Un danza en un círculo

Debemos justificar al Creador en cada fase, en cada momento.  Así unimos correctamente todas las partes de la creación y las presentamos como un todo único. 

Este es nuestro trabajo, llevar la realidad que sentimos en cada momento de nuestra vida, a la unidad, sentir que pertenecemos a la fuerza única del Creador. Esta realidad se me revela, para que descubra e integre en ella, la fuerza que la conduce. 

En cada estado, necesitamos permanecer en la mayor adhesión posible, entre nosotros y con el Creador. Si trabajamos así en la decena, veremos que está arreglado desde arriba, como si estuviéramos danzando en un círculo, agarrados de las manos. Cada quien se eleva de acuerdo a su estado y el efecto es que uno se eleva y el otro cae. 

Pero, como lo hacemos juntos, todo se combina en una acción única y todos los ascensos individuales se combinan en una danza, en una actitud única hacia el Creador. Por eso, necesitamos esta danza interna, nuestra conexión interna.
[290954]
De la 1a parte de la lección diaria de Cabalá del 12/dic/21, “Amor por el Creador”.

Material relacionado:
Un grupo completo de diez
El grupo de diez es la clave para sentir el mundo superior
El futuro en grupo de diez

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta