Distorsión de la naturaleza

Pregunta: Hoy, según algunos investigadores, una de cada diez parejas no puede concebir un hijo sin ayuda médica. Cabe señalar que en el 40% de las parejas casadas, la causa de la infertilidad es enfermedad en la mujer y en el 45% el problema es del hombre, ¿cuáles son las raíces espirituales por las que el hombre no puede tener descendencia?

Respuesta: Es resultado de nuestro desarrollo egoísta. La parte que otorga y da vida, viene del hombre. Pero, en nuestro egoísmo estamos tan cerrados dentro de nosotros mismos, que ni siquiera podemos hacer eso. Nuestras cualidades internas, mentales y espirituales comienzan a manifestarse a nivel fisiológico.

Ve lo que sucede con los géneros, con su interacción, se aíslan en sí mismos: la mujer se encierra en su sociedad y el hombre en la suya. Encuentran algunas formas alternativas y extrañas de satisfacción sexual. Es decir, todo es antinatural, todo está muy lejos de la naturaleza. Y seguirá creciendo.

Pregunta: ¿Por qué sucede?

Respuesta: Es una larga historia que sigue a lo largo del desarrollo de la raza humana. Hubo un tiempo en la antigua Grecia, en Oriente, etc., había culturas enteras de atracción mutua entre mujeres o entre hombres. Pero no era una norma absoluta y se cultivaba entre un círculo muy estrecho, por ejemplo, entre la aristocracia o en harems.

El hombre siente esa necesidad, porque, por su ego, no encuentra que el contacto normal con el sexo opuesto sea realmente satisfactorio ni agradable ni encuentra calidez, no hay sensación de, al menos, algo de comprensión y apoyo mutuos.

Creo que esta es la causa de una gran cantidad de enfermedades, que afectan en particular el sistema nervioso, al sistema cardíaco y otros. La correcta relación entre los géneros equilibrará la naturaleza humana, conduciría a disminuir el estrés, las enfermedades psicosomáticas y el corazón.
[290206]
De Kabtv «Close-up«

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta