La protección permanente de la conexión

Estamos construyendo tal conexión en el grupo, que servirá como el bote que nos llevará a la meta. Por eso, necesitamos asegurarnos de tener la conexión correcta. La velocidad de avance, es decir, la fuerza de nuestro motor, depende del trabajo continuo en nuestra unidad, para establecer la conexión más correctamente. 

Los cabalistas lo comparan a un telar, en el que los hilos verticales y horizontales, se entrelazan pasando alternamente arriba y abajo, luego abajo y arriba y, se conectan en una única pieza de tela. De la misma forma, debemos combinar nuestros esfuerzos mutuos para conectarnos, empezar el trabajo como nuevo en cada momento y avanzar a lo largo de este proceso. 

Lo principal es que este trabajo debería ser general, en común acuerdo y entendimiento y todos deberían hacer su parte y complementar a los demás, como hilos verticales y horizontales en el telar, que se ajustan entre sí o como trituradores de vino, que juntos aplastan vigorosamente las uvas con sus pies en la tina.
[290130]
De la lección diaria de Cabalá, 16/nov/21, Baal HaSulam, Shamati 59, “El asunto de la vara y la serpiente”

Material relacionado:
En unidad y conexión
La vida está en la conexión entre nosotros
La conexión es vida

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: