más y nada menos que una secuencia de raíces que penden por causa y consecuencia, siguiendo leyes fijas y determinadas que se entrelazan en una meta única y exaltada. descrita como «la revelación de su piedad a sus criaturas en este mundo». Baal HaSulam, Esencia de la sabiduría de la Cabalá

En pocas palabras, la sabiduría de la Cabalá estudia la forma en que el hombre puede alcanzar el objetivo sublime de volverse similar a la fuerza superior. Lo principal para nosotros es alcanzar el estado del Creador, tener atributos similares a los Suyos. ¡Ni más ni menos! ¡¿Te imaginas esos fantásticos niveles de desarrollo?! De hecho, esta es la tarea que el Creador nos da y tenemos que ascender a Su nivel.

En consecuencia, la sabiduría de la Cabalá explora la estructura y las conexiones mutuas de los múltiples cuerpos espirituales: que dependen unos de otros, que pueden revelarse entre sí, etc. Al aclarar y analizar esta dependencia, estudiamos y exploramos el atributo de otorgamiento, el atributo del amor y así estudiamos el atributo del Creador mismo.

De hecho, si tomas el cuerpo de un animal pequeño, cuya única tarea es alimentarse para vivir en este mundo el tiempo suficiente para procrear y continuar su especie, encontrarás en él una estructura compleja de millones de fibras y tendones, como han descubierto fisiólogos y anatomistas y hay mucho que los humanos aún tienen que encontrar. A partir de lo anterior, puede concluir la gran variedad de temas y canales que deben conectarse para modelar y revelar ese objetivo sublime.

Desde la perspectiva del hombre, lo principal no es entender sus atributos, su naturaleza, entrar y ahondar en ella, sino estudiar nuestras conexiones, cómo estamos conectados. Porque en realidad, la red de conexiones es lo que nos ayuda a revelar al Creador. Por eso, no me importa el carácter de mis amigos ni sus atributos internos, mucho menos su historia, su vida, su familia, etc. Lo único que me importa es nuestra red, es lo más importante para mí.

Pero para restaurar esa red, necesitamos atraer la luz superior hacia ella y la luz comenzará a influir, a restaurarla y reconstruirla, a darle la forma correctamente. Así determinaremos e identificaremos al Creador.

La red correcta de buenas conexiones mutuas en la que nos apoyamos mutuamente se llama, Creador.
[252879]
De Kabtv «Fundamentos de Cabalá» 18/ago/19

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta