Hacia el sentimiento de una nueva naturaleza

La sabiduría de la Cabalá habla de lo que no sentimos, pero que queremos sentir y tenemos la oportunidad de hacerlo. Cabalá existe para introducirnos sensualmente en la sensación del mundo superior.

Este mundo, en el que reinan las propiedades de otorgamiento, conexión y reciprocidad, es opuesto a nuestro mundo, donde sólo existen las propiedades de rechazo, recepción propia y atracción de todo lo que es bueno y placentero para mí. Además, todo está incrustado en todos los objetos de nuestro mundo y ocurre de forma automática e instintiva.

Por tanto, todos los deseos de nuestro mundo son egoístas; todos los deseos del mundo superior son altruistas.

Y aquí tenemos que entender cómo podemos salir de nuestra naturaleza. Es similar a cómo una nave espacial se eleva, rompe la gravedad de la Tierra a la primera, segunda e incluso tercera velocidad cósmica y vuela hacia las estrellas.

Por eso, debemos aprender a hacerlo con nosotros mismos, a elevarnos por encima del campo de atracción de nuestro egoísmo. Y esto no es sólo la Tierra. El ego nos tira de todos lados en terrible omnisciencia, de todo lo que vemos, en todos los niveles de nuestro entendimiento, sensación y conciencia.

Funciona completamente dentro de nosotros. Estamos en él, ¿cómo podemos salir de esta fruta amarga? Es un gran problema salir del egoísmo, incluso entenderlo, al menos en teoría, estar de acuerdo con lo que hay que hacer y luego descubrir cómo podemos implementarlo en la práctica.

Conozco el camino. Pero al mismo tiempo, no hay forma de ayudar a otros, excepto con palabras. Porque todos tienen libre albedrío y todos deben lograrlo. Sólo así el hombre puede elevarse por encima de sí mismo y adherirse al Creador.

Podemos hacerlo con ayuda del estudio y provocando, con ciertas acciones, la atracción del mundo superior sobre nosotros. Podemos ayudarnos unos a otros. Pero es ayuda externa. ¡También es interna, pero aún es externa, porque debo entrar al mundo superior con mi fuerza, mi convicción, mi persistencia, mi explosión de energía!

Y no importa lo que hagamos, incluso cuando creamos cierto entorno como nosotros a nuestro alrededor y organizamos todo según sea necesario, de todos modos, cuando el hombre va más allá de su ego, se separa de él como un cohete de nuestro planeta hacia otro cuerpo cósmico—cada vez es un milagro.

Este es el propósito de la vida, ¿qué más podría ser? ¿volar como Munchausen, sentado en el núcleo, en algún lugar de otro cuerpo parecido a la Tierra? ¿y qué pasará si lo hacemos? Queremos ir a otro espacio, a otra dimensión. No se puede explicar.

Pero aún así, necesitamos empujar a la gente a leer, estudiar, trabajar en sí mismos, porque así excitamos un poder superior que puede sacarnos del egoísmo y empujarnos a la sensación de una nueva naturaleza.
[289365]
De Kabtv “Secretos del Libro Eterno” 13/sep/21

Material relacionado:
La Naturaleza está embarazada con una nueva humanidad
“¿La naturaleza es cruel?” (Quora)
Una personalidad que nunca ha existido en la naturaleza

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: