¿Qué voy a ser: hombre o mujer?

Pregunta: El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, anunció que cumple con sus promesas de campaña.

Primero, en un futuro cercano, los estadounidenses podrán elegir el género masculino o femenino para su pasaporte, sin importar el género que tenga en otros documentos. Segundo, está a punto de introducirse la designación de un tercer género «X» en los pasaportes estadounidenses.

Esto es para intersexuales y transgénero. Además, una ley introducida en Nueva York permite escribir «padres» en lugar de los tradicionales «padre» y «madre».

Por favor, dígame, ¿es correcto introducir esas leyes, esa libertad, que cada uno elige su género o no llama a su padre ya su madre como tales, sino sólo «padres»?

Respuesta: Hay cierto peligro. ¿Cómo cambiará su actitud hacia el mundo, hacia la vida, hacia la gente, hacia la sociedad, hacia uno mismo? Eso incluye cómo ve a sus padres y cómo los padres lo ven. No es de algún tipo de maquinaria, sino de sus padres.

Pregunta: ¿Hay una revolución en su enfoque del mundo y en el enfoque del mundo hacia él?

Respuesta: No creo que haya una revolución. Creo que, como de costumbre, son los desequilibrios de la humanidad en esta etapa, que con el tiempo simplemente retrocederán y serán olvidados.

No puede ser. Nadie puede cancelar al hombre ni a la mujer, cómo conciben un hijo y cómo se desarrolla. No les aconsejaría que coqueteen con los fundamentos de la naturaleza como la crianza de los hijos, la infancia, el nacimiento y la definición de todo.

Pregunta: Si tomamos el punto de vista de la naturaleza sobre la humanidad, ¿la naturaleza no puede permitirlo?

Respuesta: Puedes intentar hacer lo que quieras. Pero a medida que distorsiona las definiciones naturales, no importa cómo se llamen, al final conducirá al vacío.

El hecho es que la humanidad debería haber alcanzado desde hace mucho tiempo, nuevas pautas y estar mutuamente conectados, mutuamente obligados, amarse y así, revelar su raíz única, más elevada y unida. De hecho, debemos encontrar hacia dónde avanzar. Y todos estos problemas simplemente dejarán de ser importantes.

Pregunta: ¿Ya no se convertirá en el objetivo de la vida?

Respuesta: ¿Qué diferencia hay en qué y cómo lo llamamos? La vida sigue siendo vida. ¡No entiendo la estupidez humana! Salvo una cosa, veo que la naturaleza quiere enseñarnos muy en serio, para darnos una buena bofetada, para que no pensemos que somos más listos que ella.

Pregunta: Siento que esto es muy astuto, ¿la naturaleza misma nos lleva a este callejón sin salida?

Respuesta: Sí. Así que aprende. Aprendamos de nuestros errores. Pero hay errores que cuestan mucho.

Para evitar estos problemas, necesitamos definir claramente lo que debería ser una sociedad ideal, fantástica en el buen sentido de la palabra.

Será una sociedad de gente igual, amable, que se ayuda entre sí, que trabaja junta en conjunto para tomar de sí misma, de todos y de la naturaleza sólo lo necesario para vivir, para preservarse ella misma y al mundo que la rodea.

Pregunta: O sea, ¿todos estos problemas pueden resolverse por sí mismos?

Respuesta: Por supuesto. No saltaremos a ningún lado, no sé dónde.

Comentario: Me refiero a los matrimonios entre personas del mismo sexo, etc.

Mi respuesta: El que no quiere hijos, que no los tenga. Tranquilamente.

¡Llegamos a un estado en el mundo, donde la gente no sabe qué hacer con ella misma! Tenemos que darlo todo a nuestra naturaleza simple. Y todo estará bien. Cada uno puede disponer de sí mismo como quiera. El resto depende de la crianza.
[289383]
De Kabtv «Noticias con el Dr. Michael Laitman» 30/sep/21

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta