El virus del amor absoluto

Pregunta: Vi un video de noticias, del Ministro de Relaciones Exteriores de Tuvalu (una pequeña isla polinesia), en el que estaba con el agua del mar a las rodillas, apuntando a otros países, lamentándose de que dejarán de existir  dentro de 10 o 15 años, porque el nivel del agua sigue subiendo, por causa del calentamiento global. El ministro exhorta: “No podemos esperar discursos, cuando todo el tiempo está subiendo el nivel del agua alrededor nuestro. La movilidad climática debe estar al frente. Debemos actuar de forma alterna para asegurar el mañana”. Probablemente sea un truco diplomático, pero ¿será escuchado? 

Respuesta: Claro que no. 

Pregunta: Tengo incluso un pensamiento terrible. “¿Siquiera lo escucho yo?”  

Respuesta: No. Te aseguro que ni el hambre te quitará. 

Comentario:  Ni me arrancaré el cabello ni me golpearé el pecho. Ese es el problema. 

Mi Respuesta: No es un problema. Es nuestro egoísmo natural, universal, normal. Imagina que toda la Tierra es una jungla. Vivimos en esta jungla y ni siquiera tenemos idea ni sentimos lo que pasa con el otro. Lo más importante, es que hay una jungla a nuestro alrededor.  

Pregunta: ¿Por qué el Creador lo hizo, porque no hay una gota de empatía en nosotros? 

Respuesta: Así está especialmente diseñado. La necesidad de adquirir el amor infinito.

Pregunta: ¿Tenemos que alcanzar el amor infinito y por eso, somos tan pecadores? 

Respuesta: Absolutamente en todo, opuestos. 

Comentario: Siempre dice, “La gente debe entender cómo es”. Pero, ¿en qué momento surge la empatía? Yo realmente quiero que eso suceda alguna vez.

Mi respuesta: Nunca.

Pregunta: ¿Y cómo llegaremos al amor? 

Respuesta: No hay manera. No llegaremos a él, sólo gradualmente, parte por parte, destruyéndonos unos a otros, hasta que desaparezcamos. Si vemos nuestra naturaleza, así es como tendría que ser. Lo único que nos queda es simplemente acordarlo, todos juntos en la Asamblea General de las Fracasadas Naciones Unidas: activemos los botones nucleares al mismo tiempo. Eso es todo. 

Comentario: Y no quedará nadie, no habrá nadie para hacer la corrección.  

Mi respuesta: Pero, limpiaremos este planeta de nosotros y listo. 

Comentario: Ya hicimos suficiente desorden en el planeta, tiene toda la razón. 

Mi respuesta: No hay nada que se pueda hacer, así fue como pasó en los castillos del medioevo; se perdieron después de que se hizo el desorden y quedó como quedó. Más tarde, los sirvientes limpiaron. Después de meses, fue posible volver. 

Si observamos nuestra naturaleza, vemos que todas estas grandes personalidades actúan entre ellas mismas: políticos, científicos, físicos, químicos, cualquiera. Actúan sólo en una dirección: Cómo nos podemos asegurar de que podamos destruir a los demás y ellos no nos puedan destruir. Eso es todo.  

Pregunta: Pero, ¿alguien inventa algo positivo para la humanidad? No, sólo formas de destrucción, ¿cierto? Por ejemplo, todas las medicinas. 

Respuesta: No. Si no hiciéramos cosas malas, no tendríamos que inventar medicina. Todo es una consecuencia natural. 

Pregunta: ¿Quiere decir, que si no hiciéramos mal a los demás, no enfermaríamos? 

Respuesta: ¡Por supuesto! No habría enfermedades. Nada. Es la raíz de todo.

Pregunta: Al mismo tiempo, ¿dice también que es imposible hacer el bien a los demás con nuestra naturaleza? 

Respuesta: Es imposible. En nuestro estado, no veo forma de salir. 

Pregunta: Pero, ¿cómo podemos salir, para buscar el propósito de la creación? 

Respuesta: No creo que sea necesario, en absoluto, hablar de eso; porque no veo que sea posible hacer algo por la humanidad, con la humanidad, en la humanidad. No lo veo.  

Pregunta:, ¿Qué debería soñar y cómo podría acercarme más a ese sueño? 

Respuesta: ¿Cómo olvidarte de tí mismo y quedarte dormido? Duerme pacíficamente y para siempre. 

Pregunta: ¿Cuáles son sus esperanzas?

Respuesta: Seguir pensando en mi misión. Es decir, hablar de lo que sé. Entiendo que hay oportunidad de ir hacia una forma de vida completamente distinta,  opuesta a la que tenemos hoy. Estamos en total rechazo, en supresión mutua. Y el estado opuesto, es el amor mutuo sin límites. 

Digamos que inventamos un virus que nos come a todos y que empezamos a sentir que todos somos los parientes más cercanos que se sienten como uno. 

Comentario: Es decir, no podemos hacer nada por nosotros mismos, pero si un virus llega…. 

Mi respuesta: Tal vez podemos quererlo un poco. Y luego, estos virus caerán sobre nosotros y nos harán gente así. Esta es nuestra tarea más importante. 

Para lograrlo, antes que nada, es necesario que veamos quiénes somos ahora. Sin negar el mal que se encuentra en nosotros, sin resistirlo. Intentar entender, que pudiera haber una cualidad absolutamente opuesta. Porque en la naturaleza, todas las cualidades llegan en pares, unas opuestas a otras. Existe esa posibilidad, aunque no lo veamos.  

Y además, si lo deseamos, nos puede suceder ese cambio. Si no, olvídate de tí mismo y duérmete. Al menos no contaminarás el espacio a tu alrededor. 

Pregunta: Pero ¿puede suceder esa inversión? 

Respuesta: Tendría que pasar, pero es incierto cuándo. Y no es pesimismo. Es sólo un análisis real de los hechos normales de nuestra naturaleza. 

Pregunta: ¿Pero tendrá que suceder? 

Respuesta: Así lo pienso. Porque la naturaleza siempre se manifiesta en dos cualidades opuestas, una detrás de otra. Por eso, pienso que después del estado que alcancemos, como se dice, el fondo, será esa fase regresiva.  

Pregunta: ¿Y comenzaremos a entender que todo fue creado con amor y debería conducirnos hacia el amor? 

Respuesta: Sucederá por encima de nosotros, es decir, fuera de nosotros. Y nos influirá de tal forma que cambiaremos, nos volveremos absolutamente opuestos — amorosos.
[290218]
De Kabtv “Noticias con el Dr. Michael Laitman” 15/nov/21

Material relacionado:
Qué prevalecerá: el egoísmo humano o el amor
El problema no es el cambio climático: es la ausencia de cambio en la humanidad
La conferencia de Glasgow sobre el cambio climático, no cambia nada

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: