Un templo de puntos en el corazón

Hay un punto en el corazón en cada uno. Pero en algunos despierta más, comienzan a interesarse en la ciencia de la Cabalá y finalmente estudian para desarrollar ese punto en el corazón, usando este método y construyen un templo, es decir una vasija espiritual (Kli), un Partzuf de diez Sefirot, en el que podrán revelar al Creador.

El Creador pone el punto en el corazón de la gente y dice: «Hazme un templo donde pueda reinar, es decir, revelarme en ti». Para eso vivimos, para permitir que el Creador reine en nosotros, para convertirnos en vasija para la revelación de la luz superior.

Este es el propósito de la existencia de todos y todos deberían unirse a este trabajo. Toda nuestra vida, ya sea buena o llena de sufrimiento, depende de si seguimos el camino de construir un Kli para la revelación del Creador.

Este punto incluye todo el universo, por ahora nos parece un punto sin importancia y no vemos en él ni el poder ni el potencial para la revelación de todos los mundos superiores. La fuerza llega cuando nos esforzamos por conectarnos para convertirnos en un hombre con un corazón. El éxito depende sólo de esto.

Todos los deseos del hombre se llaman corazón y dentro de este corazón hay una pequeña chispa, que se llama «punto en el corazón». Este punto brilla porque está cerca del Creador.

A veces es sólo un punto negro que no brilla, como si estuviera apagado. Y siempre se debe intentar encender esta chispa. Al principio el Creador la despierta, pero luego transfiere este trabajo al hombre para que la despierte él mismo.

A veces este punto despierta y revela el deseo, el sentimiento de que falta lo espiritual. Pero no hay necesidad de esperar a que el punto despierte y nos lleve a lo espiritual. Es necesario iluminar el punto de cada amigo en el grupo, en la decena, para que comience a brillar en su corazón y llegue a los amigos.

Es una acción especial cuando siento que mis amigos piensan en mí y por eso despierto, antes era como un hombre muerto. Así que, tratemos de pensar en todos nuestros amigos para ayudarles a arder juntos en el deseo del Creador. Si lo hacemos juntos, muy rápido y fácil tendremos éxito. Si no, puede prolongarse por la eternidad.

Además, el punto en sí, aunque da aspiración al Creador y alguna conexión, no da plenitud. Para satisfacerlo es necesario, de ese punto, crear un Partzuf espiritual, un cierto volumen. Y sólo se puede hacer conectando varios puntos.

Sentiremos que aunque luchamos por el mismo objetivo, somos muy diferentes. Superaremos estas diferencias, la distancia entre nosotros, tratando de conectarnos por encima de todo, despertamos nuestros puntos en el corazón y con la compresión y presión internas se iluminan.

Es un gran regalo recibir el despertar inicial del Creador y estamos obligados a realizarlo. De lo contrario, será un descuido imperdonable del gran regalo de arriba.
[289279]
De Kabtv «Conversación en una comida» 24/oct/21

Material relacionado:
El Templo en nuestro corazón
JPost: «¿Quién es el soberano en el Monte del Templo?»
Jerusalén – El corazón del mundo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta