entradas en '' categoría

Nueva vida después del diluvio

En cuanto descubro que me desconecté del Creador, del otorgamiento, del grupo, de todo lo relacionado a la espiritualidad, necesito dividir este estado en dos partes: el estado del cuerpo y el estado del alma.  

Todos los principios corporales que existen en nuestro mundo, pertenecen al cuerpo: salud, ánimo, entorno material y familia. Por otro lado, tengo que observar la forma en que interfieren y afectan mi conexión con la decena y con el Creador.  

Así nos conectamos con todos los factores de influencia, hacia una única fuente y establecemos que todo llega del Creador. El diluvio viene de Él, tanto el externo como el interno. Si entiendo que todo viene del Creador, todo lo que tengo que hacer es decidir: ¿Pertenezco yo también al Creador o no?  

Sólo reviso el punto donde no pertenezco al Creador, el punto en el corazón. Cuando el Creador creó el deseo de recibir, Él lo desconectó de sí mismo y por esta razón nos sentimos apartados de Él. 

Debo intentar atribuir tanto mi mente como corazón al Creador. Y encontraré que no tengo pensamiento ni sensación alguna que me pertenezcan, es el Creador quien provoca todas estas emociones en mí, para que las dirija a Él como su fuente.

Mis emociones y pensamientos me lanzan a estados completamente opuestos y confusos, pero los percibo como el diluvio dispuesto por el Creador. Él tenía que enviar el diluvio para purificar mis deseos, de la misma forma en que la tierra se limpia de la basura con la lluvia torrencial y puede dar nacimiento a una nueva vida. 

Y a pesar de que esta purificación la hacen las aguas del diluvio, es decir, no sólo con la cualidad de Bina, sino con Bina y Maljut juntos, así se unen y llevan a la corrección. En este momento podemos utilizar esta fuerza y avanzar. Este es el principio de la creación; es decir, hubo una oportunidad para que el hombre se sobreponga a su deseo egoísta y atribuya todo lo que sucede a la fuerza superior, a Bina, al otorgamiento. 

El hombre entiende que el saboteador externo, disturbios corporales y los disturbios internos espirituales son los que no le permiten ascender al nivel de  Bina, el nivel de fe, de que todo viene del Creador. Si puede atribuir ambos saboteadores, incluso los grandes obstáculos, sólo al Creador, se libera de los pensamientos extraños en el grado de Maljut y  en el grado de Bina logra fe por encima de la razón. 

Es decir, no tomo en cuenta a ningún saboteador -corporales ni espiritual- sólo me adhiero al otorgamiento, al Creador. Es el primer punto en la fuerza de la fe, en la fuerza de Bina por encima de la fuerza de Maljut.

Por consiguiente, se necesita separar estos dos niveles, los disturbios corporales y los espirituales. Los disturbios corporales, se manifiestan en forma de fatiga, pérdida de fuerza, enfermedad, problemas en la familia, en el trabajo, etc. Y dentro de estos disturbios, se requiere descubrir el disturbio espiritual: que no quiero la conexión, no tengo fuerza ni estado de ánimo y no puedo vencer mi pereza. Este es el segundo saboteador, el más interno, contra el que principalmente debemos luchar. 

Ambos saboteadores nos llevan a revelar su causa, al Creador, porque fué Él quien envió el diluvio a la Tierra. Y como consecuencia, llegamos al grado de fe por encima de la razón. Yo establezco, que ambos saboteadores vienen de la fuerza superior, me sostengo en los amigos y con ellos, en el Creador.  

¡Así nos salvamos del diluvio! Nuestra conexión con el Creador nos lleva a tierra seca, bajamos del arca y comenzamos a establecernos sobre la Tierra. En ese deseo de recibir, que ya puede alcanzar el grado de Bina, establecemos nuestro nuevo sitio; la fe es superior a la razón
[291372]
De la 1a parte de la lección diaria de Cabalá, 21/dic/21, Shamati 104 “Y el destructor estaba sentado ”

Material relacionado:
Preguntas acerca de Israel y del deseo de recibir
¿En qué el deseo de recibir es diferente del egoísmo?
La belleza está en los ojos del deseo de recibir

Lleva todos los problemas al plano espiritual

Si no siento resistencia hacia la espiritualidad, no estoy en la espiritualidad. Es lo mismo que cuando subo a un auto, debo encender la maquinaria y consumir combustible, energía, con el fin  de avanzar, 

Lo mismo es verdad en la espiritualidad; no puedo simplemente recostarme y esperar a ser elevado hacia la corrección final (Gmar Tikkun) junto con mi cama. 

No sucede así. La corrección ocurre sólo con nuestro esfuerzo y el esfuerzo se mide con la sensación de sufrimiento, la fuerza de resistencia. Hablamos de destructores, obstáculos corporales y espirituales que interfieren con nuestro progreso. 

Los obstáculos corporales son problemas de este mundo: familia, trabajo, salud. Y los obstáculos espirituales están ocultos dentro de ellos. No podemos cavar en lo profundo de los obstáculos, pero debemos clarificar ambos para ver si nos llevan a la meta. 

Me enfoco más precisamente en la meta de forma interna y veo que los obstáculos comienzan a cambiar, porque vienen del Creador. Y si antes sentía obstáculos corporales y parecía que no podía hacer nada con respecto a ellos, debido a mi actitud hacia la meta, puedo eliminarlos. Los problemas en la familia, con los hijos y en el trabajo desaparecerán; todo se convertirá en problemas espirituales.
[291402]
De la 1a parte de la lección diaria de Cabalá 21/dic/21, Shamati 104 “Y el destructor estaba sentado”

Material relacionado:
Un adaptador entre el mundo material y el mundo espiritual
¿Por qué necesitamos al Creador en el mundo espiritual y no en el mundo material?
¿Puedo crear el mundo espiritual?

Nueva Vida 1328 – Discrepancia de rangos en las organizaciones

Nueva Vida 1328 – Discrepancia de rangos en organizaciones
Dr. Michael Laitman en conversación con Oren Levi y Yael Leshed-Harel

Resumen

¿Cómo pueden las organizaciones asegurar que los empleados en cada nivel se sientan importantes y apreciados? Si bien las jerarquías son necesarias, pueden provocar comparaciones, competencia y separación entre trabajadores de alto, medio y bajo rango. Esos obstáculos pueden ser superados si todos juntos están incluidos en trabajar hacia una meta común. 

La gerencia debe organizar charlas regulares para enfatizar que el beneficio mutuo puede ser logrado sólo a través de los esfuerzos y participación de cada trabajador y prosperará al trabajar juntos. Todos participan en igualdad para cumplir la meta e incluso el trabajador más simple es esencial. Somos mutuamente dependientes, cada uno hace su parte para el bien del todo y reconoce el valor de la contribución de cada uno. Cada uno es responsable de crear un entorno donde todos son valorados, donde cada uno es recibido como un amigo para los demás. 

Al cruzar la entrada del lugar de trabajo, cada uno debe deshacerse de sus cáscaras y entrar con el corazón cálido y estado de ánimo elevado, porque se le dio la oportunidad de trabajar juntos en un propósito común. 

Este resumen fue escrito y editado por estudiantes del cabalista Dr. Michael Laitman
[291448]
De Kabtv “Nueva Vida 1328 – Discrepancia de rangos en las organizaciones”, 19/dic/21
Video: Reproducir ahora   Audio: Reproducir ahora

“Y amarás al Señor”

Pregunta: Baal HaSulam en el artículo: “Amor por el Creador y amor por los seres creados”, describe varios estados espirituales. ¿Qué es el amor por el Creador? ¿puede ser llamado un estado? 

Respuesta: Cualquier cosa que el hombre experimenta es llamado su estado. 

Amar al Creador es desearle lo mejor con todas tus fuerzas. Como está escrito: “Y amarás al Señor tu Dios, con todo tu corazón y con toda tu alma y con todos tus medios”. 

El Creador es la fuente de vida que sostiene a la creación dentro de Sí. En principio, el universo está formado por sólo dos partes: el Creador y lo creado por Él, llamado creación. Y debemos llevar a la creación al estado de completa fusión con el Creador. 

Amarlo a Él es amarlo como la fuente de la vida, llegar a un estado donde todo lo que sientes, lo recibes a través de la sensación de amor por Él.
[291440]
De Kabtv “Estados espirituales” 14/dic/21

Material relacionado:
Revela el amor del Creador
El Creador es revelado en el amor
Nuestro tesoro es el temor al Creador

Colérico – Un héroe de nuestro tiempo

Los cuatro tipos de temperamento humano corresponden a las cuatro etapas de desarrollo del egoísmo. 

El flemático es lento, pesado, simple, relativamente primitivo. Puede ser un gran científico, pero su manifestación externa, su paso y su frecuencia interna son de este tipo. Luego viene el sanguíneo, el melancólico y después el colérico. 

Cuando estudiamos las cuatro etapas del desarrollo ego, son organizadas exactamente así: la primera etapa es pasiva, la segunda es buscar la etapa opuesta a la pasiva, la tercera etapa es la realización incompleta y la sensación de falta de realización. Y la última etapa es el deseo real desarrollado. 

Sin embargo, en principio, cada etapa incluye las cuatro. Por lo tanto, decimos que hay cuatro etapas y si las dividimos en cuatro más, son dieciséis. 

El deseo más grande es el colérico. Pero hablamos de la “red” de deseos y en ningún caso del “color” de esos deseos. Tanto un artista como un herrero pueden ser coléricos. 

Comentario: Si la última etapa es el colérico, podemos pensar que ahora estamos en una etapa donde este tipo de reacción prevalece. 

Mi respuesta: Sí, realmente prevalece. Aunque el estrés interno que siente el colérico y que no ve dónde puede aplicarse, lo obliga a recostarse en el sofá. Tiene un enorme desequilibrio interno, ansiedad con absoluta apatía externa. Así es como se manifiesta hoy el colérico. 

Por lo tanto, si lo observas desde el exterior, puedes decir: “¿Y bien, qué tipo de colérico es? El colérico corre de un rincón a otro, se apresura, no sabe que busca. En realidad, no tiene a donde ir. Tiene gran confusión interna, porque no ve ningún propósito externo. Tiene conflicto entre su estado interno y externo. 

El colérico es extremadamente susceptible, es creador, portador de un enorme deseo; no es ejecutor, es portador. Por lo tanto, personas de todos los temperamentos deben unirse en un equipo, para que, como resultado de su mezcla, algo nazca. Resulta que la gente colérica es necesaria.
[81696]
De Kabtv “Conversación de educación integral” 24/may/12

Material relacionado:
Hombre y mujer – un imán entre ellos, parte 2
¿Cómo liberar la ira acumulada?
“Porque se encenderá un fuego en Mi ira”

«¿Cómo describiría una experiencia divina?» (Quora)

Michael Laitman, en Quora: «¿Cómo describiría una experiencia divina?»

En primer lugar, una experiencia divina no es una experiencia mística ni religiosa.

Una experiencia divina tiene lugar cuando nos conectamos y sentimos el sistema general de la naturaleza. Es una experiencia en la que sentimos a las llamadas «almas», es decir, las piezas que componen el «rompecabezas» de este sistema y que lo hacen como uno. Sentimos la integridad y perfección de nuestra conexión, cuando nos conectamos en un solo cuerpo.

Al conectarnos, nos elevamos por encima de nuestra naturaleza, por encima de este mundo, donde sentimos la realidad de manera desapegada y contradictoria y entramos en una realidad diferente, al llamado «mundo superior» donde todos estamos interconectados.

La experiencia divina del mundo superior es una de vida eterna, porque ya no estaremos separados, sino que nos complementaremos. El sistema entero vivirá y respirará con una vida de eternidad y perfección, así lo sentiremos. Por consiguiente, se nos da esta vida, para que trascendamos nuestra limitada experiencia corporal y entremos en la experiencia espiritual divina, donde sentiremos plenitud, eternidad y perfección total.

Video disponible en inglés

Basado en el video, «Cómo trascender la experiencia corporal de la vida», con el cabalista Dr. Michael Laitman y Oren Lev

Escrito / editado por estudiantes del cabalista Dr. Michael Laitman

Principio de Sodoma: no ayudar a otros en nada

Pregunta: En Cabalá, cada palabra tiene un significado espiritual, pues hablamos de estados espirituales. Todos conocen las ciudades bíblicas de Sodoma y Gomorra. Naturalmente, también existieron en el mundo corpóreo. Sin embargo, me gustaría hablar no de consecuencias corporales, sino de raíces espirituales, ¿cuál es la raíz espiritual del fenómeno de Sodoma y Gomorra? ¿podemos llamarlo no fenómeno, sino un estado?

Respuesta: Sí, es una condición que cada uno de nosotros tiene parcialmente.

Sodoma es un lugar cerca del mar Muerto, famoso porque los eventos descritos en las leyendas bíblicas tuvieron lugar allí. En esta ciudad, todos sus habitantes estaban obligados a vivir por una determinada regla: no ayudar a los demás en nada. Es la comunicación que hay entre la gente.

En principio, entendemos la forma de vida cuando todos se comunican entre sí para recibir ciertos beneficios, al intercambiar o en algunos ciclos de producción o en todo.

Hay otro enfoque cuando yo no te toco y tú no me tocas. A cualquier nivel. No tienes derecho a pedir a los demás ni una brizna de hierba ni una mota de polvo ni un trozo de nada; está absolutamente prohibido. Cualquiera que no cumpla con esta condición es condenado al ostracismo, expulsado de la sociedad o inmediatamente ejecutado.

Pregunta: ¿Era una ley o doy si quiero y no doy si no quiero?

Respuesta: Sí. ¡Nadie debería tenerlo ni siquiera en el pensamiento! Es la actitud de la gente que vive según el principio de Sodoma.

Pregunta: ¿Existe este principio, hasta cierto punto, en cada uno de nosotros?

Respuesta: No. Si lo usa sólo hasta cierto punto, ya no es Sodoma. Su condición es que no tienes derecho a ayudar a nadie en nada. La Biblia da un ejemplo en esa sociedad.
[291161]
De Kabtv «Estados espirituales» 7/dic/21

Material relacionado:
Nueva Vida #185 – Sodoma Y Gomorra
Llegar al Creador a través del grupo
Sabiduría del rey Salomón: La esposa sabia y la esposa simple

Lección diaria de Cabalá -29/dic/21

Preparación para la lección
Video: Reproducir ahora   Audio: Reproducir ahora

Lección sobre  «Nos acercamos al Creador a través de la red de conexiones entre nosotros»
Video: Reproducir ahora   Audio: Reproducir ahora

Escritos de Baal HaSulam «La Paz»
Video: Reproducir ahora   Audio: Reproducir ahora

Destacados seleccionados
Video: Reproducir ahora   Audio: Reproducir ahora